Azerbaiyán continúa los ataques contra Armenia y Artsaj: hay un civil herido

10 de marzo de 2022

Desde el 9 de marzo, el Ejército de Azerbaiyán atacó continuamente a posiciones militares de Armenia y Artsaj (Nagorno Karabaj), como así también a poblaciones civiles pacíficas.

Las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán utilizaron armas de fuego de varios calibres, así como morteros en la violación del alto el fuego durante el 9 de marzo y luego durante toda la noche.

El Ejército de Defensa de Artsaj informó en un comunicado que alrededor de las 14:00-14:30 hs del 9 de marzo se dispararon dos proyectiles de mortero de 60 mm en dirección al área adyacente a la aldea Khnushinak de la región de Martuni en Artsaj, y luego desde las 15 hs hasta las 05:40 del 10 de marzo, las fuerzas azerbaiyanas utilizaron nuevamente morteros de 60 mm 15 veces en dirección este, disparando un total de 23 proyectiles en el área adyacente a la aldea de Khramort.

La misión rusa de mantenimiento de la paz en Artsaj fue notificada de las graves violaciones del alto el fuego cometidas por Azerbaiyán. El Ministerio del Interior de Artsaj informó que un granjero, Suren Baghdasaryan, nacido en 1971, resultó herido por el fuego del mortero. También se dañó un tractor.

La presidenta del comité parlamentario permanente armenio sobre la protección de los derechos humanos y los asuntos públicos, Taguhi Tovmasyan, marcó que Azerbaiyán continúa atacando desde el 6 de marzo a civiles pacíficos. “Azerbaiyán continúa con su política terrorista contra el pueblo armenio”, denunció, y llamó a la comunidad internacional a reaccionar urgentemente a esta situación. Según ella, si estos casos son vistos como una simple provocación, la repetición será mucho más profunda y consistente. “Además, hoy nuevamente los azerbaiyanos anunciaron en armenio en Khramort que la población debía abandonar el territorio, si no, serían expulsados ​​​​por la fuerza”.

La Cancillería de Artsaj informó que “el 9 y 10 de marzo, las fuerzas armadas de Azerbaiyán atacaron con armas de fuego de gran calibre a la población civil de las aldeas de Khnushinak y Karmir Shuka de la región de Martuni, y la aldea de Khramort de la región de Askeran, como resultado de lo cual un civil resultó herido”. Además, “en la noche del 8 de marzo, la tubería principal que suministra gas a la República de Artsaj resultó dañada, dejando a todo Artsaj sin suministro de gas. La sección dañada se encuentra en el territorio que ha quedado bajo el control de las fuerzas armadas de Azerbaiyán. Hasta el día de hoy, la parte azerbaiyana obstruye los trabajos de reparación del gasoducto y, como resultado, toda la población de Artsakh enfrenta una serie de problemas humanitarios que son particularmente graves debido a las condiciones climáticas frías”. También señaló que “la semana pasada, Azerbaiyán, a través de declaraciones por altoparlantes, instó constantemente a los residentes de Khramort a que abandonaran el pueblo, amenazando con aplicar fuerza física sobre los aldeanos”.

“La política oficial de Bakú es muy poco constructiva, como siempre, viola gravemente las disposiciones del derecho internacional, las bases de la humanidad, y en su esencia es una combinación de armenofobia, nazismo y terrorismo. El Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Artsaj condena enérgicamente las acciones provocativas de Azerbaiyán, que son una amenaza para la paz y la estabilidad regionales, un golpe para la misión de mantenimiento de la paz, un desafío para el mundo civilizado y no deben dejarse sin respuesta. Los acontecimientos recientes muestran una vez más los verdaderos objetivos de Azerbaiyán contra el pueblo armenio, Artsaj y su futuro”.

Compartir: