Noticias en idioma armenio

Se rindieron los ocupantes del edificio policial de Ereván

La crisis que hizo tambalear a Armenia

rendicionLuego de dos intensas semanas de enfrentamientos con la policía, el sábado 30 de julio, el grupo autodenominado “Temerarios de Sasún” depuso las armas y se entregó a las fuerzas especiales del Servicio de Seguridad Nacional               

Ereván (Diario Armenia).- El grupo opositor liderado por el activista Yirair Zefilian que se autodenominó como los “Temerarios de Sasún” tomó finalmente en la noche del sábado 30 de julio la decisión de entregarse a las fuerzas dependientes del Servicio de Seguridad Nacional

La sangrienta crisis había dado comienzo en la madrugada del sábado 17 de julio cuando el grupo encabezado entre otros por Varuyán Avetisyan, tomó por asalto el edificio de la subjefatura de Policía ubicado en el área de Erepuní no muy lejos del centro de la capital armenia.

artur-vanoyanEn el hecho perdió la vida el coronel de policía Artur Vanoyan (foto izquierda) y cuatro de sus subalternos recibieron heridas de diversa consideración. Entre los casi treinta individuos que ingresaron por la fuerza a la dependencia policial también hubo varios heridos, pero entre las informaciones proporcionadas por la policía y las que dejó trascender el grupo armado no hubo coincidencias en el número de víctimas y gravedad de sus heridas.

En una primera instancia los partidarios de Zefilian reclamaban su liberación por considerar su detención como un hecho político, pero con el transcurso de los días y viendo que el gobierno se mantenía en silencio comenzaron a agregar otras demandas como la renuncia del presidente Serge Sarkissian, la instauración de un nuevo gobierno que mejore la calidad de vida de la población y hasta reclamaron respecto las negociaciones por el diferendo de Karabagh y los rumores de devolución de territorios.

Cuartel tomadoTranscurrida la primera semana de la toma resultó evidente que el gobierno encabezado por Sarkissian apostaba al desgaste de los captores quienes permanecían totalmente aislados y hasta sufrían la ausencia de alimentos y medicamentos. Curiosamente, las autoridades también se mostraron permisivas con la prensa durante ese período pues fueron varios los medios que por medio de la web transmitían en directo los acontecimientos.

La facilidad con que llegaba el discurso del grupo Rebelion 4armado a la población y las reivindicaciones que hacían públicas -que iban en coincidencia a los reclamos populares en lo que se refiere a la situación sociopolítica armenia-, hicieron que de a poco un sector de la población comenzara a ponerse del lado de los “Temerarios de Sasún”.

Otros actores políticos que militan en las filas de la oposición como el parlamentario Nigol Pashinian intentaron ubicarse en el eje de los acontecimientos seguramente con la intención de obtener réditos propios en medio de una crisis que iba en aumento día tras día. Pero desde el riñón del grupo liderado por Zefilian, Pashinian y otros políticos fueron desmentidos y hasta desacreditados como supuestos intermediarios o mediadores.

Voces de alerta

manifestacionesAlgunas fuerzas políticas como la FRA-Tashnagtsutiún alertaron sobre el peligro de llevar adelante una acción que tiene como medio la fuerza para lograr ciertos objetivos sobre los cuales dijo coincidir en algunos, en especial los que se refieren a la situación social.

La FRA dejó en claro que era totalmente contraria a este tipo de manifestaciones que sólo podrían conducir a nuevas víctimas fatales en un enfrentamiento entre hermanos.

Algunos analistas también ponían de manifiesto la inconveniencia de colocar a Armenia en un contexto de violencia política, represión e intentos de golpe de estado, asemejándola con países de corte totalitario como Turquía.

Manifestaciones y represión policial

disturbiosDesde el primer día la Policía aisló el escenario colocando grandes vehículos de carga que cumplían por un lado la función de obstaculizar la visión y por el otro servían como vallado ante cualquier intento de ingresar por la fuerza al área.

Las manifestaciones comenzaron con unos pocos cientos de personas, pero con el correr de los días pudo observarse que cada convocatoria atraía a más gente.

Abundaban entonces militantes de base que expresaban su opinión y todo el escenario se asimilaba a un cabildo abierto.

plaza 3Pero de pronto las cosas cambiaron, hace pocos días en uno de esos mítines políticos que se llevaba a cabo en las inmediaciones de la calle Jorenatsí, epicentro de las protestas, un grupúsculo de personas no identificadas comenzó a arrojar piedras y otros objetos contundentes provocando una represión que derivó en la detención de decenas de personas, en su mayoría jóvenes. Muchos acusaron entonces a las autoridades de infiltrar agentes que incitaran a la revuelta para justificar el uso de la violencia contra los manifestantes.

Liberación de rehenes y supuestas negociaciones

Luego de los hechos a que hacíamos referencia, el grupo armado tomó la decisión de liberar a los dos jefes policiales secuestrados y los otros policías de menor rango que estaban en la misma situación. Se pensó en primera instancia que se trataba de un hecho ligado a supuestas negociaciones encabezadas por un general veterano de guerra de Artsaj, especie que fue negada de inmediato por Avetisyan.

pavel manukiançEn la madrugada del 27 de julio dos de los integrantes del grupo atacante se rindió luego de protagonizar -de acuerdo a la versión policial- un tiroteo con las autoridades. Pavel Manukian (foto izquierda) y de acuerdo a algunas versiones su hijo, fueron hospitalizados con graves heridas.

Luego de ese incidente donde en apariencia hubo más heridos, los rebeldes retuvieron al personal médico de la ambulancia que acudió para socorrerlos. Posteriormente liberaron a uno de los facultativos, pero retuvieron a los tres restantes y dijeron que les dejarían ir si les sustituía otra brigada de auxilio.

Se precipitan los acontecimientos

plaza 5En los últimos días las manifestaciones se hicieron más numerosas y frecuentes. También las autoridades policiales dejaron de lado la tolerancia y arremetieron contra manifestantes y periodistas por igual. Numerosos corresponsales, muchos de ellos de agencias internacionales como RFE/RL sufrieron heridas y debieron ser hospitalizados.

La concentración del 29 de julio fue aún más problemática pues los choques entre manifestantes y fuerzas policiales dejaron un saldo de cincuenta heridos y más de cien detenidos. Durante la misma uno de los activistas se roció de un líquido inflamable y se prendió fuego (foto). El manifestante fue internado en grave estado falleciendo días después como consecuencia de las heridas recibidas.

Intimación policial y desenlace

Rebelion 7Luego de que fuera asesinado otro policía en confusa situación aún no esclarecida -se habla de obra de francotiradores- , los mandos policiales anunciaron que ponían plazo hasta las 17 horas del 30 de julio para deponer las armas, bajo amenaza de utilizar medios de fuerza mayores para terminar con el conflicto.

“Luego de lo ocurrido en la tarde del 29 de julio las posibilidades reales de llegar a una solución pacífica se han agotado”, dijo el Servicio de Seguridad Nacional a través de un comunicado.

Declaración de Avetisyan

Varuzhan AvetisyanDando indicios firmes de lo que acontecería instantes después, Varuyán Avetisyan (foto), la cara visible de los líderes de los “Temerarios de Sasún” en entrevista con 1in.am dijo: “Teníamos dos opciones: La primera enfrentar a la Policía y generar más derramamiento de sangre de personas que nada tienen que ver con las decisiones tomadas por el régimen. La segunda, abstenernos del uso de la fuerza transformándonos en prisioneros políticos y continuar nuestra lucha desde otro espacio”.

En su declaración Avetisyan dijo estar satisfecho por la movilización popular que puede considerarse como un signo positivo de concientización popular.

Horas más tarde las autoridades difundieron un video que mostraba el momento cuando todos y cada uno de los integrantes de los “Temerarios de Sasún” abandonaba el área ocupada en carácter de arrestados luego de ser revisado por los efectivos policiales.

Seguramente la intención haya sido mostrar a la sociedad en qué situación se hallaban los detenidos.

 

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora