Noticias en idioma armenio

TUMO, una iniciativa educacional armenia que asombra al mundo entero

Hay sitios que no se pueden describir sólo con palabras. El centro TUMO en Ereván es uno de ellos. Tuve la ocasión de visitarlo el año pasado con un grupo de docentes griegos y armenios. Si bien conocía sobre su existencia, nada de lo leído y escuchado se compara con la admiración que se experimenta al visitar el lugar. Así pues, invito desde ya a los lectores que no lo conocen, a entrar en el sitio web https://tumo.org para hacerse una idea. Pero por sobre todo, los insto a visitarlo en un próximo viaje a Armenia.

La sede de TUMO y su entorno son un deleite para los ojos del visitante. El moderno edificio que lo alberga está situado en el parque Tumanian, una de las áreas verdes más grandes de la capital. Y de allí el nombre del centro, un apelativo afectivo e hipocorístico del apellido del genial escritor y poeta de todos los armenios, de quien, dicho sea de paso, se cumplen los 150 años de su nacimiento.

El diseño, las instalaciones y el equipamiento son lo primero que llaman la atención del visitante. Más de 450 computadoras, con muebles especialmente diseñados, se alimentan de espirales que bajan desde el techo, lo que permite una gran flexibilidad en el uso del espacio. Pero lo más valioso es ver a centenares de adolescentes, residentes en Armenia de entre 12 y 18 años, que participan de forma gratuita y sin exámenes de acceso, de un innovador modelo de aprendizaje de tecnología creativa. Es el “TUMO world”, un modelo de enseñanza y capacitación personalizada “después del aprendizaje escolar”, como lo han llamado sus inspiradores y creadores. Un lugar que estimula la creatividad en un entorno adecuado, sin cuotas, sin exámenes y sin títulos, y que sin duda es la clave para la educación del futuro.

Sin fines de lucro, el centro TUMO ocupa más de seis mil metros cuadrados en dos de las cuatro plantas del moderno edificio financiado por la Fundación Simonian. Con el arrendamiento de las dos plantas superiores a otras empresas, se cubren las necesidades operativas del centro, se financian actividades y programas educativos así como también el mantenimiento y remodelación del parque Tumanian, complementado con una amplia gama de instalaciones deportivas y de ocio.

En este centro, los jóvenes ejercitan su creatividad en varios ámbitos. Animación, desarrollo de videojuegos, diseño web y cine son las principales áreas. Pero también, de manera complementaria, realizan talleres sobre diseño gráfico, modelado 3D, programación, robótica, música, dibujo, escritura y fotografía. Además, acuden a workshops que imparten artistas llegados de otros países y participan en programas trimestrales sobre la disciplina que elijan.

El objetivo de los inspiradores de TUMO es ampliar los horizontes de los jóvenes armenios y darles la oportunidad de desarrollar su creatividad, descubrir su talento y adquirir la habilidad necesaria para afrontar los desafíos del siglo XXI, para sí mismos pero también para el país. La creación de empresas tecnológicas especializadas e innovadoras en el país ayudará a minimizar la emigración y a formar profesionales armenios calificados y competentes.

Desde que abriera sus puertas en septiembre de 2011 hasta el día de hoy, miles de adolescentes armenios han tenido la oportunidad de completar este original programa de capacitación tecnológica que nació de la visión e imaginación de Marie Lou Papazian, directora de Tumo, y de una pareja de armenios de la diáspora, Sam y Silva Simonian, quienes hicieron realidad lo que muchos han soñado: invertir en Armenia para el progreso del país, la capacitación de los futuros jóvenes profesionales y el bienestar de su población.

Al día de hoy, TUMO ya ha salido de la capital armenia y cuenta con centros en Dilijan, Guymri y Stepanakert, la capital de Artsaj. Pero no se va a quedar en las ciudades: sus responsables tienen claro que la mejor manera de luchar contra la emigración y la despoblación del país pasa por formar a los jóvenes de las zonas rurales y darles las facilidades para que, en el futuro, puedan trabajar desde sus pueblos. Por eso, los próximos centros se abrirán uno en Goghp, un pueblo en la región de Tavush, al noreste del país y otro en Masís, en la región de Ararat.

La forma en que opera el centro y el éxito logrado han despertado el interés de la comunidad educativa global, así como de los desarrolladores de software más importantes del mundo. Hasta la canciller alemana, Angela Merkel, quedó impresionada al visitarlo… Cabe señalar que trascendiendo las fronteras y con una red de franquicias, se acaban de inaugurar dos centros internacionales TUMO, en París y en Beirut. En la lista están Moscú, Tirana y otras ciudades.

Sería muy beneficioso que los responsables y docentes de nuestros colegios, que todos los años viajan a Armenia con los grupos de egresados, incorporaran el Centro TUMO a su programa de visitas en Ereván. Sin duda, los alumnos agradecerán el hecho de haber conocido un lugar único en el mundo, base innovadora de la futura Armenia.

TUMO Camp

Para adolescentes de la diáspora entre 10 y 18 años, interesados en tecnología y diseño y que quieran visitar Armenia y participar del TUMO Camp en verano, ver https://camptumo.com Hasta la fecha han participado cerca de 700 acampantes de más de 25 países.

Dr. Ricardo Yerganian
Exdirector del Diario ARMENIA
ryerganian@diarioarmenia.org.ar

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora