Resumen semanal desde Armenia: Referéndum como respuesta a la tensión en el sistema judicial

10 de febrero de 2020

Intensas tormentas de nieve provocaron el corte temporario de algunos caminos de Armenia. El acceso al Lago Sevan, ahora convertido en un bloque de hielo, fue uno de ellos. Mientras en la ciudad de Ereván, esta semana el invierno tuvo compasión brindando temperaturas que superaron los -8 ºC. Por supuesto, todo tiene su excepción y esta vez, las tormentas cubrieron las zonas circundantes al Tribunal Constitucional y a la Asamblea Nacional de Armenia.

El caso penal abierto contra el presidente del Tribunal Constitucional Hrayr Tovmasyan activó las brasas esparcidas alrededor del sistema judicial del país. Esta vez, el Gobierno fue tras el juez que, según sus perspectivas, está aliado con representantes del régimen anterior. En pocas palabras, es uno de los que ha quedado pendiente en el tablero para dar fin a la presencia del Partido Republicano en la esfera pública. De hecho, el primer ministro Nikol Pashinyan ha manifestado en varias oportunidades que el pueblo armenio percibe al poder judicial como una remembranza del antiguo sistema corrupto y no goza de legitimidad. El caso se remonta al periodo 2010-2013 durante el cual Tovmasyan se desempeñaba como Ministro de Justicia. Los cargos recibidos giran en torno al abuso de poder, obteniendo privilegios mediante el uso de su posición.

Por su parte, Tovmasyan declaró que el Tribunal Constitucional ha trabajado bajo una presión sin precedentes durante el último tiempo, aunque los jueces han aprobado decisiones que se reflejarán en importantes avances para el sistema legal de Armenia.

Aunque el Gobierno no cuenta con poderes directos para destituir a los jueces, en octubre la Asamblea Nacional hizo lo suyo para aprobar una ley que permite la jubilación anticipada de los miembros del Tribunal Constitucional, de modo que reciban una pensión equivalente a la de su salario actual aun sin ejercer sus funciones. Desde aquel entonces, el órgano parlamentario ha hecho intentos de destituir a Tovmasyan, quien hasta el momento se negó a renunciar voluntariamente al cargo. Sin embargo, sin perder más tiempo el Servicio de Investigación Especial inició un proceso de indagaciones en torno a él.

Estos movimientos de piezas por parte de las autoridades gubernamentales han generado profundos cuestionamientos por parte de la sociedad, en su mayoría, consciente de que la jugada oficial no fue limpia. La opinión pública no sólo se percibe en la calle, sino también en las redes sociales donde fueron varios los que lo han considerado como una apuesta ilegal del gobierno con el sólo objetivo de remover a los miembros desleales de la Corte Constitucional.

Pashinyan a toda marcha

Luego de importantes declaraciones durante su conferencia de prensa en la ciudad de Kapan la semana pasada, el Primer Ministro se contentó con el lanzamiento de su hit. Mediante la letra de su autoría e imágenes registradas durante el inicio de su caminata allá por marzo de 2018, la canción intenta reflejar el proceso de su posicionamiento como líder de la Revolución de Terciopelo.

Sin embargo, los discursos aún dan cuenta de su disconformidad respecto a ciertos puntos de la realidad político-social. En su última presentación, acusó al régimen anterior de intento de saboteo de su gestión y denunció la ilegalidad de la elección de Hrayr Tovmasyan como Presidente del Tribunal Constitucional. Tovmasyan no se quedó sin respuesta y calificó las afirmaciones del Primer Ministro como calumnias, solicitando que justifique sus dichos y presente pruebas dentro de los próximos 20 días si no quiere ser demandado por difamación.

Hoy, su prioridad reside en una reforma judicial que aleje al sistema del ambiente de corrupción en el que estaría sumido y Tovmasyan sería un impedimento para ello. Por su parte, la perspectiva de la oposición giró en torno a calificar las medidas de reemplazar a los jueces actuales por nuevos más favorables a la administración gubernamental como decisiones inundadas de cargas políticas. En términos de Edmon Marukyan, líder del partido opositor “Armenia Luminosa”, el camino elegido por las autoridades conlleva a un peligro para el Estado de derecho en el país.

Por su parte, la FRA – Tashnagtsutiún emitió un comunicado condenando a las autoridades gubernamentales de apropiarse indebidamente del poder judicial. El centenario partido acusó a los representantes de la Asamblea Nacional de idear proyectos que revocan el orden constitucional y amenazan la estabilidad del país. Por último, solicitó al primer ministro Nikol Pashinyan trabajar hacia la garantía del equilibrio entre los poderes. Esta es una declaración más emitida hacia la gestión Pashinyan por parte de la FRA – Tashnagtsutiún, instando al fin de su indebido accionar en la arena política.

La noticia sobre la escalada de tensiones llegó a la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, que solicitó moderación e instó a respetar los procedimientos legales para resolver la situación y actuar de acuerdo al Estado de derecho. A su vez solicitó que el gobierno recurra a la Comisión de Venecia, el órgano experto en derecho constitucional del Consejo de Europa, para obtener su opinión.

¿Alguien dijo referéndum?

Finalmente, el 6 de febrero la Asamblea Nacional fue quien tomó las riendas del asunto y aprobó la resolución de someter el futuro del Tribunal Constitucional a un referéndum. Los hechos condujeron a esta salida debido a que la Constitución armenia, propone someter a referéndum un proyecto de ley –obteniendo las tres quintas partes de los votos parlamentarios- si la Asamblea Nacional no aprueba un proyecto de enmienda de la Constitución. Así, el bloque mayoritario votó en contra de su aprobación en una maniobra técnica a los fines de derivar el asunto a un referéndum. De este modo, el proyecto de ley con modificaciones en el sistema constitucional y redactado por miembros de la alianza “Mi Paso” será sometido al voto popular el 5 de abril, fecha establecida luego de que el presidente Armen Sarkissian firmó la ratificación. Según la propuesta, se expulsaría a siete de los nueve miembros del Tribunal Constitucional de Armenia, quienes fueron asignados previo a la reforma constitucional en 2015 en el que Armenia se convirtió en un república parlamentaria, durante las gestiones de los ex presidentes Robert Kocharyan y Serzh Sargsyan- aunque un par de ellos vienen de las épocas de Levon Ter-Petrosyan.

Virus de tendencia

El año transcurre por su segundo mes y esta semana el Primer Ministro y el presidente de Armenia Armen Sarkissian realizaron su primera reunión del 2020. Como era de esperarse, la cuestión de la crisis del Tribunal Constitucional fue puesta en la mesa, como así también algunos datos sobre el cierre económico del año pasado. Sin embargo, la problemática de la expansión del coronavirus no fue incluida en el orden del día de los mandatarios, pero sí en la agenda mediática con gran intensidad.

Los sustos van y vienen. Desde el 27 de enero el Ministerio de Salud ha enviado especialistas a los diferentes puntos fronterizos para llevar adelante un control de pasajeros, especialmente los que arriban desde China. Previo a acceder a los puestos de control de pasaportes del aeropuerto Zvartnots, un hombre con su bolso en la mano, se acercó al punto de supervisión sanitaria y preguntó si habían detectado algún caso del virus en esos días. Un médico que portaba un barbijo respondió negativamente y agregó: “Estamos aquí para cuidarlos”.

A pesar de que tuvieron lugar algunos casos alarmantes que han transferido a decenas de ciudadanos a hospitales para su revisión, la situación se encuentra bajo control y no se han reportado casos de una nueva infección por el virus. Se están tomando las medidas preventivas necesarias en cooperación con los organismos pertinentes. Además de las zonas fronterizas, las medidas de prevención también han embarcado en los hoteles del país.

Elecciones artsajíes

La aerolínea Wizz Air anunció sus vuelos directos Ereván-Chipre a partir de junio, y unos kilómetros más allá, las elecciones presidenciales y parlamentarias de Artsaj ya tienen fecha: 31 de marzo. Y se consideran, las más competitivas de la región desde 1991. Los candidatos presentados son muchos y diversos, lo cual incrementa las posibilidades de una segunda vuelta. Aunque la revolución pashinyana no ha aterrizado a Artsaj, el viento de Ereván ha provocado cambios en el entorno político, en los planes de los partidos y en las intenciones de los políticos.

Algunos de los candidatos mejor posicionados en las encuestas públicas son el ex primer ministro Arayik Harutyunyan y el actual ministro de Relaciones Exteriores de Artsaj Masis Mayilyan. A su vez, Davit Ishkhanyan representa a la FRA – Tashnagtsutiún y mantiene sus días de campaña comprimidos con encuentros con representantes de diferentes sectores sociales. Tarde pero seguro; hace apenas unos días el portavoz del Presidente de Artsaj Davit Babayan anunció su candidatura por el Partido Conservador y prometió brindar mayores detalles más adelante.

En vísperas de estas elecciones, la Comisión Electoral Central (CEC) de Artsaj ha puesto todos los preparativos en marcha. Funcionarán 281 colegios electorales distribuidos por toda la región y las autoridades de la CEC garantizaron la transparencia del proceso. Las cartas ya están echadas para que la primavera entrante en Artsaj garantice el éxito de esta celebración democrática.

Betty Arslanian
Corresponsal en Ereván
beatrizarslanian@gmail.com

Compartir:

Comentarios