Noticias en idioma armenio

Turquía es una cárcel para los periodistas

Reporteros sin Fronteras

11_reporteros sin fronterasLa organización Reporteros sin Fronteras (RSF) expresó a través de su director, Cristiano Mihr que “Las masivas órdenes de arresto de los últimos días están dirigidas de forma inequívoca para silenciar a los periodistas incómodos”. ¡Preocúpense de sus propios asuntos!

En los casi dos años de Erdogan en la presidencia turca casi 2.000 personas han sido demandadas por injurias contra el jefe del Estado, en algunos casos simples chistes o comentarios a través de las redes sociales.

Más de cien medios de comunicación y una veintena de editoriales han sido cerrados en los últimos días por decreto del Gobierno turco al amparo del estado de emergencia proclamado a consecuencia del fallido golpe militar del 15 de julio. Cerca de 10.000 han sido perseguidas y puestas en detención preventiva según el ministro y 3.500 han sido liberadas. Además, unos 50.000 pasaportes fueron anulados, una “precaución contra el riesgo de fuga de terroristas”, precisó un responsable turco.

Del personal militar cuyo despido se anunció el miércoles 27 de julio, 149 eran generales y almirantes, lo que representaría aproximadamente el 40 por ciento de todos los generales y almirantes turcos.

El decreto dispone la creación de una Universidad de Defensa Nacional para la formación de oficiales, que dependerá del Ministerio de Defensa y cuyo rector será nombrado por el presidente del país entre tres candidatos propuestos por el Gobierno. El jefe del Estado Mayor, el general Hulusi Akar que se enfrentó a los golpistas y fue tomado como rehén seguirá en su puesto, así como los jefes de los ejércitos de tierra, aire y mar, agregó Kalin.

“Está del lado de los golpistas (…) El que planeó el golpe ya está en su país y lo están alimentando”, aseguró Erdogan, dijo en referencia a Gülen. El antiguo imán negó que estuviera implicado en el fallido golpe.

Mustafa Boydak, presidente del conglomerado familiar Boydak Holding Company, fue arrestado provisionalmente en la ciudad de Kayseri, en el centro de Turquía, junto a dos dirigentes de su grupo, anunció Anadolu.

El CPJ llamó a las autoridades de Turquía a terminar con la purga de medios de información, y liberar a todos los periodistas detenidos en este difícil momento para el país.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora