Reconocimiento

17 de diciembre de 2019

Al Senado de los EE.UU. por la decisión unánime del 12 de diciembre. Este histórico reconocimiento del Genocidio Armenio se suma al de la Cámara de Representantes -por aplastante mayoría- del pasado 29 de octubre. Es ahora el Congreso estadounidense en su conjunto, el que acaba de ratificar su compromiso con la verdad histórica. Lo que hasta no hace mucho parecía un imposible, es hoy una realidad.

Al Senador Robert Menéndez, por su honesta e infatigable postura, por su perseverancia desde 2006 hasta la fecha -a pesar de todos los obstáculos- y por su emoción hasta las lágrimas a la hora de expresarse en el recinto del Senado. Al senador Ted Cruz por copatrocinar la resolución 150 y al conjunto de senadores que en esta ocasión –finalmente- dieron su consentimiento unánime.

Al Consejo Nacional Armenio de los EE.UU. (ANCA), por su incansable labor en pos de los derechos del pueblo armenio. A los integrantes de la oficina de Washington, de los comités regionales de ambas costas y de todas las filiales dispersas en múltiples estados del país, por su exitosa campaña de movilización de la comunidad armenia y por el profesionalismo que vienen demostrando desde hace décadas en el ámbito de la política estadounidense.

A la comunidad armenia de los EE.UU. en su conjunto, por erigirse en defensora de la causa nacional y especialmente a figuras de renombre internacional como Serj Tankian y Kim Kardashian, quienes se sumaron a la campaña, arrastrando con ellos amillones de seguidores en las redes sociales.

A la República de Armenia y a la diáspora, por no bajar las banderas de la reivindicación a 104 años de perpetrado el Genocidio. Por anteponer esta cuestión nacional a cualquier interés partidario o sectario y por llevar adelante una lucha continua, sin reparos, en pos del reconocimiento internacional.

Y a todos los Estados, Parlamentos nacionales y regionales, personalidades civiles y religiosas –entre ellas en primer lugar al Papa Francisco- instituciones, organizaciones y medios de prensa del mundo entero, que han sabido aceptar y reconocer la verdad histórica enfrentando todo tipo de presiones políticas por parte del Estado turco.
A todos ellos, nuestro reconocimiento en nombre de las víctimas del Genocidio, de los sobrevivientes y de las generaciones posteriores.
Con la convicción de que la herida cicatrizará –como lo expresa el diputado armenio Garo Paylan, un luchador desde adentro- sólo el día en que el Parlamento de Turquía reconozca el crimen de lesa humanidad, enfrentándose a la realidad de su historia. Aunque eso signifique esperar otros 104 años.

Dr. Ricardo Yerganian
Exdirector del Diario ARMENIA
ryerganian@diarioarmenia.org.ar

Compartir:

Comentarios