Noticias en idioma armenio

Arte como terapia: usando la paleta de colores en el centro Nubarashén

Nubarashen-3Ereván (Tatev Khachatryan para Hetq).- ¿Qué colores y que diseño utilizarías si te dieran un conjunto de pinturas con los siete colores primarios y te pidieran que pintaras una imagen de ti mismo?

Comencé a pensar en esta pregunta cuando encontré una publicación en Facebook sobre una exposición llamada “Imágenes poco comunes” que tuvo lugar el 24 de octubre pasado en el Museo de Arte Moderno de Ereván.

En aquella ocasión se exhibieron las obras de ocho individuos con discapacidades psicológicas de la sala psiquiátrica de Nubarashén, quienes habían captado sus pensamientos en papel, principalmente en forma de pinturas.

Me interesó ver las mismas y me sorprendió gratamente observar como los artistas se mezclaban con los visitantes y les contaban sobre su trabajo.  Más tarde, supe que la muestra era una de las pocas ocasiones en la que ellos pueden salir de las instalaciones de la clínica y relacionarse con gente del exterior.

La diversidad de colores utilizados me llamó la atención. El club de arte se reúne dos veces por semana en este centro queNubarashen-2 atiende a 389 pacientes y al cual el gobierno le ha asignado 1.6 millones de dólares este año.

La institución posee también una biblioteca, un patio con hamacas y televisores en varias de las salas. Ruzanna Zohrabyan, una de sus trabajadoras sociales, dice que hace un mes se realizó un concierto y todos participaron cantando y bailando.

Mientras caminaban por los pasillos del edificio, los pacientes se acercaban a nosotros y nos preguntaban cuándo se celebraría el próximo show. También le preguntaron a la trabajadora social si le gustaba lo que habían interpretado.

“¿Puedo cantar una canción que yo haya escrito la próxima vez? Entiendo mejor las palabras y le doy más sentimiento”, preguntó uno de ellos. La música, además del arte, es conocida por su valor terapéutico, pero lamentablemente, el centro solo tiene una guitarra y un duduk para que jueguen.

Muchos en el club también disfrutan de la danza. Durante los recreos, el personal reproduce canciones en sus teléfonos para que puedan bailar. En el verano, estos descansos se llevan a cabo afuera, varias veces a la semana.

Nubarashen-1Gor Grigoryan, quien fundó y dirige la ONG de Asistencia para el Desarrollo del Arte, dice que les tomó mucho tiempo convencer a la gerencia de la institución que abrieran el club. Desde esta organización le dedican varias horas al centro, haciendo que con su pasión y sus pinturas la vida de los internados sea un poco más colorida e interesante.

Ellos mismos compran la mayoría de los materiales. Dado su costo, en este momento la pintura es la tarea preferida, aunque a los miembros del club también les gustaría trabajar con arcilla. Según dice el titular de la ONG, los pacientes han alcanzado un nivel en el que crean imágenes por su cuenta, utilizando su propia imaginación, en lugar de simplemente copiar algo.

“Se sienten bien por cambiar las cosas. Es una experiencia creativa para ellos, y ese es nuestro objetivo principal “, afirma Grigoryan y agrega que el éxito de la exposición de octubre lo convenció de que deben organizarse eventos similares durante todo el año.

Narineh Papyan, psicóloga de la clínica, destaca que muchos de ellos se alejan a nivel social porque no tienen familiares en el exterior que los visiten: “Solo interactúan con los médicos y otros miembros del personal. El arte, la música y el baile les ayudan a salir de su caparazón”.

“Algunos de los pacientes son músicos profesionales que, por varias razones, ahora están siendo tratados aquí. Esta actividad les permite mantener su autoestima, se sienten útiles aquí”, agrega la profesional.

Por su parte, Aned Bilyan, uno de moderadores de la muestra, que trabaja como voluntario en el club de arte, asegura que su objetivo a largo plazo es trabajar con psicólogos y psiquiatras para estudiar el arte producido por personas con problemas psicológicos y utilizar los hallazgos para desarrollar mejores terapias.

“Las condiciones actuales no permiten una diversidad de opciones en el tratamiento. A través del arte, he llegado a la conclusión de que las personas con problemas psicológicos son más rápidas para captar la información cuando se les dan instrucciones y se les brindan las herramientas para expresarse. Quizás es porque generalmente no tienen la oportunidad de relacionarse con los demás, por lo que aprovechan la oportunidad y son dos veces más rápidos para reaccionar”, detalla.

 


Antes de irme, los miembros del club recitan pasajes de Ieghishé Charentz y Vahán Derian. Cantan algunas melodías de Aznavour. Hablan de París y Ámsterdam, lugares que solo han visto en libros. Nos preguntan si volveremos y les prometemos que lo haremos.

Hay todo tipo de colores. Unos se desvanecen y otros brillan. Algunos nunca se usan o se emplean con moderación. Así que, pregunto de nuevo. ¿Cuáles utilizarías para pintar tu vida?

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora