Noticias en idioma armenio

Armenia está cerca de recibir un nuevo préstamo del FMI

Doscientos cincuenta millones de dólares

FMIEreván (RFE/RL).- El Fondo Monetario Internacional está cerca de asignar un nuevo préstamo de 250 millones de dólares a Armenia. Desde esta entidad económica mundial ponderaron las políticas macroeconómicas del gobierno y la ambiciosa “agenda de reformas”.

Los enviados de este organismo informaron sobre un “principio de acuerdo a nivel personal” a última hora del martes, en lo que fue el fin de su visita de dos semanas en Ereván, que contó con conversaciones con el primer ministro y otros funcionarios.

“El acuerdo está sujeto a la aprobación del Directorio Ejecutivo del FMI, que se espera que lo considere en mayo de 2019”, aseguró el jefe de la delegación, Hossein Samiei, mediante un comunicado.

Este confirmó que el mismo se desembolsaría en distintas etapas durante los próximos tres meses. Está diseñado para “respaldar los planes de reforma del nuevo gobierno y fortalecer la capacidad de recuperación frente a las situaciones externas”.

“El ambicioso programa de reformas estructurales del nuevo gobierno se enfoca adecuadamente en combatir la corrupción, mejorar el entorno empresarial y desarrollar el capital humano y la infraestructura”, agregó el funcionario del fondo. “En este sentido, las medidas clave incluyen el establecimiento de una agencia anticorrupción, el fortalecimiento de la transparencia y el gobierno corporativo, y la implementación de políticas activas en el mercado laboral”.

Pashinian había reafirmado su compromiso para con estas reformas cuando se reunió con Samiei el martes. En aquel momento también destacó la importancia del apoyo del FMI para su implementación.

El programa de préstamos más nuevo de esta organización financiera para Armenia, que es de un valor aproximado de 115 millones de dólares, se lanzó en 2014 y se completó en 2017. En este sentido, el líder de la delegación ya había indicado que el fondo estaba dispuesto a proporcionar un nuevo préstamo al país durante una anterior visita a Ereván en marzo de 2018. En aquel momento detalló que mantuvo “discusiones productivas” con el entonces primer ministro Karén Karapetian y los miembros de su gabinete.

Esa visita se produjo pocas semanas antes del inicio de las protestas masivas que llevaron al cambio de gobierno. Las nuevas autoridades se comprometieron a continuar con los esfuerzos de sus predecesores (respaldados por el FMI) para mejorar la recaudación de impuestos y reducir el déficit del presupuesto estatal.

En su última declaración, Samiei hizo una evaluación en gran parte positiva de la situación macroeconómica en Armenia. Citó el crecimiento “sólido” registrado el año pasado, el aumento de los ingresos impositivo del gobierno, la caída del déficit fiscal y la baja inflación.

“Mirando al futuro, se espera que este incremento se modere a alrededor del 4,5% en 2019, lo que refleja un entorno mundial más débil. Este se mantendrá en 4 o 5 puntos a mediano plazo”, agregó.

Al mismo tiempo, el representante del fondo pidió una mejora adicional en la administración tributaria, diciendo que era fundamental para compensar las “pérdidas de ingresos” en el corto tiempo, algo que según él, sería clave en los importantes recortes de impuestos planeados por Ereván.

Las tasas de impuestos a las ganancias en Armenia actualmente oscilan entre el 23 y el 36%. El número más alto se establece para las personas que ganan 2 millones de dram (4.100 dólares) o más.

Un proyecto de ley del gobierno que se espera, que el parlamento armenio debata pronto, introduciría una tarifa plana para todos los contribuyentes individuales. Se establecería inicialmente en un 23% y se iría reduciendo gradualmente a un 20 por ciento. Los funcionarios del gobierno dicen que esto desalentará la evasión fiscal y estimulará un crecimiento más rápido en el país.

Samiei advirtió que los recortes de impuestos podrían tener efectos positivos en la economía solo a mediano plazo. “Por lo tanto, es crucial implementar el paquete previsto de medidas de política fiscal para compensar por completo estas pérdidas (en los ingresos impositivos), teniendo en cuenta el posible impacto de la reforma”, dijo el funcionario del FMI.

 

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora