Noticias en idioma armenio

Christian C. Couyoumdjian: “El Fondo Armenia fue mi forma de adentrarme a la comunidad”

Christian Couyoumdjian nació con espina bífida y eso le impidió caminar. A partir de su experiencia, comenzó con All The Way Adaptive Travel, una empresa que surgió de la premisa de que todo el mundo debería poder disfrutar cómodamente de su viaje. Su familia siempre fue activa en la comunidad armenia de Vicente López y fueron los benefactores del Jardín Armenio de la zona.

Con su silla de ruedas como su gran aliada, Christian Couyoumdjian viaja para conocer los destinos que tienen Buena Accesibilidad Universal y así poder recomendarlos a quienes quieran salir de vacaciones o por trabajo. Menciona que a pesar de que lo están mejorando, Armenia no es un destino accesible para sillas de rueda y que la Catedral San Gregorio el Iluminador es de las pocas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que está preparada para el ingreso accesible.

—¿Cómo nació All The Way Adaptive Travel?

—A partir de mi experiencia de vida surgió All The Way. Nací con espina bífida y eso me dejó con una discapacidad desde el nacimiento. Por varios motivos me tocó viajar desde muy chiquito pero me costaba por la poca accesibilidad que tenían ciertos lugares. Las excursiones no se podían hacer o se hacían a medias. De grande seguí viajando y me di cuenta que había un problema muy grande que es la inclusión. Si estás en silla de ruedas o con bastones es muy difícil viajar. En All The Way le damos servicio a personas con discapacidad para que sea fácil y placentero viajar, que no se encuentren con diferentes problemas y tener que cambiar el modo de viajar o incluso desganarse. Empezó como una empresa familiar, una consultora de turismo inclusivo en el 2014. Trabajamos con DZ Travel porque nosotros no somos una agencia de viajes. Ellos se encargan de los pasajes, las reservas de hoteles y nosotros estructuramos el viaje, hacemos un coaching de cómo manejarse en cada aeropuerto y en las ciudades que van a visitar. Desde que la persona manifiesta el deseo de viajar lo asesoramos en la forma de hacerlo, en las distintas etapas y a que destinos ir teniendo en cuenta la accesibilidad que tiene. Esto ha cambiado mucho con el paso del tiempo. Ahora hay leyes mundiales y nacionales que facilitan un poco las cosas. Igualmente, todavía no está total ni correctamente hecho todo. Por eso es importante nuestro trabajo. Estamos intentando acercarnos al Estado pero no hemos tenido grandes encuentros. Tenemos diferencias en cuanto a cómo hacer las cosas. Nosotros somos muy cuidadosos en lo que recomendamos. Tenemos la vara un poco más alta de lo que es la Buena Accesibilidad Universal con respecto a la interpretación gubernamental.

—¿Justamente, cómo es la accesibilidad a nivel internacional?

—En Estados Unidos y Europa es un poco más fácil que en el resto del mundo. Igualmente, todavía se necesita guiar a las personas. Los lugares están preparados pero no hay nadie que te lo indique. Hemos mejorado mucho la experiencia de las personas.

Un objeto. La letra C del alfabeto armenio. También es la primer letra de mi apellido y al mismo tiempo mis iniciales, Christian C. Couyoumdjian.

—¿Tuviste la posibilidad de viajar para conocer sobre la temática en Armenia?

—Todavía no pude viajar, lo tengo pendiente. Tengo muchas referencias y leo mucho al respecto pero no se puede hablar de buena accesibilidad. En Ereván hay un intento y se está trabajando para mejorarlo pero no lo puedo recomendar como accesible. En las provincias del interior es más difícil. Como destino tiene muchísimo potencial. Lo que nosotros recomendamos lo hacemos con conocimiento, porque viajamos y lo probamos. La accesibilidad permite muy poco margen de error.

—Fuiste miembro del Equipo Argentino de Paracanotaje, ¿cómo sigue tu carrera deportiva?

—Por razones de salud tuve que dejar la carrera deportiva en el 2018 y me tuve que retirar. Actualmente sigo practicando deportes pero no desde el punto de vista federativo. Toda mi vida hice deporte porque fue parte de mi rehabilitación pero durante ocho años formé parte del equipo Argentino de Paracanotaje.

—¿Cómo es tu relación con la comunidad armenia?

—Creo que todo armenio en algún momento tuvo un acercamiento a la comunidad armenia. En mi caso trabajé durante un año en el Fondo Nacional Armenia y fue muy grato porque fue un primer acercamiento desde adentro de la comunidad. No fui a colegio armenio ni soy religioso, por eso el Fondo Armenia fue mi forma de adentrarme a la comunidad y encontrarme con un montón de gente.

—¿Cómo ves la accesibilidad de las instituciones armenias?

—No en todas las instituciones la accesibilidad es fácil pero no es una excepción a la Argentina. La Catedral San Gregorio el Iluminador es una de las pocas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que hay para visitar con accesibilidad. Es una particularidad porque la mayoría son edificaciones antiguas y no han sabido sortear estos obstáculos.

Sofía Zanikian
Periodista
sofi.zanikian@outlook.com

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora