Vandalizaron un memorial del Genocidio Armenio en Rosario

26 de febrero de 2020

La Colectividad Armenia de Rosario informó que el memorial del Genocidio Armenio de la ciudad fue vandalizado.

"El año pasado, los y las jóvenes de la Colectividad Armenia de Rosario restauramos y reinauguramos el Memorial No me olvides, en el Parque de las Colectividades, en homenaje a nuestros antepasados que murieron o que huyeron del atroz exterminio perpetrado por el Estado turco. No duró ni un año", relató en un comunicado la comunidad armenia local. "El pequeño lugar del parque en el que los descendientes de armenios de Rosario plantamos nuestra memoria, fue pisoteado por un vandalismo que, queremos creer, no sabía lo que destruía".

Además, remarcaron que "a unos kilómetros de nuestra ciudad, el embajador de Turquía en Buenos Aires, S. Vural Altay, publicó la semana pasada en un diario de tirada nacional, la nota Sucesos de 1915: 'El genocidio es el crimen más inhumano y lamentable, no es una palabra que se deba decir a la ligera. (…) Los sucesos de 1915 no constituyen y no deben ser clasificados como tal”. El negacionismo permanece impune. Mientras los turcos siguen construyendo eufemismos –como “sucesos”–, para no escribir “Genocidio de 1915”, los armenios del mundo nos preparamos para conmemorar en abril, 105 años de aquella aniquilación de más de un millón y medio de personas".

Si bien reconocen que "el memorial armenio no es el único monumento vandalizado en Rosario", remarcaron que "esta destrucción en el marco de las palabras del embajador turco y a 2 meses del aniversario del genocidio, se nos ha vuelto más doloroso".

Asimismo, informaron que el memorial estará reparado para conmemorar el 105º aniversario del Genocidio Armenio el próximo 24 de abril. "Lo que seguirá aún sin reparación es la memoria, que es aniquilada con cada declaración de los funcionarios turcos. Seguirá sin reparación la historia de todos los armenios. Seguirá sin sanar la herida de todos los descendientes de armenios, que lo mínimo que le pedimos al estado turco es que se nombre, que se (re)conozca: fue genocidio".

El Consejo Nacional Armenio remarcó que se trató de una "violación contra nuestra memoria colectiva" y sugirió que "la sociedad en su conjunto debe repudiar estos brotes intolerantes". "El respeto y la defensa de la memoria, la justicia y la verdad no son frases publicitarias. El Estado, la política, las organizaciones de la sociedad y los ciudadanos debemos ser sus defensores ante este flagelo".

Desde la Cátedra Armenia de la Universidad Nacional de Rosario, manifestaron su repudio a la profanación del memorial. "En el mundo los políticos visitan los monumentos dedicados a víctimas de múltiples causas y conmemoran sus aniversarios, esto es importante pero no suficiente. Es necesario su compromiso para analizar las alertas tempranas, fortalecer las políticas de prevención, e implementarlas. Siendo la educación y la formación el camino para el aprendizaje en la responsabilidad, el respeto y la tolerancia desde una perspectiva multidisciplinaria y multisectorial", declararon.

View this post on Instagram

La memoria vandalizada El memorial del genocidio armenio en la ciudad de Rosario fue vandalizado: la información histórica fue arrancada de su soporte y pintada con aerosol, al igual que la placa de mármol que tiene grabado el monumento de Erevan Tsitsernakaberd (“La fortaleza de las golondrinas”). El año pasado, los y las jóvenes de la Colectividad Armenia de Rosario restauramos y reinauguramos el Memorial No me olvides, en el Parque de las Colectividades, en homenaje a nuestros antepasados que murieron o que huyeron del atroz exterminio perpetrado por el estado turco. No duró ni un año. El pequeño lugar del parque en el que los descendientes de armenios de Rosario plantamos nuestra memoria, fue pisoteado por un vandalismo que, queremos creer, no sabía lo que destruía. A unos kilómetros de nuestra ciudad, el embajador de Turquía en Buenos Aires, S. Vural Altay, publicó la semana pasada en un diario de tirada nacional, la nota Sucesos de 1915: “El genocidio es el crimen más inhumano y lamentable, no es una palabra que se deba decir a la ligera. (...) Los sucesos de 1915 no constituyen y no deben ser clasificados como tal”. El negacionismo permanece impune. Mientras los turcos siguen construyendo eufemismos –como “sucesos”–, para no escribir “Genocidio de 1915”, los armenios del mundo nos preparamos para conmemorar en abril, 105 años de aquella aniquilación de más de un millón y medio de personas. El memorial armenio no es el único monumento vandalizado en Rosario, por supuesto. Pero esta destrucción en el marco de las palabras del embajador turco y a 2 meses del aniversario del genocidio, se nos ha vuelto más doloroso. El memorial No me olvides –donde los descendientes de armenios de Rosario nos reunimos todos los 24 de abril para seguir pidiendo memoria, verdad y justicia– estará reparado para el 105 aniversario. Lo que seguirá aún sin reparación es la memoria, que es aniquilada con cada declaración de los funcionarios turcos. Seguirá sin reparación la historia de todos los armenios. Seguirá sin sanar la herida de todos los descendientes de armenios, que lo mínimo que le pedimos al estado turco es que se nombre, que se (re)conozca: fue genocidio

A post shared by Colectividad Armenia Rosario (@colectividadarmeniarosario) on

Compartir:

Comentarios