Noticias en idioma armenio

Pashinian y el presidente del parlamento acuerdan aliviar la tensión política

Luego del acto popular del 17 de agosto

pashinian-babloyanEreván (RFE/RL).- El primer ministro Nigol Pashinian y el presidente de la Asamblea Nacional Ara Babloyan acordaron el lunes apaciguar las tensiones políticas en Armenia tras las recriminaciones mutuas que venían intercambiado el actual gobierno y los antiguos líderes del país.

Ambos hombres se encontraron una semana después de que el legislador expresara su profunda preocupación por las declaraciones que el premier hizo en la manifestación masiva el 17 de agosto en Ereván.

Dirigiéndose a decenas de miles de sus seguidores, el mandatario había acusado a los jueces armenios de actuar bajo las órdenes de la anterior gestión y amenazado con crear “cuerpos de justicia transicional”. También anunció planes para impulsar enmiendas constitucionales que facilitarían la realización de elecciones parlamentarias anticipadas y pidió a sus partidarios que lo ayuden a promulgar estos cambios.

Importantes referentes del Partido Republicano reaccionaron furiosamente ante este discurso, culpando al gobierno de buscar sofocar la disidencia, chantajear al parlamento y tratar de controlar el poder judicial.

En tanto, Babloyan, quien pertenece a este último partido, acusó a Pashinian de someter al parlamento a “presión y coerción”. “Los dichos del mandatario en la concentración contenían mensajes extremadamente peligrosos para el orden constitucional”, comentó el 20 de agosto en una declaración.

El congresista agregó que discutirá sus “profundas preocupaciones” con el primer ministro, con el presidente Armen Sarkissian y con otros funcionarios armenios y diplomáticos extranjeros con presencia en Ereván. Por su parte, el premier también había expresado su disposición para reunirse con él.

Desde la oficina del presidente de la Asamblea Nacional confirmaron que ambos llegaron a un acuerdo durante la entrevista. En particular, coincidieron que todos en Armenia deberían disfrutar de “libertad de expresión y disenso”, que la independencia judicial no debía ser socavada y que los cuerpos de justicia transicional tenían que ajustarse a las leyes del país. Además se acordó que cualquier modificación a la constitución se promulgaría como resultado de “amplias discusiones políticas”.

Si bien desde el gobierno no emitieron ningún comunicado al respecto, Armen Sarkissian agradeció los “acuerdos” alcanzados. “Esperamos que se vean resultados positivos muy pronto”, aseguraron desde su oficina de prensa.

Hagop Badalian, un analista político radicado en Ereván, cree que el duro discurso de Pashinian fue una respuesta al regreso a la política del exmandatario Robert Kocharian. Vale destacar que algunos representantes del Partido Republicano no han descartado la posibilidad de cooperar con él.

El especialista sugirió que el bando republicano y Pashinian acordaron “restaurar el status quo”, que existía antes de esta guerra de declaraciones. “Creo que las palabras de Babloyan implican que no hay necesidad de justicia transicional, que las elecciones parlamentarias se realizarán según lo planeado y que el anterior gobierno no incumplió ninguna promesa”, explicó

El programa político del gabinete, aprobado de mala gana por la Asamblea Nacional, exige que se realicen elecciones legislativas dentro de un año. Bajo la constitución vigente, dicho sufragio anticipado solo puede realizarse en caso de que el primer ministro renuncie y la cámara no elija en dos ocasiones a su reemplazo.

En este sentido, el actual premier advirtió sobre la posibilidad de que las fuerzas opositoras con presencia legislativa instalen a alguien en caso de que él abandone el puesto. Es por ello que confirmó que su equipo político redactaría cambios para la constitución, que permitirían la disolución del actual congreso. En su habitual encuentro con la prensa, aseguró sin embargo, que este es “solo uno de los escenarios” considerados.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora