Noticias en idioma armenio

Azerbaidján detuvo un civil armenio en la frontera

Hay otros tres detenidos por Bakú

Karén-GhazarianEreván (Fuentes diversas).- Karén Gazarian (foto),residente de un pueblo armenio fronterizo, fue arrestado por las autoridades de Azerbaidján luego de cruzar a este país en circunstancias poco claras el fin de semana. Desde el ejército azerí aseguraron haber capturado al hombre de 34 años mientras sus tropas frustraban una incursión armenia en su territorio.

El Ministerio de Defensa de Armenia negó rápidamente estas acciones y puntualizó que el detenido es un residente civil de Berdavan -una aldea de la provincia norteña de Tavush- que posee una enfermedad mental.

“Sufre problemas mentales y por eso no sirvió en las Fuerzas Armadas”, insistió Tigran Balayan, vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de Armenia, el lunes.

El alcalde del pueblo, Smpat Mughdesian, también confirmó que Gazarian vive en la comunidad local y sufre de estos trastornos. Además explicó que desapareció poco después de la medianoche. En este punto sugirió que el hombre perdió el rumbo y cruzó la frontera accidentalmente, ya que su casa se encuentra cerca de la misma.

Por su parte, Balayan explicó que ahora las autoridades armenias intentarán repatriar a Gazarian, incluso a través del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). Un representante de este organismo internacional en Ereván dijo que sus colegas en Bakú ya están tratando de visitarlo en su sitio de detención.

De acuerdo al CICR tres armenios se encuentran actualmente cautivos en Azerbaidján. Uno de ellos, Zavén Karapetian, fue capturado en junio de 2014, ocasión en la que Bakú también había dicho que frustró una incursión en su territorio. Ereván desestimó esa versión de los hechos diciendo que se trataba de un residente civil en Vanadzor, una ciudad armenia a unos 130 kilómetros de la frontera que cruzó por razones aún desconocidas.

Tres residentes de otras aldeas de Tavush se desviaron a Azerbaidján en 2014. Dos de ellos fueron tildados de “saboteadores” armenios por las autoridades azeríes y murieron poco después como consecuencia de la represión enemiga.

Karén Petrosian, un residente de 33 años de la aldea de Chinari, fue declarado muerto en agosto de 2014 un día después de ser detenido en un pueblo azerbaijano. El ejército azerí afirmó que murió de “insuficiencia cardíaca aguda”. Muchos en Armenia creen, sin embargo, que Petrosian fue asesinado o golpeado hasta la muerte. Estados Unidos y Francia expresaron en su momento su seria preocupación por dicha sospechosa muerte.

Por su parte, Mamikon Khojoyan, un residente de 77 años de otra aldea de Tavush, Verín Karmiraghpyur, murió en mayo de 2014, tres meses después de ser detenido del otro lado de la frontera en circunstancias similares. Los médicos dijeron en Ereván que había sufrido graves heridas durante su cautiverio.

Otro ciudadano armenio murió estando en prisión en Azerbaidján en 2010. Manvel Saribekian, un joven de 20 años, cuya aldea de Tutujur también se encuentra muy cerca de la frontera con Azerbaidján, fue mostrado como un trofeo en la televisión azerí tras su captura. El hombre fue encontrado ahorcado en un centro de detención poco tiempo después. Las autoridades azeríes aseguraron que se había “suicidado”

 

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora