Noticias en idioma armenio

Se celebró el 87° Aniversario de la Iglesia Santa Cruz de Varak

Madagh comunitario en Flores

madagh-3Buenos Aires (Diario ARMENIA).- Como cada año la comunidad armenia de Flores y alrededores se dio cita el domingo 27 de septiembre en la Iglesia Santa Cruz de Varak para celebrar en esta ocasión su 87° aniversario, que coincidió con la festividad de Santa Cruz de Varak.

La Santa Misa fue oficiada por el archimandrita padre Maghakia Amiryan con el estupendo acompañamiento del Coro Krikor Naregatsí dirigido por la Prof. Sirán Zorian. En su homilía, el padre Amiryan recordó a los fundadores de la iglesia, destacando su entrega y sacrificio para alcanzar su objetivo. Dijo que en pocos lugares del mundo pueden observarse templos armenios que tengan a su lado un colegio. Agregó que ese detalle resume la visión de quienes crearon la institución. El sacerdote también hizo mención a la festividad de Varak y su significado.

madagh-4Luego del servicio religioso los numerosos presentes se dirigieron al Salón Eduardo Boyadjian donde el archimandrita Amiryan asistido por el párroco de la iglesia Der Arrnak Kahaná Haroutunian y los diáconos oficiantes procedió a la tradicional bendición del Madagh que sería posteriormente servido por los jóvenes alumnos del colegio, e integrantes de Unión Juventud Armenia, del Conjunto Kaiané y la asociación de exalumnos.

El evento fue conducido por el Dr. Alberto Aksarlian quien también dirigió la palabra a la concurrencia en nombre de la Comisión Directiva del Colegio Arzruní. Dijo entre otros conceptos: “Es quizás éste, un Madagh más en la historia de nuestra Iglesia Santa Cruz de Varak del barrio de Flores, pero se da en un año especial, el del Centenario del Genocidio Armenio ejecutado por el gobierno de los jóvenes turcos… No es casual que a un siglo de aquella barbarie, aún no reconocida por el estado turco, sucesor de aquel gobierno, aquí en la Argentina, los descendientes de los sobrevivientes, parte integrante de una enorme diáspora, nos reunamos nuevamente en torno a nuestra iglesia y colegio, para seguir profesando nuestras creencias, para seguir manteniendo nuestras costumbres, para seguir cultivando juntos nuestra identidad…

madagh-2Luego de hacer mención a los desafíos que en la actualidad enfrenta la nación armenia, el Dr. Aksarlian se refirió a la situación crítica de los armenios de Siria y la nueva embestida del gobierno azerí contra Armenia y Artsaj provocando la muerte de civiles y soldados, destacando que la actual coyuntura ya no es un factor latente sino una realidad bélica. Además mencionó como otro difícil problema la desigualdad social que hoy sufre la población de Armenia.

El orador cerró su discurso así: “Todos nosotros, insertos en las sociedades donde hemos nacido y desarrollado, junto a muchos otros que sin ser armenios ni descendientes se solidarizan con nuestra causa, transitamos este sendero de lucha permanente. Y el Colegio Armenio Arzruní es un fiel exponente de ello porque se desarrolla en la diversidad, porque día a día se cultivan los conocimientos, pero además se enseñan los valores más nobles del ser humano, porque aquí se educan y se forman personas solidarias y comprometidas no solamente con la causa del pueblo armenio, sino con todas las causas justas”.

madagh-1Ya en el final del Madagh, que tuvo una vez más una importante concurrencia y también la presencia de numerosos directivos de diversas instituciones comunitarias, la Comisión Directiva del Colegio Arzruní hizo entrega de un presente recordatorio al párroco Der Arrnak kahaná Haroutunian, quien en los próximos días regresa con su familia a la Madre Patria tras haber servido durante cuatro años en la Iglesia Santa Cruz de Varak.

En su agradecimiento, el padre Haroutunian dijo emocionado que inclinaba su cabeza ante la iglesia y sus fieles pidiendo perdón por los errores que hubiera cometido. Agregó que sentía reconocimiento hacia los directivos de la institución por la libertad que tuvo para llevar adelante su misión y extendió el agradecimiento hacia el Colegio Arzruní por haber recibido a su hijo quien se sintió muy feliz en su estadía en la escuela.

Por último el padre Haroutunian dio gracias a Dios por haberlo mandado a la Iglesia Santa Cruz de Varak y deseó fortaleza para ella y todos sus fieles.

Y mientras se servía el tradicional halvá con el que se cierra el Madagh, se sucedían los saludos y buenos deseos para el párroco que dará su última misa el próximo domingo 4 de octubre.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora