Noticias en idioma armenio

Si de leer y escribir hablamos…

Colegio Armenio Jrimian

jrimian-2El año en el nivel Secundario estuvo pleno de proyectos. Y, en todos, la suave caricia de las letras dijo presente en sus diversas siluetas fantásticas y reales.

Tuvimos el desafío de emprender un Proyecto de Lectura diaria, que nos permitió a docentes y estudiantes, tener un contacto distinto a través de los textos que ellos y nosotros elegimos para compartir, reflexionar, escribir… y endulzar nuestros oídos en breves sesiones de lectura por fuera de los contenidos curriculares, una lectura que nos permitió generar espacios de encuentro, de juego, de disfrute y goce de la lectura en grupo, en conjunto. Leímos en el aula, en el patio, sentados en los bancos o en el piso, en ronda o como quisiéramos, con música, de a uno y entre todos… Una experiencia enriquecedora para los alumnos y los profesores, donde todos por igual fuimos portadores de lectura, pudimos admirar las caras asombradas de los chicos al ver que el mismo docente que les enseñó a hacer cálculos es el que les lee con pasión y entusiasmo un cuento, una novela, un poema… Cumplimos con el objetivo de fortalecernos como comunidad de lectores y con el deseo de compartir con nuestros estudiantes mucho más que una materia.

También tuvimos un gran “De un 24 a otro 24”, con  Walsh en escena de la mano del ingenio de los chicos, en un diálogo con Hrant Dink, textos y reportajes a periodistas destacados, los libros desenterrados, la radio, la puesta en perspectiva del concepto de “genocidio” también desde la propia historia de nuestro continente y los pueblos originarios, sus voces acalladas y su literatura pretendidamente inexistente.

Nos enriquecimos con la visita de Magda Tagtachian, nos arropamos en su calidez incomparable, que engalanó una manera distinta de festejar “El  día del libro”. Allí los estudiantes hablaron de sus libros preferidos con amor, nostalgia y emoción, sin dejar de agradecer el mensaje de “Armenuhí” y su armenidad tan tierna y tan veraz. Otra muestra de que la literatura es mucho más que libros y textos: es vivencia, experiencia, memoria…

Tuvimos la dicha de llevar adelante la muestra de teatro de los más chicos, que pusieron en juego su pluma y su cuerpo para dar forma y vida a historias de canciones de nuestra cultura nacional: rock, tango, folclore. Fue una experiencia muy particular, pues en muchos casos fueron las familias quienes aportaron las canciones a partir de las cuales los estudiantes escribieron sus textos. Se tendió un puente entre generaciones que dio lugar a que las mamás, los papás e incluso los abuelos aportaran sus anécdotas juveniles –o no- ligadas a canciones con historia y pudieran compartir con los chicos y los profes un rato distinto entre actuaciones que revelaron grandes actores, escenografías que dejaron ver el esfuerzo de muchos, guiones creativos y disparatados, risas, canciones, baile y aplausos.

Y llegó el Café literario institucional. Una vez más nuestro colegio abrió sus puertas a diez escuelas invitadas -técnicas, de adultos, privadas y estatales-, para escuchar a los jóvenes contando sus propios cuentos, de los que el compromiso brota naturalmente y nos enseñan a los adultos que no solo nosotros nos interesamos por los temas que nos preocupan como sociedad.

Estos son proyectos que generan espacio de intercambio, de crecimiento y aprendizaje para todos, para los estudiantes y también para los profesores, los preceptores, los directivos, pues cada uno desde su lugar de acción, desde sus saberes y vivencias, contribuye a la construcción de esta comunidad.

Y la construcción continúa, no termina con el año “esta máquina de leer”, como diría Beatriz Sarlo. Ya estamos pensando, imaginando y planificando cómo seguir este camino el año próximo, pues sabemos que seguir nutriendo a esta comunidad con historias fantásticas, maravillosas, realistas y futuristas es la herramienta para construir la sociedad que queremos, desde nuestra escuela y con lo que sabemos y nos apasiona hacer: posibilitar que los estudiantes se desarrollen como lectores y escritores críticos, como gozosos lectores y escritores, sobre todo en épocas de mutación cultural.

Susana Calzoni

Romina Vázquez

Profesoras de Prácticas del lenguaje y Literatura

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora