Detienen a líderes opositores que pidieron la renuncia de Pashinyan

12 de noviembre de 2020

El 11 y 12 de noviembre, la policía detuvo a una decena de opositores que organizaron manifestaciones en Armenia para pedir la renuncia del primer ministro Nikol Pashinyan, entre ellos a Gagik Tsarukyan, líder de Armenia Próspera, al presidente del Consejo Supremo de la FRA-Tashnagtsutiún, Ishkhan Saghatelyan y al director de Yerkir Media, Gegham Manoukyan.

Los líderes opositores de 17 partidos políticos son acusados de organizar una manifestación en medio de la ley marcial y enfrentan hasta 10 años de prisión. “Consideramos que esto es un acto de persecución política”, declaró Lilit Galstyan, miembro de la FRA. El 11 de noviembre, la policía detuvo a 135 personas en la manifestación pacífica frente a la sede del gobierno.

Hagop Der Khachadourian, presidente del Buró de la FRA, declaró que “Pashinyan eligió aferrarse firmemente a su posición y encontrar fallas en todas partes excepto en él mismo. Prefirió avivar las llamas y, a través de justificaciones desesperadas, no dudó en sembrar más disturbios civiles. En lugar de dejar el gobierno en silencio, declaró la guerra a los ‘enemigos’ internos”.

Previo a esto, la FRA emitió un comunicado dirigido a sus activistas en todo el mundo en el que afirmaron que la forma más eficaz y justa de resolver el problema era el “reconocimiento de la independencia de la República de Artsaj”. Además, se exigió a Azerbaiyán que se “deshaga de los mercenarios terroristas internacionales que han sido llevados con la iniciativa y el respaldo de Turquía”, mientras que se planteó que “Turquía debería ser expulsada del Grupo de Minsk de la OSCE”. Por último, llamaron a pedir “sanciones internacionales a Turquía” por su participación en la inestabilidad de la región. Por último, la FRA llamó a continuar con la recaudación de fondos y la entrega de ayuda humanitaria a Armenia y Artsaj: “El alto el fuego de ninguna manera significa que la guerra desatada por la alianza Azerbaiyán-Turquía haya terminado. La guerra continúa”.

Compartir: