Noticias en idioma armenio

Una argentina por Armenia

Voluntaria en la Asociación Cristiana de Jóvenes

Es voluntaria en la Asociación Cristiana de Jóvenes (YMCA Argentina) desde hace más de diez años y protagonizó el primer viaje de intercambio con la sede armenia. Participó y colaboró en distintas actividades educativas y de esparcimiento, e incluso trabajó junto a los líderes armenios y sirio-armenios en la estructuración de un curso de liderato en Armenia.

 

                             Entrevistó Luciana AghazarianJimena-2

 

La YMCA (conocida en Argentina como ACJ, Asociación Cristiana de Jóvenes) es una institución de la sociedad civil creada en Europa a mediados del Siglo XIX. Se estableció en nuestro país en 1902 donde agrupa a más de 21 mil personas entre líderes, voluntarios, asociados, estudiantes, participantes de actividades y equipo profesional. 

En el mundo, la organización supera las 10.000 localizaciones a lo largo de 130 países. Jimena Jáuregui, Licenciada en Psicología y Profesora en Nivel Inicial, es voluntaria de esta organización desde los 15 años y cumplió los 27 en Armenia, protagonizando el primer intercambio entre la sede argentina y la del país del Cáucaso.

Jimena-1El circuito comenzó en Spitak, una ciudad al norte de Armenia, donde Jimena fue recibida por Kara Melkonyan, una joven de 26 años que es asistente de programas en la Unión Nacional de YMCAs Armenia, y Haik Khachatryan, secretario general de la Unión Nacional de YMCAs Armenia, quienes, además, la acompañaron durante toda la experiencia.

En la sede de Spitak se llevan adelante distintos programas que la voluntaria argentina conoció, como: Child care -algo similar a un jardín de infantes-, English Club, Puppet Theater -área artística donde los niños realizan actividades teatrales y su nombre se debe a que poseen una gran colección de títeres de manopla de tamaño real-, Scouting, Volunteer Club y Tensing -programa para adolescentes en donde a través del canto y el baile los jóvenes pueden desarrollar su identidad en un marco saludable-.

La segunda parada fue en el Syrian Armenian Camp, un campamento que se realiza en el predio “Yma Vanadzor’s Aramyan” en la ciudad de Pambak, provincia de Lorí. Es un espacio destinado a niños de entre 11 y 14 años, por un lado, y jóvenes de entre 16 y 16, pertenecientes a familias de la comunidad local Sirio-Armenia, que debieron dejar sus hogares a causa de la actual guerra en Siria. “El objetivo del campamento es ayudarlos a superar y comprender los efectos de la guerra. A su vez, se busca que puedan adaptarse a los nuevos cambios que están viviendo pero manteniendo su cultura y sus tradiciones”, cuenta Jimena que, en ese marco, trabajó en la planificación y evaluación de las actividades.

Jimena-5Jimena reconoce que la barrera del idioma se le hizo ancha al principio, pero pudo superarla rápidamente: “El equipo del programa realizó una propuesta de inclusión que merece ser destacada. Una de las temáticas del campamento fue el ‘día internacional’ en el cual presenté ante los niños, de manera dinámica, a nuestro país y nuestra YMCA. También organizamos carteleras trilingües en español, armenio e inglés”, relata. La voluntaria argentina, que cumplió años durante esta experiencia, destacó que “luego de haber pasado mis últimos tres cumpleaños en Ymcapolis, en Sierra de la Ventana –uno de los tres centros turísticos YMCA Argentina-, empezar mis 27 en el Syrian Armenian Camp fue inolvidable y puedo decir que me sentí como en casa”.

Como parte de su visita a Armenia, Jimena también participó del intercambio cultural entre YMCA Armenia y el Campamento “Becket Chimney Corners YMCA” ubicado en la ciudad Boston, EEUU. “En esta etapa estuve alojada en la ciudad de Spitak y, paralelamente, tuve algunas reuniones con Kara Melkonyan y Hayguhí  Karapetyan -Coordinadora de programas de intercambio de la Unión Nacional de YMCAs Armenia- con quienes trabajamos sobre los programas de Liderato. También nos acompañaron algunos líderes de YMCA Spitak y los dos líderes norteamericanos. Realicé una presentación sobre los programas de Liderato en Argentina y, posteriormente, trabajamos en conjunto pensando posibilidades de desarrollo en Armenia”, explica la Psicóloga y Maestra Jardinera.

Jimena-4La siguiente etapa fue el intercambio entre YMCA Armenia e YMCA Foothills de Los Ángeles, California. Fue la primera vez que se realizó este intercambio, del cual participaron líderes de entre 19 y 23 años, la mayoría de origen armenio radicados Estados Unidos. Durante diez días los participantes, incluida Jimena, estuvieron alojados en casas de familia en la ciudad de Ereván. Todos juntos realizaron distintas visitas turísticas pasando, por ejemplo, por el Monasterio de Keghart, el templo de Garní, la ciudad y el Monasterio de Tatev, el mercadillo de Vernissage, el lago Seván, el Monasterio de Hayravank y el Museo del Genocidio Armenio. Además, participaron del “Foro Juvenil” organizado por YMCA Ereván, que contó con la presencia de Vartán Hampardzumyan  de la Unión Europea de YMCAs.

La última posta fue otro campamento denominado “Next Generation Leaders Camp”. Allí, los adolescentes -participantes de los programas de todas las YMCAS en Armenia- se forman como líderes de la institución. “En este marco también realicé dos presentaciones sobre el liderato en la YMCA de Argentina y una posterior capacitación junto a los líderes armenios y sirio-armenios en la posible estructuración de este curso en dicho país, dado que un gran problema al que se enfrenta la YMCA de Armenia es que no existe, ni está estructurado, un curso de liderato allí. Incluso, en este sentido, los líderes tienen pocas instancias en las cuales participar y capacitarse. Ellos mismos me contaban que a veces los jóvenes participan de este campamento pero luego no continúan vinculados con la institución y, por lo tanto, no surgen nuevas generaciones de líderes”, asegura la voluntaria argentina.

Jimena-6En el cierre del intercambio Jimena se reunió nuevamente con el secretario general de la Unión Nacional de YMCAs Armenia con el objetivo de evaluar la experiencia y plantear la continuidad del vínculo. “Conversamos opciones y propuestas que la YMCA Argentina puede realizar con la comunidad armenia en nuestro país, como, por ejemplo, campamentos educacionales de verano con niños de la comunidad junto a líderes argentinos y armenios.

Me expresó que su mayor interés radica en que la realización de un intercambio incluya proyectos específicos con la comunidad armenia argentina. Desde YMCA Argentina estamos trabajando y pensando las posibilidades de concretar estas ideas. Por supuesto, este es sólo el punto de partida”, asume. Y concluye: “Por ahora puedo decir que así como conocí sirios-armenios, americanos-armenios, hoy, ya de vuelta en casa, yo me siento un poquito argentina-armenia”.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora