Noticias en idioma armenio

Duros cruces en el debate general de cara a las elecciones del domingo 9

Ereván (RFE/RL).- Los líderes de las once fuerzas políticas que participarán en las elecciones parlamentarias del 9 de diciembre mantuvieron el miércoles por la noche un debate televisado, en el que se destacaron los fuertes intercambios verbales entre el primer ministro Nigol Pashinian y el miembro del Partido Republicano Vikén SarkissianDebate

Los participantes discutieron los desafíos políticos, económicos y de seguridad que enfrenta el país durante tres horas y media. Organizado por la Televisión Pública de Armenia, tres días antes de las elecciones, este fue el primero de su tipo en la república.

Pashinian y Sarkissian se enfrentaron repetidamente durante su animada discusión, intercambiando mutuamente recriminaciones e interrumpiéndose entre sí. Las acusaciones hacia ambos lados llegaron al punto de gritos desmedidos.

Sin embargo, los dos hombres se dieron la mano al final del debate, al igual que los otros políticos, entre los que se destacaron el líder de Armenia Próspera, Gaguik Tsarukian, y el de Tashnagtsutiún, Armén Rustamian.

Pashinian volvió a retratar el sufragio como el capítulo final de la “Revolución de Terciopelo”. “Ningún voto será robado. Tampoco habrá sobornos”, adelantó el premier. También argumentó que sus políticas socioeconómicas fueron un éxito y que su gobierno ha recortado algunos impuestos, incrementado beneficios sociales y reducido las tasas hipotecarias.

“Estoy seguro que habrá más casos de corrupción pronto”, continuó. Por su parte, el candidato republicano criticó duramente el historial del nuevo gabinete y aseguró que su partido es la única fuerza que desafía seriamente a Pashinian: “Los armenios pueden decidir el domingo si el país se convertirá en una dictadura de un solo hombre o tendrá un congreso equilibrado”.

El exministro de Defensa de 43 años, culpó al gobierno por el hecho de que el crecimiento económico se ha desacelerado desde abril. También acusó de “envenenar” la libertad de expresión, crear “amenazas serias” para Nagorno Karabagh y dañar las relaciones de la nación con Rusia.

Al citar las llamadas telefónicas filtradas de Pashinian con el jefe de la agencia de seguridad más poderosa de Armenia, Sarkissian también afirmó que los tribunales locales están actuando por orden directa del primer ministro.

“Si esto fuera realmente así, el 90% de tu grupo estaría en la cárcel ahora”, replicó Pashinian, que volvió a culpar al anterior régimen por haber “saqueado” de manera sistemática al país. “Ya no puede haber un gobierno corrupto en Armenia, porque la gente sabe que esto puede resolverse en una semana”, dijo refiriéndose a las movilizaciones de abril y mayo.

El representante republicano aseguró a su vez que el premier estaba destruyendo decisiones políticas claves que tomaron Serge Sarkissian y su equipo, como la adhesión de Armenia a la Unión Económica Euroasiática liderada por Rusia. “Durante diez años acusaron a las autoridades de todo y ahora solo refutan las cosas que ustedes decían a diario”.

El mandatario también fue atacado por Rustamian por su posición sobre el conflicto de Karabagh. Al parecer, el referente de la Federación Revolucionaria Armenia no estaba convencido de las garantías del premier de que ningún acuerdo con Azerbaidján podía ponerse en práctica sin la aprobación popular. Este reafirmó la posición de su partido frente a esta disputa y su oposición a las grandes concesiones territoriales a Bakú.

Por su parte, Tsarukian, quien se abstuvo de criticar a las autoridades actuales y a las anteriores, fue inesperadamente criticado por Edmon Marukian, el líder del partido Armenia Luminosa que hasta hace poco era un aliado de Pashinian.

Este cuestionó la participación del empresario en la política y dijo que su partido ha logrado poco a pesar de terminar segundo en las últimas tres votaciones legislativas.

“¿Qué ha logrado usted hasta ahora señor Marukian, además de hablar?”, preguntó el magnate después de defender sus actividades profesionales y de afirmar su deseo de ser útil para el país. “Soy un político” respondió tajantemente el candidato de Armenia Luminosa, quién además aseguró que su partido aspira a convertirse en la segunda fuerza más grande de la cámara.

Según comentarios posteriores, Tsarukian no quedó para nada conforme con el debate, al que calificó como muy negativo. “No fue de mi agrado. Cada líder debería haber presentado sus puntos de vista, programas y enfoques”, explicó que un acto que dio en la provincia de Gyumrí.

El líder de Armenia Próspera, que también aspira a conseguir el segundo lugar, admitió que esperaba escuchar declaraciones de sus oponentes más detalladas sobre cómo mejorar la situación socioeconómica. “Parecía que cada uno quería conseguir ciertos beneficios a costa de otros. Pensé que todos dirían como trabajarían en una esfera en particular”.

Tiempo antes de la manifestación, el empresario fue rodeado por docenas de personas de pocos recursos que le entregaron cartas con solicitudes de ayuda material o de otro tipo. “Todas las cartas serán leídas y respondidas después de los comicios”, confirmó y agregó que no puede socorrer a nadie ya que las autoridades electorales lo considerarían como compra de votos.

 

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora