Noticias en idioma armenio

Crisis: En medio de las protestas, Sarkissian se defiende de las críticas

serge-primer-ministro-2Ereván (RFE/RL).- El expresidente Serge Sarkissian intentó justificar su decisión de mantenerse en el poder el martes 18 de abril, luego de que los legisladores lo eligieran como primer ministro en medio de las numerosas protestas que la oposición realizó por todo Ereván.

El mandatario denunció las movilizaciones en contra de su asunción, pero al mismo tiempo minimizó su importancia. Fue momentos después de que el parlamento votara por 76 a 17 a su favor para que ocupe el nuevo cargo.

“La gente no puede ser ingobernable. Si lo fueran, habría millones de personas en las calles”. Saben muy bien cuánta gente participa en realidad de estas manifestaciones”, expresó en la Asamblea Nacional.

El principal organizador de estas marchas, Nigol Pashinian, se comprometió por su parte a continuar su campaña, que según dijo se está convirtiendo en una “Revolución de terciopelo” contra Sarkissian. Frente a la elección por parte del parlamento, el político opositor le expresó al servicio de noticias RFE/RL que seguirá tratando de “paralizar el sistema de gobierno estatal” con actos pacíficos de “desobediencia civil”. Según afirma el activicta, la continuidad de este gobierno significaría un duro golpe para la democracia y el estado de derecho.

Por su parte, Sarkissian manifestó que su nuevo cargo no es equivalente a un tercer mandato ya que tendrá menos poderes de los que tenía como presidente de la república. “La gente aún no se ha dado cuenta de que ya no existe un mandato de un solo hombre”, argumentó en la sesión especial de la Asamblea Nacional, ensombrecida por las estrictas medidas de seguridad tomadas dentro y fuera del edificio.

Como era de esperarse, la candidatura de Sarkissian fue respaldada por los diputados del Partido Republicano y su socio menor en la coalición, la Federación Revolucionaria Armenia, además de contar con el respaldo de más de una docena de legisladores que representan a la alianza normalmente opositora del empresario Gaguik Tsarukian. Cabe destacar que este último no asistió a la sesión.

La votación fue boicoteada por Pashinian y por otros tres diputados de la alianza opositora Elk, mientras que los otros cinco parlamentarios de este bloque asistieron y votaron en contra de Sarkissian.

En su discurso de apertura, el flamante primer ministro admitió que puede continuar gobernando el país porque lidera el partido que ganó las elecciones parlamentarias del año pasado. Esto estará en línea con el sistema de gobierno parlamentario recientemente introducido, comentó.

“Estoy aquí, ante todo como jefe del partido gobernante, para manifestarme a favor de mi candidatura, ya que tengo suficiente influencia y posibilidades para asegurar el trabajo armonioso en las ramas ejecutiva y legislativa de la fuerza política que compone la mayoría parlamentaria”, detalló.

Sarkisian, quien completó su último período presidencial el 9 de abril, indicó que estaría equivocado al seguir manejando el país desde el detrás de escena, como presidente del Partido Republicano. Eso, según afirmó, significaría eludir la responsabilidad de las políticas gubernamentales.

“Para mí, como presidente del Partido Republicano, huir de la responsabilidad personal es inaceptable. Nunca lo he hecho y no lo haré. Esta es la razón principal por la que ahora estoy parado en este estrado”.

El líder armenio había declarado públicamente en 2014 que “no aspiraría” al puesto de primer ministro si Armenia se convertía en una república parlamentaria como resultado de los controvertidos cambios constitucionales. Pashinian y otros líderes de la oposición usan estos dichos y ahora lo acusan de romper la promesa para aferrarse al poder.

Sarkissian desestimó los reclamos de la oposición el martes, citando una ausencia en la práctica de sus ambiciones para servir como primer ministro y diciendo una vez más que su declaración de 2014 fue sacada de contexto.

El político de 63 años defendió también su mandato de una década durante una serie de preguntas y respuestas que siguió a su discurso de 20 minutos. Hizo caso omiso de las afirmaciones de la oposición de que la situación económica en Armenia se había deteriorado durante su presidencia. Además realizó una lista de datos económicos oficiales que muestran aumentos considerables en el PBI per cápita, en los depósitos bancarios individuales y en el número de automóviles desde 2007.

Sin embargo, el nuevo primer ministro sí reconoció un descontento generalizado por la situación del país: “Estoy seguro de que mucha gente en Armenia, al menos el 60 por ciento o tal vez incluso más, está descontenta. Pero ser infeliz no significa protestar y rechazar todo”.

“En cualquier familia, los niños pueden estar descontentos con sus padres o viceversa. Pero eso no significa un conflicto “, agregó. Sin embargo, los legisladores opositores se burlaron de estos argumentos. “Si todo es tan bueno, ¿por qué todo está tan mal?”, preguntó Edmon Marukian de Elk.

Este legislador acusó a Sarkissian de haber perdido el contacto con la realidad y de construir un sistema parlamentario falso. “Hay dos mundos: tu mundo y el mundo en el que vivimos”, le dijo al expresidente.

Otro líder de Elk, Aram Sarkissian, denunció que el premier entrante tampoco ha cumplido su promesa de 2008 de derribar un “muro de malentendidos” entre los armenios y sus gobernantes. “El muro ahora rodea este edificio”, dijo, aludiendo a la fuerte presencia policial fuera del complejo parlamentario.

Serge Sarkissian rechazó las críticas de la oposición cuando tomó la palabra, tanto antes como después de la votación. Acusó a sus oponentes políticos de usar “selectivamente” figuras económicas para “denigrar” su legado.

Los altos legisladores republicanos también defendieron a su líder. La cabeza a nivel parlamentario del partido gobernante, Vahram Baghdasarian, alegó la existencia de una “raza” opositora para desacreditar a los líderes del país.

Armen Rustamian de la FRA dijo, por su parte, que tanto su partido como su aliado ya han sentado las bases para una “Armenia justa”. La elección de Sarkissian como primer ministro “abrió una nueva página para el futuro digno de nuestro país”, dijo.

 

Putin felicita a Sarkissian por su elección

El presidente ruso Vladimir Putin, se comunicó telefónicamente con Serge Sarkissian a última hora del martes y lo felicitó por convertirse en el nuevo primer ministro de Armenia y extender así su gobierno.

“Ambas partes enfatizaron la importancia de lograr un mayor desarrollo de las alianzas y la cooperación en todas las direcciones”, dijeron desde el Kremlin en una transcripción de la conversación que se produjo horas después de que el mandatario fuera elegido por el parlamento armenio.

Putin envió además un mensaje por escrito a su par, el que fue publicado por la oficina del primer ministro. En el mismo, expresó su confianza en que el gobierno ayude a “fortalecer aún más el vínculo ruso-armenio”.

El mandatario del país eslavo destacó también la “alta autoridad política” del líder armenio y el apoyo popular a la “política de reformas” de este último destinada a resolver con eficacia los problemas socioeconómicos que enfrenta Armenia.

Al parecer, Putin es el primer líder extranjero en felicitar a Sarkissian, que seguirá siendo el hombre más poderoso de Armenia bajo el nuevo sistema parlamentario de gobierno. Ambos políticos habían sostenido también conversaciones en noviembre.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora