Noticias en idioma armenio

Alejandro Avakian: “Mantener viva la armenidad”

Alejandro Miguel Avakian es cordobés pero desde hace 21 años vive en Río Gallegos. Se formó en el primario de la Escuela armenia Sahag Mesrob, participó de Badanegán Miutiún y de Unión Juventud Armenia de la FRA. Su fuerte participación comunitaria en Córdoba fue lo que hizo que hace 10 años haya formado la Comunidad Armenia más austral y lejana de la Madre Patria.

Alejandro Avakian es médico especialista en clínica médica y medicina interna de profesión. Su familia fue siempre muy activa en la comunidad armenia de su Córdoba natal llegando a formar parte como dirigentes en las instituciones armenias. En Río Gallegos, donde vive desde hace 21 años, logró juntar a las familias armenias y formar la Comunidad Armenia de la Patagonia.

—¿Cómo es tu historia familiar?

—Nací en Córdoba Capital pero desde hace 21 años vivo en la Patagonia Austral. Formo parte de la familia Avakian de Córdoba, que ha dado, da y dará importantes y destacados miembros de la Colectividad Armenia de esa provincia, tanto a nivel cultural como deportivo y político institucional. Mis abuelos son originarios de una aldea armenia llamada Chomajlu, cerca de Guesaria y Tomarza. Ya en Argentina tuvieron cuatro hijos. Mi padre, Misael Avakian, fue un abnegado comerciante y fruto de su voluntad y empeño resultó elegido Primer Presidente de Homenetmen en Córdoba. De niño participé en los Aguiluchos (agrupación infantil armenia) en el Club Antranik. Luego formé parte de Badanegán Miutiún y finalmente como activo miembro de la Unión Juventud Armenia (UJA). Allí participé de innumerables acciones pro Causa Armenia y conocí en reuniones de delegados y campamentos a gran parte de los actuales dirigentes institucionales de la Asociación Cultural Armenia con quienes mantengo contacto. He sido designado, hace varios años ya, delegado del Consejo Nacional Armenio para Río Gallegos, rol que me da mucho orgullo.

—¿Cómo nació la idea de formar una comunidad armenia en Río Gallegos?

—Años después de haberme radicado en Río Gallegos impulsé el conocimiento casual de un par de connacionales armenios. Juntos, decidimos hacer un relevamiento exhaustivo de las familias armenias de la localidad con la idea de presentar un proyecto ante el Concejo Deliberante para nombrar una calle de la ciudad con el nombre de “Armenia”.

Exactamente hace 10 años realizamos la primera reunión en mi casa y desde allí la novel comunidad no ha dejado de realizar acciones tanto culturales como políticas reivindicativas y educativas.

La Comunidad Armenia de Río Gallegos es, sin dudas, la más austral del mundo y la más distante de la Madre Patria. El número final de integrantes es 12, contando integrantes de Calafate y El Chaltén.

Muchos han sido los logros de esta pequeña comunidad. Por mencionar los más destacados: Designación de la calle Armenia en Río Gallegos; participación en diversas Ferias del Libro con stand y charlas; participación constante en la Universidad Nacional de la Patagonia Austral (UNPA) con charlas y conferencias vinculadas a los reclamos e Historia armenia, trabajo en la Legislatura Provincial y en la Municipalidad de Río Gallegos para la Adhesión a la Ley 26199; muestras fotográficas en el Complejo Cultural Santa Cruz; presentación de obras de teatro; charlas educativas en diversos establecimientos educativos de nivel secundario; conmemoración anual del 24 de Abril de cada año con múltiples actividades; participación frecuente en los medios radiales, escritos y televisivos de la Provincia; designación de una plaza con el nombre de “Centenario del Genocidio contra el Pueblo Armenio”; inclusión del 24 de Abril en el Calendario Escolar Provincial, lo que permite realizar acciones institucionales; además de reuniones grupales culinarias realizadas en los domicilios familiares en forma rotativa, actividades que aparecen en nuestra página de Facebook.

Un objeto. Elegí estas calcomanías que guardo en mi mesa de luz que me remiten a las épocas de militancia juvenil en UJA. Con ellas forramos nuestras carpetas y pegábamos en cada vidrio o pared posible. Entendiendo a la Causa Armenia como el conjunto de los reclamos de la Nación Armenia. Es evidente que desde aquellos días , hemos avanzado mucho, pero aun el crimen permanece impune y nuestras territorios usurpados, Por eso seguimos luchando.

—¿Cuales son las dificultades para la comunidad en Río Gallegos?

—Siempre nos sorprende el nivel de recepción y atención que nos prestan las instituciones y los medios de difusión al punto que nuestras acciones están instaladas en la agenda anual. De más está decir que todas y cada una de estas acciones fueron realizadas “a pulmón”, ya que no contamos con fondos ni estructura administrativa.

En los últimos años, al visibilizarse nuestra presencia y acción, hemos recibido el apoyo de instituciones de Buenos Aires y Córdoba, tanto en el envió de material de difusión, CD’s musicales, como en la visita de delegados de las misma para participar de las actividades programadas. El Diario ARMENIA nos envía sus ejemplares en papel desde hace más de ocho años lo que nos ayuda a estar siempre actualizados.

Siendo muy pocos, y cada uno teniendo sus obligaciones, resulta difícil realizar tantas actividades, pero de alguna manera lo conseguimos.

La idea es mantener viva la amenidad, hacer conocer nuestra historia y nuestro reclamo ante la impunidad y negación del Estado turco, realizando tantas acciones y en cada lugar que nos sea posible.

Finalmente, pero de suma trascendencia, es el apoyo incondicional de mi esposa, María Esther y de toda la familia para la concreción de los distintos proyectos y desafíos que se van presentando.

Sofía Zanikian
Periodista
sofi.zanikian@outlook.com

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora