Noticias en idioma armenio

Serge Sarkissian impulsaría la creación de una nueva coalición de gobierno

El gobierno busca reordenarse para reducir las protestas populares

serge congresoEreván (RFE/RL y otras agencias).- La crisis que comenzara el pasado 17 de julio con la cruenta toma de rehenes en el asalto del edificio policial de Erepuní parece haber hecho mella en el gobierno armenio. Durante los días que tomó resolver el hecho protagonizado por una veintena de hombres, la mayoría de ellos reconocidos combatientes por la liberación de Artsaj, el Gobierno mantuvo un silencio difícil de explicar. Aunque después el vocero presidencial dijera que la prudencia los llamó a tomar esa decisión, muchos analistas coinciden en afirmar que hubo algo de incertidumbre y mucho de desconcierto y que sólo con el correr de los días y el desarrollo del nuevo escenario político creado, Sarkissian y sus ministros y funcionarios tomaron la palabra para descalificar a los “asaltantes”.

En cambio, gran parte de la clase política siempre tuvo en claro que a pesar que gran parte de las reivindicaciones proclamadas por los “Temerarios de Sasún” son válidas, sus métodos violentos flaco favor le hacían al país en arduos tiempos de preguerra.

 Este lunes 8 de agosto, se anunció que el presidente Serge Sarkissian y el Partido Republicano planean formar un futuro gobierno de coalición fundado sobre una amplia base de alianza con distintas fuerzas políticas. El jefe de estado prometió un “gobierno de acuerdo nacional” al hacer referencia al proceso legal iniciado luego de la rendición del grupo armado. “Puedo afirmar con certeza que en cuestión de meses tendremos un gobierno así conformado”, declaró sin extenderse en detalles.

Ya a fines de la semana anterior Herminé Naghdalian, una parlamentaria perteneciente al partido de gobierno y frecuente vocera del mismo, había anticipado que el gobierno tenía previsto arribar a una serie de acuerdos para compartir el poder con otros grupos políticos después de los comicios de 2017. “El Presidente y nosotros pensamos que como resultado de las próximas elecciones vamos a tener un gobierno en base a un amplio acuerdo político”, dijo la diputada luego de participar de una reunión con los más altos estamentos del gobierno.

El partido Republicano ya había cerrado meses atrás un “Acuerdo de Cooperación Política” con la FRA-Tashnagtsutiún que no implicaba necesariamente una coalición sino que básicamente se circunscribía a determinadas áreas donde la fuerza política más importante de la Diáspora tomaba el compromiso de intentar mejorar y proyectar cambios y estrategias que permitan vislumbrar un verdadero avance en la democratización de Armenia y su recuperación socioeconómica.

Naghdalian se negó a confirmar si ya se estaba negociando con otras agrupaciones políticas. “No estoy en condiciones de afirmar si esas negociaciones están en curso o si tendrán lugar en el futuro”, declaró.

Las elecciones parlamentarias se llevarán a cabo en 2017, exactamente un año antes de que Sarkissian finalice su último período presidencial y Armenia complete su transición al sistema de gobierno parlamentario. A pesar de que en una primera instancia Sarkissian había anunciado su intención de dejar el gobierno, más tarde sus propios compañeros del Partido Republicano sembraron dudas sobre esa teórica decisión, algo que la oposición criticó severamente.

En abril de 2008, Sarkissian formó al asumir su primera presidencia un gobierno de coalición con el Tashnagtsutiún, Armenia Próspera y Orinats Yerkir. Por diversas razones cada una de esas fuerzas se retiró paulatinamente, dejando todo el poder en manos de Serge Sarkissian.

Naira Zohrabian, actual titular de Armenia Próspera luego de la renuncia y salida de la política de su fundador Gaguik Tsarukian, se negó a comentar sobre si su partido está dispuesto a ingresar en otra coalición de gobierno. La parlamentaria se limitó a afirmar que es hora de dejar de prometer “reformas de imitación” y abordar con medidas genuinas la solución de los problemas que provocan el descontento popular.

Por su parte, Mher Shahgeldian, líder de Orinats Yerkir, fuerza recientemente rebautizada como Partido del Renacimiento Nacional, dijo: “La idea es aceptable para nosotros, sin embargo en estos momentos una cuestión semejante no es prioridad en  nuestra agenda política. Tenemos primero que crear una atmósfera adecuada para un acuerdo de este tipo”.

Otro probable integrante de la coalición proyectada parece ser el Congreso Nacional Armenio, un partido opositor encabezado por el expresidente Levón Ter Petrosian. Éste fue durante largos años un ácido crítico de Serge Sarkissian, postura que cambió luego de producirse en abril pasado la guerra de los cuatro días en Artsaj. En esa oportunidad, Ter Petrosian dijo que la oposición política armenia debía dejar de lado sus diferencias con el gobierno ante la seria amenaza que representaba una nueva  guerra con los azeríes. El ex presidente reafirmó su postura durante el enfrentamiento de las autoridades con los hombres armados.

Sin embargo, el Congreso Nacional Armenio se negó a hacer comentarios respecto la posibilidad de integrar una coalición con el actual presidente.

 

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora