Noticias en idioma armenio

Resumen semanal desde Armenia: Posible contaminación en una mina de oro de Amulsar

Continúa el cuestionamiento ecológico por la mina de oro Lydian Armenia. Reunión entre el Presidente de Artsaj y el Representante del Presidente de la OSCE. Elecciones gubernamentales en Artsaj. Apertura de la filial 111 de Homenetmen en Artsaj.

A pesar de la hora y media que el primer ministro Nikol Pashinyan destinó frente a la pantalla de su teléfono celular para abordar la problemática del funcionamiento de la mina de oro Lydian Armenia instalada a los pies del cerro Amulsar, continuó la disconformidad de vastos sectores de la sociedad armenia. A modo de recordatorio, la semana pasada la resolución del Comité de Investigación Penal de Armenia, basada en los estudios realizados por la entidad Earth Link & Advanced Resources Development (ELARD), concluyó que la actividad de la mina no supone daños ambientales significativos ya que no se ha detectado flujo subterráneo de agua ni transmisión de contaminación desde Amulsar a las fuentes termales de Jermuk, al reservorio Kechut ni al lago Sevan. Por otro lado, la investigación no dio cuenta de daños significantes en el aire ni en los asentamientos aledaños. En este sentido, Pashinyan aseguró que la compañía minera ha respetado los estándares ambientales internacionales y ha aceptado 15 de las 16 medidas de mitigación de riesgos impuestos por ELARD, de los cuales 10 ya habían sido implementados.

Durante la transmisión en vivo del Primer Ministro, las redes sociales fueron desbordadas con publicaciones y comentarios que iban desde denuncias a palabras de apoyo. De hecho, Pashinyan detectó dos declaraciones de las más filosas repecto al caso y publicó en su cuenta de Facebook que una de las flaquezas de la realidad de Armenia son las posiciones basadas en los egoísmos y cálculos personales. Al respecto, manifestó que la vieja “cultura” de expresarse para que el gobierno le dé algo para taparle la boca funcionaba con las autoridades anteriores y no debe tener lugar en la nueva Armenia.

Sin embargo, ciertas declaraciones de funcionarios del gobierno y miembros del bloque “Mi Paso” también indicaron cuestionamientos al funcionamiento de la mina, lo cual dejó al descubierto algunas brechas en el seno de la facción oficialista y la ausencia de una posición unificada.

En representación del presidente Armen Sarkissian, quien hasta el momento no había intervenido en la problemática, su equipo de prensa emitió una declaración en el que manifestó que a pesar de que constitucionalmente no tiene la libertad de interferir en la labor de los cuerpos gubernamentales involucrados, está dispuesto a colaborar mediante su experiencia y asesoramiento en esta cuestión de importancia nacional.

Por su parte, la Federación Revolucionaria Armenia (FRA – Tashnagtsutiún) también se pronunció al respecto. Mediante un comunicado, manifestó que la tensión pública fue originada por las declaraciones inconsistentes de las autoridades del gobierno, las acciones irracionales y la ausencia de medidas para cumplir con las expectativas de la sociedad. A su vez, agregó que son motivo de gran preocupación las conclusiones arribadas que no logran ser persuasivas para los ciudadanos ni los círculos profesionales. Por último, instó a las autoridades a llegar a un acuerdo que responda al interés del Estado y sea aceptable para la sociedad, considerando la solidaridad pública, la explotación segura de los recursos naturales, la conservación de la biodiversidad ambiental y el desarrollo sostenible del país.

En teoría, el 11 de septiembre es la fecha a partir de la cual Lydian Armenia puede presentar su solicitud a la Corte de Arbitraje Internacional en el caso de no estar habilitados para reabrir sus puertas. Según algunos medios, Pashinyan se comprometió a liberar la zona de actvistas manifestantes antes de la fecha límite y proporcionar las condiciones necesarias para su normal funcionamiento.

Mientras tanto, el pueblo de la localidad colindante Jermuk continúa con los pelos de punta tras las posibilidades de que la actividad de la empresa minera vuelva al ruedo. Para aclarar la situación, el Primer Ministro culminó su semana sobre un escenario montado en aquella ciudad en una suerte de discusión abierta con los ciudadanos, quienes no vacilaban en intervenir bajo la expresión “Amulsar sin mina”. Parado frente a cuantiosas personas, aseguró que si existen pruebas reales sobre los efectos contaminantes que la mina produce en el ambiente, él será el primero en evitar su funcionamiento. Sin embargo, cuestionó el porqué no se autorizaría a la compañía a hacerlo si ya ha invertido cientos de millones de dólares para establecerse en el país y lo ha hecho de manera legal. A los fines de reforzar su respuesta, Pashinyan planteó la necesidad de equilibrar los intereses de todos los sectores (económico, ambiental, de seguridad). Al momento de que uno de los ciudadanos presentes le preguntó sobre su opinión sobre la explotación de la mina, el Primer Ministro respondió que su postura es absolutamente neutral en este conflicto y aseguró que no tiene ningún interés económico ni ligado a la corrupción.

La polémica promete extenderse algún tiempo más; mientras tanto, todos los actores intervinientes, desde activistas en defensa del medioambiente hasta autoridades políticas y expertos académicos se pronuncian mientras la discordia dure.

Así lo hizo el minsitro de Salud Arsen Torosyan, quien subayó que no tiene evidencias de que la mina suponga riesgos en la salud de los habitantes. Garantizó que el Ministerio de Salud ha participado del proceso de investigación y que, en el caso de comprobarse la existencia de daños ambientales, se tomarán los pasos adecuados para erradicarlos.

Otra de las preocupaciones del ministro Torosyan esta semana giró en torno al servicio de emergencias médicas. En una visita que realizó a la central desde la que se imparten servicios médicos de urgencia con ambulancias, subrayó la necesidad de fortalecer el vínculo entre el servicio de emergencias y las policlínicas, de modo que las primeras sólo se enfoquen en pacientes con necesidades de asistencia urgente. Según Torosyan, los llamados de quienes pueden dirigirse personalmente a los centros médicos son una de las razones principales de la demora de las ambulancias a los domicilios de los pacientes.

A su vez, el Ministro recordó que el plan de Gobierno había proporcionado fondos adicionales al Ministerio de Salud, de los cuales 500 millones de dram (más de un millón de dólares) fueron dirigidos al servicio de emergencias con los que se adquirieron 15 vehículos para Ereván y 14 para las provincias. Incluso prometió multiplicar el presupuesto a principios del año entrante.

Otro de los ministerios del gabinete que hizo anuncios importantes esta semana fue el de Educación, Ciencia, Cultura y Deporte. El ministro Arayik Harutyunyan se reunió con el Primer Ministro en un encuentro transmitido en vivo desde su cuenta de Facebook. Juntos indagaron sobre el estado de los campos en cuestión. Entre las medidas tomadas por el Ministerio, Harutyunyan mencionó la reducción del peso de las mochilas de los estudiantes de primaria y secundaria en un 30-40%, debido a que el material biliográfico han sido dividido según el plan de estudio para el primer y el segundo semestre.

Artsaj

Mientras tanto en Artsaj, la semana trasncurrió con algunos hechos concretos y reuniones de rutina. El presidente Bako Sahakyan recibió al representante personal del presidente actual de la OSCE Andrzej Kasprzyk con quien evaluó la situación reinante en la línea de contacto entre Artsaj y Azerbaiyán. El funcionario a cargo de asistir al Grupo Minsk también fue recibido por el ministro de Asuntos Exteriores de Artsaj Masis Mayilyan. En esta oportunidad, el Ministro mencionó la situación del prisionero armenio Arayik Ghazaryan detenido en Azerbaiyán y las posibilidades de que regrese a su tierra natal, de modo que las partes cumplan con sus obligaciones basadas en el derecho humanitario internacional.

Las elecciones gubernamentales de Artsaj se aproximan. En septiembre, los principios de autonomía y soberanía de la región atravesarán el desafío de consolidar aún más el trazo democrático mediante la elección de sus autoridades a través de las urnas. Para ello, el gobierno de Nikol Pashinyan se comprometió a asignar más de 33 millones de drams para cumplir con las misiones de observación que serán realizadas por las organizaciones “Transparency International” y “Union of Informed Citizens”. A partir de los cambios políticos radicales en Armenia durante los últimos dos años, probablemente el pueblo de Artsaj se encuentre bajo una fase reflexiva sobre cuáles podrían ser los movimientos de fichas en el próximo proceso electivo.

Pero hasta el momento, en Artsaj estos movimientos sólo se sintieron desde las placas tectónicas. Esta semana, el Servicio de Protección Sísmica del Ministerio de Situaciones de Emergencia de Armenia detectó un terremoto de magnitud 3.7 al noreste de Mardakert, aunque también se sintió en las ciudades de Goris, Shushi y Stepanakert.

Otra de las sacudidas de la semana artsají fue la apertura de la filial de Homenetmen en la región. Mediante el funcionamiento de una agrupación scout, la organización abrió paso a la ansiada filial número 111. Se realizó una ceremonia en la Plaza del Renacimiento en Stepanakert en la que participó el presidente Bako Sahakyan, quien posteriormente recibió en su despacho a los representantes de la Comisión Central de Homenetmen y al Comité Central de la FRA – Tashnagtsutiún de Artsaj. Una vez reunidos discutieron sobre el funcionamiento del movimiento scout en la región y los pasos siguientes. Sahakyan confesó que sus expectativas hacia Homenetmen en cuanto al desarrollo físico y espiritual de los jóvenes son grandes. Seguramente, con el correr del tiempo el mandatario sea testigo de cómo se materializan sus esperanzas.

Betty Arslanian
Corresponsal en Ereván
beatrizarslanian@gmail.com

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora