Noticias en idioma armenio

“El desafío es crear los espacios para liberar a la lengua armenia de las paredes del aula”

Graciela Ainajyan, docente y psicóloga social, trabaja como directora de Gestión Educativa del Colegio Armenio Jrimian. En esta entrevista, brindó su mirada sobre el proyecto de capacitación para los docentes de lengua armenia.

—¿Qué valor le asignás a la capacitación del docente de armenio?

—La capacitación y la actualización es fundamental para todos los docentes. Revisar las prácticas, para mejorar las trayectorias escolares de nuestros estudiantes es uno de los principios institucionales sobre los que trabajamos. A los docentes de armenio en particular, la escuela les ofrece espacios para formarse y capacitarse, les brinda oportunidades para que se formen los más nuevos y se actualicen los que ya tienen más años de trayectoria. A partir del 2016, la Comisión Directiva tomó la decisión de darle un nuevo impulso el proyecto de mejora de la enseñanza del armenio becando cada año un docente del colegio complete su capacitación en el exterior.

—¿Cuál es el principal aporte que esperas de esta capacitación? Metodología de trabajo/enseñanza, material didáctico, nuevas miradas en la tarea docente, otras.

—Lo que espero de la capacitación en sí, es que a las docentes participantes les amplíe la mirada, que descubran nuevas formas de transmitir la lengua, que vivencian otras realidades y que cuando vuelvan tengan ganas de trabajar en la construcción de un proyecto colectivo que pueda ponerse en marcha en las escuelas armenias de Argentina.

—¿Qué lugar tiene la lengua y la transmisión de la lengua? En su origen era comunitario y hoy ya no está relacionada con el legado armenio solamente.

—En la actualidad el único espacio social en el que nuestros niños, niñas y jóvenes escuchan o hablan armenio es en la escuela. Son muy pocas las familias que lo utilizan en su cotidianeidad. Hoy la lengua armenia en la diáspora lamentablemente no tiene un uso social y todo el peso está puesto en las escuelas. A las escuelas asisten familias que no tienen ninguna ligazón con lo armenio y ya no funciona más el mandato tenés que hablar en armenio porque sos armenio. Se puede seguir siendo armenio si no hablás el idioma y quien no tiene origen armenio puede hablarlo también. Crear los espacios para liberar a la lengua armenia de las paredes del aula es el desafío, tenemos que reinventar esos espacios y eso requiere de conocimiento, trabajo, creatividad y tiempo. En Jrimian consideramos que es importante la transmisión de la lengua armenia en los colegios porque brinda la posibilidad de reconocer y valorar el aprendizaje de la lengua como instrumento de crecimiento personal y de llegada a otros, para construir una visión más amplia de un mundo multicultural, en tanto aspecto constitutivo de la identidad del pueblo armenio

—Se sabe que éste es un trabajo a largo plazo pero ¿cuál es el saldo, hasta el momento, de la implementación del programa?

—Es un trabajo a largo plazo y no hay posibilidad de garantizar los resultados, porque los resultados dependen de muchos factores y variables, sin embargo, lo que sí podemos garantizar es que cada uno de nosotros está poniendo lo mejor de sí para que este proyecto crezca y se fortalezca. Toda esta movida genera entusiasmo, en los docentes, en las familias, en los alumnos; renueva la esperanza y genera un movimiento que repercute en toda la escuela. Estamos intentando hacer brotar el deseo de saber, el deseo de aprender, le ponemos pasión y mucha energía y eso se contagia. Sin una participación activa y una actitud constructiva de todos los que estamos aportando para que este proyecto crezca, no es posible sostener el desafío que nos propusimos.

Tags

< Noticia anterior
Siguiente noticia >
Argentina
Arménia y Diáspora