Noticias en idioma armenio

Putin espera que Rusia y Armenia se “estrechen” aún más

En su mensaje de salutación por la independencia

Putin-y-SargsyanEreván (RFE/RL).- El presidente de Rusia Vladimir Putin expresó su confianza en que Rusia y Armenia profundizarán aún más las ya estrechas relaciones “profundamente arraigadas en la historia”.

En la carta que envió al presidente Serge Sarkissian en el Día de la Independencia de Armenia, el jefe de estado ruso dijo que los vínculos ruso-armenios se están “enriqueciendo con prometedores proyectos en diversas áreas”. Esas relaciones también se consolidan por la pertenencia de ambos estados a la Unión Económica Euroasiática (liderada por Moscú) y la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), agregó.

“Estoy convencido que con los esfuerzos conjuntos vamos a garantizar más todavía el complejo desarrollo de las  relaciones estratégicas y de cooperación constructiva que mantenemos frente a los diversos problemas de alcance regional e internacional. Sin dudas, esto es en el mejor interés de los pueblos hermanos de nuestros dos países”, escribió el líder ruso.

Putin también congratuló a Sarkissian por la participación de los soldados rusos apostados en la base de Gyumrí en el desfile conmemorativo del 25° aniversario de la fecha en que la gran mayoría de los armenios votó por la independencia de una Unión Soviética en proceso de desintegración. Desde aquel colapso Rusia ha mantenido por cuestiones estratégicas su importante base militar en Gyumrí.

Los jefes de estado de Armenia y Rusia se habían reunido por última vez en Moscú a principios de agosto pasado en un encuentro en que los observadores aseguran sirvió para definir cuestiones relacionadas con el diferendo karabaghí. Luego de la “guerra de los cuatro días” de abril pasado, Moscú se convirtió por propia decisión en el líder de los esfuerzos internacionales para sostener el alto el fuego y lograr el reinicio de las conversaciones de paz entre Ereván y Bakú.

Putin fue el anfitrión de una reunión entre Sarkissian y el presidente de Azerbaidján, Ilham Aliev, en San Petersburgo en junio. Ambos mandatarios sugirieron después que habían hecho ciertos progresos en dirección a la resolución del conflicto, alimentando las especulaciones de los medios de comunicación que la intensa presión rusa sobre ellos había logrado su cometido. Sin embargo, ninguna de las partes volvió a referirse a ese tema en las últimas semanas.

Hollande en la misma dirección

Mientras tanto, el presidente francés Françoise Hollande reafirmó su “compromiso de hallar una solución justa y duradera del conflicto de Nagorno Karabagh” en su nota de felicitaciones enviada a la presidencia de Armenia. “Como he tenido la oportunidad de manifestarle durante nuestro encuentro del 9 de julio en Varsovia, estoy dispuesto a organizar una reunión en París con el fin de consolidar el proceso de paz en curso y discutir medidas para resolver este prolongado conflicto”, escribió Hollande de acuerdo a una comunicación de la oficina de prensa de Sarkissian.

El presidente francés parece referirse a su ofrecimiento de organizar una nueva reunión entre Aliev y Sarkissian este año. Pero hasta el momento ninguna de las dos partes ha dado algún paso en esa dirección.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora