Noticias en idioma armenio

Pashinian pide por la inclusión de Artsaj en la mesa de negociaciones

Reunion-consejo-de-seguridad-ArtsajEreván (RFE/RL).- El primer ministro de Armenia Nigol Pashinian volvió a pedir que Artsaj se incorpore al proceso de negociación. Fue el martes 12 de marzo, mientras se dirigía a sus principales asesores de seguridad, de cara a lo que será su primera reunión oficial con el presidente de Azerbaidján Ilham Aliev y los mediadores internacionales.

El encuentro de los Consejos de Seguridad de Armenia y Artsaj se celebró en Stepanakert y contó además con la participación del presidente de esta última república, Bako Sahakian.

En sus comentarios de apertura, el premier describió el concilio como “muy simbólico” y “sin precedentes”. También reiteró que la incorporación de Karabagh a la mesa de negociaciones será uno de los puntos clave de las conversaciones con Aliev.

“Esto no es un capricho ni una condición previa. Es una cuestión lógica que la introducción de Artsaj es clave para el proceso de búsqueda de paz”, subrayó el mandatario armenio, según cita su propia oficina de prensa.

Azerbaidján se ha opuesto a su inclusión como parte separada, insistiendo en que la región estaba “ocupada” por Armenia y la negociaciones solo debían realizarse con funcionarios de Ereván. Al mismo tiempo han planteado en repetidas ocasiones el problema de los azeríes desplazados de este territorio durante la guerra de 1988-1994.

Ante esto, Pashinian remarcó que a diferencia de Aliev, quien fue elegido también por la comunidad azerí de Nagorno-Karabagh, él no puede representar a esta región, ya que solo fue votado por los ciudadanos de la República de Armenia. A su vez, destacó que la comunidad internacional tiene su lugar a través del Grupo Minsk. “El proceso de negociación ha involucrado a todas las partes interesadas excepto a una. El problema es que nadie tiene la autoridad y la legitimidad para representar hoy en día a Artsaj en las negociaciones”, aseguró.

También describió como absurdas las afirmaciones que indican que con esto el gobierno de Ereván trata de desligarse de responsabilidades: “Armenia será el garante número uno de Nagorno-Karabagh y continuará participando en el proceso de paz”.

En su última declaración emitida durante el fin de semana, los copresidentes del Grupo de Minsk reiteraron que «una solución justa y duradera debe basarse en los principios fundamentales del Acta de Helsinki, incluyendo en particular el no uso de la fuerza, la integridad territorial, la igualdad de derechos y la autodeterminación de los pueblos».

“También debería incluir elementos adicionales, tal como lo propusieron los presidentes de Estados Unidos, Rusia y Francia entre 2009 y 2012, incluyendo: el retorno de los territorios que rodean Nagorno-Karabagh al control de Azerbaidján, un estado interino para Artsaj que proporcione garantías para su seguridad y autogobierno, un corredor que una Armenia con esta región, determinación de su estatus legal a través de una expresión de voluntad legalmente vinculante, el derecho de todos los desplazados internos y refugiados a regresar a sus antiguos lugares de residencia y garantías de seguridad internacional que incluirían una operación de mantenimiento de la paz”, expresó la troika mediadora.

Hablando en la reunión en Stepanakert, el primer ministro confesó que una de las cuestiones a resolver era si el gobierno de Armenia aceptaba estos tres principios y seis elementos como base de la negociación.

“Esta realmente es una pregunta importante, pero para responderla necesitamos hacer algunas aclaraciones importantes: ¿Qué pueden significar estos principios en la práctica? y ¿quién tiene derecho a interpretarlos? La forma en la que Azerbaidján interpreta estos principios es inaceptable para nosotros. Armenia tiene su propia disquisición, pero no tiene sentido porque nuestro objetivo no es participar en una guerra de palabras, sino tener un proceso de negociación eficiente. En consecuencia, la base de este proceso no debe dejar espacio para diferentes interpretaciones”, detalló el premier.

«Sin embargo, los principios y elementos propuestos por los copresidentes han dado lugar a todo tipo de interpretaciones en los últimos diez años. Por lo tanto, el objetivo más importante del próximo proceso de negociación debería ser aclarar los llamados conceptos principales: los tres principios y los seis elementos. Estamos listos para tal conversación» añadió.

Otro tema importante que señaló es el de preparar a los ciudadanos para la paz. En referencia a esto destacó: “Creo que es necesario enfatizar que esto no puede ser un tema separado de un solo gobierno. Tiene que ser un trabajo conjunto, por ejemplo la preparación de cara al pueblo de Azerbaidján no debería incluir solo al gobierno de este país sino también al armenio. Fue esta consideración que me obligó a hacer una declaración sin precedentes, de que cualquier solución al conflicto debía ser aceptable para los pueblos de las tres partes. Lamentablemente no escuchamos dichos similares por parte del presidente azerí. A pesar de esto estoy dispuesto a continuar el diálogo, no solo con Aliev sino también con los ciudadanos de Azerbaidján, porque estoy convencido de que estos son tan pacíficos como los de Armenia y Artsaj”.

Por su parte, Sahakian destacó que el reconocimiento a nivel internacional sigue siendo una prioridad para Stepanakert. Como resultado de la reunión, los Consejos de Seguridad de ambas repúblicas llegaron a la conclusión de que las capacidades de defensa de Artsaj están garantizadas y se encuentran en un alto nivel.

A su vez, las dos partes expresaron nuevamente su apoyo y compromiso para llegar a un acuerdo pacífico del conflicto, bajo el ala del Grupo Minsk de la OSCE y sobre la base de los principios fundamentales del derecho internacional, en particular el de la autodeterminación de los pueblos.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora