Cuatro soldados de Azerbaiyán serán enjuiciados por crímenes de guerra

14 de diciembre de 2020

Cuatro soldados del Ejército de Azerbaiyán que se filmaron cometiendo crímenes de guerra serán llevados a juicio por la Fiscalía General azerí, según se anunció el 14 de diciembre.

Rashad Aliyev y Gardashkhan Abishov, ambos sargentos subalternos, son acusados ​​de “profanar los cuerpos de los militares armenios muertos durante las hostilidades en la región de Zangilan”, mientras que otros dos soldados, Arzu Huseynov y Umid Agayev, fueron acusados ​​de cometer “actos insultantes al destruir lápidas armenias en el cementerio de la aldea de Madatli en la región de Khojavend”. Los cuatro fueron puestos bajo custodia.

Según un comunicado emitido por la Fiscalía General de Azerbaiyán, “se realizarán las investigaciones necesarias sobre otros videos difundidos en las redes sociales y se proporcionará al público información detallada sobre los resultados”. La declaración también dice que tales “actos criminales cometidos por los militares de la República de Azerbaiyán son inadmisibles y contradicen la mentalidad del pueblo azerbaiyano, que es tolerante, tiene valores multiculturales y es históricamente humano”.

Hasta el momento, no hubo sanciones oficiales del Ejército azerbaiyano ni condena de las autoridades, luego de la decena de videos de decapitaciones, mutilaciones, torturas y asesinatos por parte de soldados de Azerbaiyán contra prisioneros de guerra armenios.

El 10 de diciembre, Amnistía Internacional verificó la autenticidad de tres videos que mostraban asesinatos durante la guerra de Artsaj. Dos de los videos mostraban decapitaciones de civiles armenios por parte de soldados azerbaiyanos, y uno muestra a un soldado armenio clavando un cuchillo en el cuello de un guardia fronterizo azerbaiyano capturado. En las redes sociales se conocieron decenas de videos de grupos de soldados azerbaiyanos cometiendo crímenes de guerra, filmados y publicados por ellos mismos, lo que se correspondería con un patrón de impunidad por parte del Gobierno azerí, que mantiene desde hace años una postura estatal de condonación de crímenes contra armenios.

Compartir: