Noticias en idioma armenio

Confirman los resultados de las elecciones parlamentarias

Comisión Electoral Central

Ereván (RFE/RL).- La alianza Mi Paso, del primer ministro Nigol Pashinian, tendrá 88 de los 132 escaños totales de la Asamblea Nacional, así lo informó la Comisión Electoral Central (CEC), luego de ratificar la rotunda victoria de la lista en la votación del 9 de diciembre.elecciones-2018

Los resultados finales, que confirman la victoria del oficialismo por un 70,4%, son prácticamente idénticos al conteo preliminar anunciado un día después del sufragio. A su vez, el Partido Armenia Próspera de Gaguik Tsarukian finalizó en segundo lugar con un 8,3%, obteniendo 23 lugares en el parlamento, mientras que Armenia Luminosa tendrá las 18 bancas restantes producto de su 6,4%.

Ambas fuerzas evitaron criticar directamente al gobierno durante la campaña, lo que llevó a varios a cuestionar su posición como opositores. El bloque de Tsarukian aún debe aclarar cuál es su posición con respecto al futuro. Por su parte, desde Armenia Luminosa insisten en que se opondrán al gobierno cuando asuman, pero hay que recordar que en los comicios pasados formaron parte de la alianza Elk, que encabezaba Pashinian.

Desde la CEC anunciaron además que tanto el Partido Republicano como la Federación Revolucionaria Armenia -Tashnagtsutiún no lograron superar el 5% mínimo necesario para ingresar en la cámara. De acuerdo a los números oficiales, solo llegaron al 4,7% y al 3,9%, respectivamente.

Este revés fue particularmente grave para la fuerza que encabeza Serge Sarkissian, que había triunfado en el sufragio legislativo de 2017. Es que el anterior partido gobernante fue uno de los críticos más duros de Pashinian y compañía previo a los comicios. También fueron el principal objetivo de los ataques del premier.

Las otras seis listas que participaron de las elecciones tuvieron peores resultados y ninguna sobrepasó el 2%. En contraste con votaciones anteriores, todos los candidatos aceptaron los guarismos finales. Sin embargo desde el bando republicano acusaron al primer ministro de abusar de los recursos administrativos y de promover la “intolerancia hacia los disidentes”, afirmaciones que desestimaron desde el gobierno.

Los observadores internacionales, desplegados principalmente por la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), describieron la votación como democrática. Un informe publicado por la delegación destacó la “ausencia en general de irregularidades electorales”.

Estados Unidos y la Unión Europea se hicieron eco de esta evaluación positiva. Incluso, desde el Departamento de Estado norteamericano indicaron que el proceso electoral “gozaba de una amplia confianza pública y respetaba las libertades fundamentales”.

Según la ley armenia los resultados pueden ser impugnados por el Tribunal Constitucional hasta el 21 de diciembre y los contendientes también tienen la posibilidad solicitar una anulación total o parcial. El presidente de la comisión reguladora, Tigrán Mukuchian, aseguró el domingo que no recibieron demandas de este estilo.

El titular de la CEC le dijo a la prensa que debieron recontarse las boletas en 57 de los casi 2000 recintos electorales de Armenia. En 22 de ellos, los fiscales detectaron violaciones menores, que según aseguraron no pueden haber tenido un impacto importante en los resultados generales.

 

 

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora