Noticias en idioma armenio

Décimo aniversario de la muestra “De un 24 a otro 24″ del Colegio Armenio Jrimian

Encuentro por los derechos humanos

Jri-7En la mañana fría del miércoles 13 de junio se realizó la ya tradicional muestra “De un 24 a otro 24″ en el Colegio Armenio Jrimian, la Institución Educativa de la Asociación Cultural Armenia.

La actividad contó con la presencia de Victoria Montenegro, legisladora de la Ciudad de Buenos Aires y presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Darío Díaz Pérez, senador provincial por Buenos Aires, Pedro Mouratian, especialista en discriminación del Centro de Estudio para la Gobernanza y asesor institucional del Colegio Jrimian, Adriana Kalaidjian docente, exalumna y hermana de Elena Kalaidjian, la estudiante del Jrimian desaparecida durante la última dictadura cívico-militar, el periodista Cristian Sirouyan, Kevork Dolmadjian, en representación del Gomidé Aram Manukian del Tashnagtsutiún y de la Asociación Cultural Armenia, Nicolás Sabuncuyan, director del Consejo Nacional Armenio de Argentina, Juan Manuel Peralta, del Área de Investigación del Museo Malvinas, el Diario ARMENIA, la agencia de noticias Prensa Armenia y miembros de Unión Juventud Armenia, así como también alumnos de los colegios Mekhitarista y Arzruní.

Victoria Montenegro, nieta restituida, felicitó a la comunidad educativa por el trabajo realizado: “No pensé que fuera tan fuerte el trabajo que vienen realizando. Lograron unir las historias de los dos pueblos a partir del dolor que nos marcó, de la injusticia y del genocidio y convertirlo en memoria viva que la juventud transforma en nuevas voces. Lo más importante de compartir la memoria es que estas historias no se repitan nunca más. Ver a los chicos comprometidos me llena de fuerza y esperanza”.

El exintendente de Lanús, Darío Díaz Pérez, opinó en ese sentido: “Este colegio no hace política partidaria, hace política educativa profunda para que en la memoria de todos nosotros, adultos y chicos, nos quede qué significa la libertad, la justicia y qué significa elegir gobernantes que defiendan todos estos conceptos, sean del partido que sean”.

La muestra, a un día del comienzo del Mundial de Rusia 2018, abrió con un video recordando publicidades del Mundial ’78 y el discurso del exdictador Jorge Rafael Videla cuando inauguró el evento deportivo, intercalado con imágenes del Genocidio Armenio. Luego, se invitó a los presentes a recorrer los pasillos, aulas y demás espacios del colegio, intervenidos con carteleras, propuestas y frases.

Hubo proyecciones de cortos producidos por los alumnos, un sector de “mujeres a través de la historia”, donde se reivindicó el rol de referentes y luchadoras por los derechos humanos armenias y argentinas y un stand de libros que sirvieron como “inspiración” para el proyecto. Los alumnos también armaron una radio abierta con entrevistas a los invitados e invitaron a los presentes a pintar un mural con una ronda de los pañuelos característicos de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo y flores Nomeolvides, símbolo del centenario del Genocidio Armenio. En el comienzo y en el final, los alumnos realizaron una performance con canto y danza en vivo para homenajear uno por uno a los desaparecidos de origen armenio y una interpretación de un “diálogo entre la memoria y el olvido”. El homenaje a Elena Kalaidjian frente a su hermana Adriana fue uno de los puntos más emotivos de la jornada.

Graciela Ainajyan, directora de Gestión Educativa, nombró en su discurso a los docentes que comenzaron el proyecto en 2008 y todavía continúan en la institución, y remarcó: “El aprendizaje más significativo no es el que desarrolla adentro del aula: es el que se desarrolla cuando los chicos pueden salir, crear e investigar”.

Sandra Raubian, directora del Nivel Secundario, también recordó el décimo aniversario de “De un 24 a otro 24″: “Fue creciendo, cambiando, compartiendo sus orígenes con una propuesta del Consejo Nacional Armenio y mantiene su esencia: el trabajo y el aprendizaje incansable de jóvenes y sus docentes que deciden cada año seguir construyendo libertad, ciudadanía comprometida y por sobre todo un mundo mucho mejor, con el valor de lo diverso y la decisión de no estar obligados a concluir la obra de la memoria y la justicia, pero convencidos de no estar exentos de continuarla”.

La profesora Susana Calzoni contó que este año se trabajó sobre el libro “22 Vidas” de Cristian Sirouyan, que relata la vida de los desaparecidos de origen armenio por la dictadura argentina. “No es extraño que haya habido descendientes de armenios en nuestro país que levantaron la bandera de los derechos humanos durante la última dictadura militar. En su ADN traían la reivindicación del derecho a la vida por sobre todas las cosas”.

 

Tags

< Noticia anterior
Siguiente noticia >
Argentina
Arménia y Diáspora