Noticias en idioma armenio

El poder de la palabra impresa

Editorial de Armenian Weekly

armenianweekly (1)No debería ser una sorpresa para la mayoría de nuestros lectores (en especial para aquellos que leen esta editorial en nuestro sitio web) que la actualidad de los medios de prensa escritos ha visto días mejores. Es un sistema de distribución históricamente definido por la ubicación física del suscriptor que en los últimos quince años ha sido absorbido por la naturaleza globalizada, sin ubicación y además omnipresente del consumo digital.

Ahora las redes sociales nos mantienen informados sobre lo que está sucediendo, en su mayor parte en nuestras comunidades, y lo que nosotros esperábamos de los medios de prensa ha cambiado. ¿O no es así?

En general hemos tenido suerte en nuestro Armenian Weekly. La historia de nuestro periódico y los vínculos con nuestras organizaciones nos han ayudado a poder resistir algunos de los desafíos que enfrentan los medios de prensa tradicionales. Sin embargo, de todas formas, hemos sucumbido a los tiempos.

Nuestra transición al mundo digital fue una gran ayuda para nuestros lectores. Nuestros artículos ahora llegan a cientos de miles de personas en todo el mundo, gracias en gran parte al arduo trabajo de actualizados y experimentados editores.

Pero en febrero pasado, cuando nuestro consejo editorial impulsó una encuesta para evaluar qué significaba nuestro periódico para los lectores, buscando al mismo tiempo saber cómo podríamos evolucionar, menos del veinte por ciento de los lectores consultados dijo que tal vez se suscribiría a la edición impresa.

Cuando se les preguntó sobre los motivos por los que no se suscribirían, las respuestas fueron: “los medios impresos van camino a morir”, “cuidemos nuestros árboles”, y otras; pero la respuesta más sorprendente y hasta desconcertante fue: “No sabía de la existencia de la edición de papel”.

Sí. The Armenian Weekly es un periódico material. Y aunque nadie puede estar seguro de cómo será el futuro de los medios impresos, es importante para nosotros que los lectores de hoy y de mañana sigan siendo al menos conscientes de nuestra existencia en nuestra comunidad y como el octavo periódico étnico-comunitario más antiguo de Estados Unidos.

Pero además de la nostalgia, también hay ciertas ventajas prácticas inherentes a la impresión sobre las que queremos ser transparentes. Hay espacio limitado y absolutamente acotado en las páginas de un periódico.

Cada semana, tenemos 16 páginas para trabajar. Hay un elemento administrativo involucrado. Los editores deben utilizar el espacio disponible con prudencia y esas estratégicas decisiones se toman teniendo en cuenta a los lectores; para ayudarlos a navegar la inmensa cantidad de noticias locales y del mundo armenio cada semana.

Entonces, podemos pensar que el periódico es como un mapamundi que asiste a los lectores a ir de aquí para allá, recorriendo lo que sucede en Armenia, en la Diáspora y viceversa.

Nuestros lectores pueden haber notado que hemos comenzado a implementar este elemento conceptual en nuestra edición impresa, y si está suscripto a nuestros boletines informativos por correo electrónico, también puede haber advertido allí estas modificaciones (muchos consideran los boletines electrónicos como lo más cercano a un periódico de papel en formato digital). Hemos creado también nuevas secciones en el semanario impreso como “Armenia”, “Diáspora” y “Opinión”.

Pero aún más importante que eso, es que también estamos haciendo un esfuerzo para ser más claros acerca de los diferentes tipos de artículos que publicamos. Los lectores deben saber qué es exactamente lo que están leyendo, ya sea un resumen de noticias, un artículo de opinión, un comunicado de prensa o un informe analítico, y comprender por qué dichas diferencias son importantes.

Diario-ArmeniaEn particular, esperamos mostrar transparencia en lo que consideramos la diferencia más importante en el mundo del periodismo: la que existe entre las opiniones y las noticias directas. Los artículos de opinión que publicamos de miembros de nuestra comunidad y especialistas de todo el mundo conforman algunos de los contenidos más interesantes y atractivos de nuestro sitio y en nuestras ediciones de papel.

Es importante que nuestros lectores entiendan que son opiniones o artículos de opinión: notas escritas por autores independientes que no están formalmente vinculados al Armenian Weekly, que ofrecen una perspectiva interesante o impensada sobre un tema en particular que afecta a nuestra comunidad día tras día. Los artículos de opinión permiten que la experiencia personal o profesional de su autor comparta su perspectiva y finalice con claros argumentos, con los que se puede estar de acuerdo o en desacuerdo.

Con los nuevos cambios en el diseño vienen también los cambios en el contenido. Estamos trabajando para ofrecer más artículos originales que sean exclusivos de nuestro periódico, comenzando por los artículos que provienen directamente del corazón de nuestro semanario: las editoriales.

Las editoriales, como la que está leyendo usted ahora, también son artículos de opinión, pero son diferentes de los otros porque están escritos por miembros del consejo editorial de Armenian Weekly y reflejan la posición y los valores tradicionales de nuestro periódico. La práctica de escribir editoriales semanales fue relativamente constante hasta principios de año, cuando se la suspendió por un tiempo porque nuestro medio se centró en gran medida en la construcción de su espacio digital. Ahora, sólo estamos recuperando nuestra usanza.

También nos complace anunciar que Armenian Weekly ha incorporado recientemente un nuevo columnista. Raffi Elliott es empresario y ocasional periodista originario de Canadá, que actualmente reside en Ereván, de ahí el nombre de su nueva columna “Notas desde la Ciudad Rosada”(Haciendo referencia al color de la toba, la piedra rosa de las que están hechos muchos de los edificios de Ereván).

Su voz ha sido enérgica y provocativa en la comunidad, y es por eso que estamos contentos de que escribiera para el periódico. Su columna, que es exclusiva de Armenian Weekly, explorará la condición armenia y, cada semana, discutirá un nuevo tema de importancia económica, política o social en nuestra patria.

También hemos comenzado a dedicar un segmento de nuestra sección de opinión a una columna a la que llamamos “palabra” (o “խօսք” en armenio), donde ofreceremos los comentarios de los lectores a distintos artículos en nuestra página web. Esta sección aparecerá exclusivamente en la copia impresa, por lo que si está leyendo esto en formato digital y quiere ver por sí mismo de lo que estamos hablando, debe suscribirse.

Cuando todo está dicho y hecho, ustedes, amigos lectores, deben saber que Armenian Weekly es en esencia una pequeña parte de su corazón. Esto tiene sus ventajas.

El sabio Tatul Sonentz, que deambula por los amistosos corredores de nuestras oficinas en Watertown, Massachusetts; nos recordó recientemente el antiguo proverbio árabe: “El camello es un caballo de carreras diseñado por un comité”. Tener un pequeño equipo significa que podemos realizar los cambios necesarios en un corto período de tiempo. Pero por la misma razón, también estamos limitados a lo que podamos cubrir en una sola semana. Nuestros recursos son muy escasos.

Revisar los procedimientos de distribución y la calidad de impresión no son solo producto de la nostalgia de tiempos pasados, también es en parte por necesidad. Cada semana, tenemos 16 páginas para trabajar. Por su bien y el nuestro, planeamos utilizarlas sabiamente.

 

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora