Noticias en idioma armenio

Resumen semanal desde Armenia: Protestas juveniles contra las reformas educativas

Protestas contra el Ministro de Educación, Ciencia, Cultura y Deporte de Armenia. Nikol Pashinyan recibió a Nikola Aznavour. Visita oficial del Presidente de Grecia a Armenia.

Un tímido sol dio fin a la semana laboral en Ereván; y el primer ministro Nikol Pashinyan decidió caminar las cuadras que separan la Casa de Gobierno del Ministerio de Asuntos Exteriores donde debía participar de un acto de graduación de diplomáticos. Los 15 minutos que debía durar la caminata se duplicaron cuando el mandatario se cruzó con un grupo de jóvenes militantes de la Unión Juventud Armenia de la FRA – Tashnagtsutiún que reclamaban la renuncia del ministro de Educación, Ciencia, Cultura y Deporte Arayik Harutyunyan. De hecho, una de las jóvenes quiso facilitarle su regreso a casa y le entregó a Pashinyan una ficha de metro para que se la haga llegar al Ministro.

A lo largo de toda la semana, los jóvenes de la FRA encabezaron una campaña en reclamo de la renuncia del ministro Harutyunyan, luego de que haya anunciado algunas reformas que inquietaron a las filas juveniles del partido. Entre las modificaciones propuestas en el proyecto de ley sobre educación superior, cada facultad tiene la libertad de establecer la obligatoriedad de las asignaturas lengua, literatura e historia armenia. La unión juvenil lo considera inadmisible, por lo que reclama su reinclusión, como así también la reincorporación de la asignatura historia de la iglesia armenia a la currícula escolar. Su disconformidad fue en alza con la línea prioritaria de financiamientos de proyectos que apoya este Ministerio utilizando el presupuesto público- en referencia a la subvención de $USD 10 mil para la producción de un material audiovisual sobre la vida de Meline Daluzyan, una atleta transgénero que renunció a su ciudadanía armenia y se estableció en un país extranjero. Considerándolo como una actitud inapropiada y en contra de los valores nacionales armenios, decenas de jóvenes militantes se acercaron a la sede del Ministerio con cajas vacías. Hovhannes, uno de ellos, hizo frente a los micrófonos de los periodistas y manifestó que no entrará sin autorización a la oficina del Ministro, pero junto a sus compañeros, le dejará aquellas cajas para que coloque sus pertenencias y se retire. Algunas horas más tarde, los jóvenes recogieron sus frazadas para hacer frente al frío durante su pernocte en la entrada del edificio.

Algunas horas posteriores al inicio de la campaña a favor de su renuncia, Harutyunyan brindó una entrevista para un reconocido programa televisivo en el que declaró que los miembros de la FRA – Tashagtsutiún no tienen derecho a meter sus narices en el sistema educativo del país. Como si fuera poco, concluyó que los militantes tashnagtsagán de Armenia, son diferentes a los de la diáspora con quienes mantiene lazos cercanos. Ante estas declaraciones y a modo de esclarecimiento sobre el real funcionamiento de las estructuras del partido, inundó las redes sociales una ola de videos producidos por las filas juveniles de diferentes países del mundo en apoyo a los jóvenes militantes de Armenia.

Por otro lado, se unieron al reclamo estudiantes de diferentes facultades de la Universidad Estatal de Yerevan, quienes también evidenciaron el peligro del futuro del sistema educativo armenio a partir de las reformas propuestas. En la entrada de la Facultad de Filología, Kevork, uno de los estudiantes, estaba rodeado de sus compañeros a quienes mencionaba que la figura del ministro Arayik Harutyunyan nada tiene que ver con la esfera educativa, científica, cultural y deportiva de la nación armenia; y que desde su asunción ha retirado el subsidio a varias revistas armenológicas, mientras destinaba los fondos a otros proyectos sin sentido. Su rostro expresaba enojo y todo indicaba que sólo la renuncia del Ministro lo conformaría.

A su turno, el Cuerpo Superior de la FRA – Tashagtsutiún realizó una conferencia de prensa en donde manifestó su apoyo a los jóvenes. Luego de la lectura del listado de las funciones que debería cumplir el Ministro de Educación , Ciencia, Cultura y Deporte, subrayó que las acciones de Harutyunyan están lejos de la expectativa. “Nadie tiene derecho a corromper la esencia nacional”, fue la conclusión de su comunicado.

Lo satánico

Podía ser una de aquellas mañanas calmas en la ciudad. Pero no. Debajo de la estación de metro de la Plaza de la República, se libraba una batalla entre un grupo de chicas vestidas de blanco que estaban desempeñando una intervención urbana feminista y algunos transeúntes molestos por lo que estaban viendo. Los hombres reclamaban a gritos que aquella performance era diabólica y nada tenía que ver con el arte. Inmediatamente, se sumaron algunas unidades policiales que intentaron calmarlos; pero nada impidió sus efusivas declaraciones sobre el “verdadero” rol de la mujer armenia.

Este escenario que parecía más bien un berrinche desde lo más conservador de la idiosincrasia trascendió la esfera política y encontró como blanco de culpabilidad al nuevo régimen gubernamental. Como respuesta, el Primer Ministro no vaciló en expresar que la revolución aportó libertad a la sociedad y no respetarla es retroceder como nación. “Ahora parece que hay una nueva tendencia, llamar satánico al trabajo creativo. ¿Hacia dónde estamos yendo?”, concluyó Pashinyan. Pero sus intervenciones no cesaron allí. El mandatario pasó un par de días ridiculizando el término a cada paso. De hecho, en una publicación de Facebook en la que transmitió el concierto del grupo brítanico de funk Jamiroquai, afirmó que, luego de una supervisión en el anfiteatro, puede anunciar que la zona se encuentra libre de seres satánicos. Horas más tarde, publicó una cabeza de ganado asada -una de las comidas tradicionales de Gyumri- bajo la inscripción “Existe la evidencia innegable de que hay grupos satánicos en la élite gobernante. Detalles pronto”. En aquellos instantes, toda su creatividad fue aplicada a las bromas en esta dirección.

Pashinyan en reuniones

Durante aquellos días, pero con matices de mayor seriedad, el Primer Ministro marcó la importancia de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva para la estabilidad y seguridad de la región. Los delegados de este organismo se encontraban en Ereván a los fines de llevar adelante su Asamblea Parlamentaria.

Al día siguiente, Nikol Pashinyan recibió a Nikola Aznavour, hijo del recientemente fallecido compositor, quien lo puso al tanto de los primeros proyectos de la Fundación Aznavour, entre los que se destaca la creación de un centro cultural en honor al reconocido artista.

Política Exterior

Mientras el ministro de Asuntos Exteriores Zohrab Mnatsakanyan se encontraba en Estocolmo firmando acuerdos de colaboración mutua con la Agencia Sueca de Cooperación Internacional para el Desarrollo, el ministro de Defensa Davit Tonoyan estaba en Georgia participando de la Conferencia Internacional de Defensa y Seguridad, y el presidente de Artsakh viajaba a Bélgica donde había concretado un encuentro con representantes del Consejo Nacional Armenio de Europa; el avión del presidente de Grecia Prokopis Pavlópulos aterrizaba en Yerevan. Su homólogo armenio Armen Sarkissian lo recibió y marcó las similitudes culturales e históricas de ambos pueblos. Como respuesta, el Presidente griego agregó al dolor como otro factor común y apoyó la lucha por el reconocimiento del Genocidio Armenio.

Por su parte, el primer ministro Pashinyan también se encontró con Pavlópulos y ahondó en cuestiones de cooperación entre sus países, como así también los lazos multilaterales entre Armenia y la Unión Europea, atribuyendo especial relevancia a la ratificación del Acuerdo de Asociación Global y Reforzado de Armenia-UE por parte de Grecia.

Serge Sargsyan y Estados Unidos

Una nueva aparición pública del ex presidente Serzh Sargsyan ofrece indicios de una nueva estrategia política del Partido Republicano de Armenia. En esta oportunidad, se reunió con la embajadora de Estados Unidos Lynne Tracy, quien reafirmó el compromiso de su país para apoyar los principios democráticos de Armenia.

Sargsyan planteó sus percepciones sobre el escenario político actual y sus preocupaciones en torno a la economía y a la seguridad del país. Tal como lo hizo hace una semana atrás en el acto de graduación del Colegio de Política del Partido Republicano, el ex presidente acusó al gobierno actual de populista y afirmó que el desarrollo de una verdadera democracia debería ser la respuesta a este gran desafío.

Caso Kocharyan

Al tiempo que se discutía sobre las asignaciones del presupuesto estatal para la esfera de la salud en el 2020, incorporando medidas destinadas a optimizar el monitoreo de programas públicos, las instalaciones de atención primaria y la aplicación de reformas estructurales; en el ámbito de la justicia circulaban malas noticias para el ex presidente Robert Kocharyan.

El Tribunal de Jurisdicción General rechazó la solicitud de la defensa de Kocharyan de liberarlo bajo fianza y decidió mantenerlo detenido bajo el cargo de transgredir el orden constitucional durante las protestas civiles de marzo de 2008.

A pesar de su condición de detenido, esta semana ha respondido a una serie de interrogantes enviados por una agencia de noticias sobre el panorama político de Armenia. Como respuesta, ha lanzado algunos ataques a la gestión gubernamental actual, refiriendo al alimento financiero estadounidense que recibe gran parte de los funcionarios del gobierno, el soporte de medios de comunicación pro occidentales, la orientación antirrusa de organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, la contribución de Pashinyan para alejar las bases militares rusas del país, la inexistencia de planes de desarrollo conceptual y de politica exterior, el debilitamiento de la posición armenia en torno a las negociaciones en torno a Artsaj, entre otros. La lista de acusaciones continúa y se intensifica aún más a medida que la causa penal del ex presidente gira en círculos sin otra salida que permanecer tras las rejas.

Betty Arslanian
Corresponsal en Ereván
beatrizarslanian@gmail.com

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora