Noticias en idioma armenio

Revelan que aumentó el número de presos en Armenia

Difícil realidad

armenian prisonEreván (RFE/RL).- Un informe dado a conocer por el Consejo de Europa revela que el número de personas detenidas en Armenia aumentó en un 38% en la última década. Dicha realidad va en contra de la tendencia existente en la mayoría de los países europeos donde la población carcelaria va en franco descenso.

De acuerdo a las estadísticas proporcionadas por la entidad Annual Penal Statistics (SPACE) que tiene su sede en Estrasburgo, en septiembre de 2015 había en Armenia unos 3.900 detenidos en distintas prisiones del país, mientras que diez años atrás en 2005, ese número no llegaba a 3.000 encarcelados.

La cifra se traduce en una tasa de población reclusa de casi 130 prisioneros por cada 100.000 personas, lo que es significativamente mayor que en países como Francia, Alemania o los Países Bajos. Sin embargo, del reporte del Consejo de Europa surge que el promedio de detenidos es mucho más alto  en países como Georgia (275), Azerbaidján (249) o la propia Rusia (439).

“El número de personas detenidas en prisiones europeas disminuyó un 6,8 por ciento desde 2014 hasta 2015″, dice el informe extenso que abarca todos los estados miembros del Consejo de Europa.

Ará Karagyozian, abogado defensor armenio, aseguró que el tamaño relativamente elevado de los presos en Armenia es en parte derivado del hecho en que las autoridades policiales locales tratan de mantener a los presuntos delincuentes en prisión preventiva. Raramente los tribunales armenios permiten la liberación de un detenido bajo fianza, situación criticada por largo tiempo por diferentes organizaciones de derechos humanos que también protestan por las duras condiciones carcelarias en prisiones y centros de detención en Armenia.

Según el informe, en 2014 fallecieron 38 internos en las cárceles armenias. Rubén Sarkissian, activista de una de las organizaciones citadas, dijo que la mayor parte de las muertes se debe a la ausencia de una adecuada atención médica. “No es ningún secreto que hay una falta de personal médico capacitado en nuestros establecimientos penitenciarios”, dijo Sarkissian a RFE/RL.

En tanto el abogado Karagyozian afirma que como consecuencia de la inadecuada alimentación proporcionada a los presos, muchos internos deben recibir su comida de familiares y amigos.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora