Noticias en idioma armenio

Venta de armas a Azerbaidján: Ereván califica de poco convincentes la explicaciones de Moscú

Conflicto de Artsaj

Putin-Aliev-julio-2017Ereván (RFE/RL).- “Las explicaciones de Moscú respecto a su nueva entrega de armas a Azerbaidján nos son convincentes”, dijo un alto funcionario del gobierno de Armenia. “Durante nuestros contactos oficiales o extraoficiales con nuestros aliados rusos, la cuestión del suministro de armas de ese origen a Bakú son el tema más espinoso de nuestra agenda”, expresó a la prensa Armén Ashotian, el titular de la comisión de relaciones exteriores de la Asamblea Nacional.  “Las justificaciones de la parte rusa son ciertamente discutibles y poco convincentes”, agregó el parlamentario.

Las declaraciones de Ashotian van en contra de la postura rusa que asegura que la venta en millones de dólares en armamentos es una cuestión comercial que también permite a Moscú a “mantener bajo control” a Azerbaidján y aumentar la estabilidad regional.

Rusia vendió equipamiento militar por más de cinco mil millones de dólares desde la firma de los contratos de defensa en el período 2009-2011. Pero la entrega de armas continuó sin cesar aún después que el gobierno armenio reaccionara en abril de 2016 al ocurrir el ataque azerí que inició una nueva escalada bélica entre Armenia y Azerbaidján.

A fines de junio pasado una nave rusa de carga entregó a Bakú un nuevo embarque de sistemas de misiles antitanque en un puerto del Mar Caspio. Y poco después, a principios de julio, el Ministerio de Defensa de Azerbaidján anunció la recepción de cientos de cohetes rusos termobáricos para sistemas de lanzamiento múltiple TOS-1A comprados recientemente.

Oportunamente, el presidente Putin había defendido el lucrativo negocio de armas con Bakú luego del reclamo de Serge Sarkissian. El mandatario ruso dio a entender que de todas maneras los azeríes podrían proveerse de armas en el mercado mundial pues sus enormes recursos provenientes del petróleo así lo permitían. Putin también argumentó que Rusia jamás había dejado de proporcionar ayuda militar a Ereván.

El viernes 21 de julio los presidentes de Rusia y Azerbaidján se encontraron en la ciudad rusa de Sochi, ubicada a orillas del Mar Negro. En su discurso de bienvenida, Putin hizo referencia a la persistente tensión en la región y aseguró que analizaría con su colega azerí el modo de aliviar la misma.

También el portavoz del gobernante Partido Republicano, Eduard Sharmazanov, criticó la permanente venta de armamento a Azerbaidján, pero dejó en claro al mismo tiempo que no existía la intensión de socavar el estrecho vínculo militar con la Federación de Rusia. En tanto, Ashotian, que es vicepresidente del Partido Republicano, argumentó que los desacuerdos son inevitables, incluso entre viejos aliados como Rusia y Armenia. “Armenia no tiene una convergencia absoluta con la agenda política exterior de ningún país, excepto con Artsaj”, dijo el legislador oficialista.

Rusia ha sido durante mucho tiempo el principal proveedor de Armenia de armas y municiones. Su ejército ha recibido armas rusas a precios reducidos o incluso de forma gratuita. El ministro de Finanzas Vartán Aramian reveló hace pocos días que Armenia está discutiendo con Rusia la posibilidad de obtener un nuevo préstamo que se destinaría a la adquisición de armas de ese origen.

De todas maneras, los volúmenes de compra son muy desiguales pues Armenia sólo pudo disponer de doscientos millones de dólares para reforzar sus fuerzas armadas frente a los miles de millones que gastó su declarado enemigo.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora