Noticias en idioma armenio

Ester Mkrtumyan sobre la apertura de la Embajada de Armenia en Israel: “Va a contribuir al diálogo político”

Luego de conocerse la noticia de que el gobierno de Armenia abrirá una embajada en Tel Aviv, Israel, el Diario ARMENIA dialogó con Ester Mkrtumyan, embajadora de Armenia en Argentina y concurrente en Uruguay, Chile, Paraguay y Perú sobre las repercusiones y el alcance de la medida.

—¿Cuál es el objetivo de la Cancillería armenia al decidir abrir una embajada en Israel? ¿Hubo algún cambio en la estrategia regional que haya motivado esta decisión?

—La apertura de la Embajada de Armenia en Israel es una decisión del Gobierno de Armenia que se inserta dentro del plan de expansión de las relaciones exteriores por todo el espectro mundial de naciones, destinado a concretar los protocolos de establecimiento de relaciones diplomáticas en el nivel de embajadas. En el caso de Israel, dicho protocolo se remonta a 1992 y la apertura de la Embajada de Armenia se hace realidad 27 años más tarde. No hay ningún indicio que suponga un cambio en la estrategia regional. Se trata solamente de una mayor presencia. La medida responde a la necesidad de hacer más efectiva la relación bilateral. Independientemente de dónde se sitúe la sede de residencia, la Embajada de Armenia en Israel tenía sede en Ereván. Ahora se trasladará a Tel Aviv.

—¿Marca una postura el hecho de abrirla en Tel Aviv y no en Jerusalén donde, justamente también hay una pequeña y antigua comunidad armenia?

—Si marca una postura, simplemente es la de la mayoría de los Estados del mundo, que siguen manteniendo sus misiones diplomáticas en la ciudad de Tel Aviv. Las embajadas son representaciones diplomáticas del Estado armenio ante el Estado donde se acreditan, y sus sedes son absolutamente independientes de que existan o no comunidades armenias.

—¿Cómo es la relación actual entre Israel y Armenia?

—La relación actual entre Armenia e Israel es absolutamente normal, a través de embajadas no residentes. La apertura de la Embajada de Armenia en Israel contribuirá sin duda al fortalecimiento de las relaciones bilaterales.

—Hay un reclamo armenio que no podemos eludir al pensar en este asunto y es el referido al no reconocimiento del Genocidio Armenio por parte del Estado israelí y del manejo que se hace del tema en la relación de Israel con Turquía. ¿Cree usted que la presencia de la representación diplomática armenia puede modificar esta postura que va a contramano de la misma historia de Israel?

—La apertura de una Embajada de Armenia en Israel habrá de contribuir firmemente al diálogo político bilateral. Los mecanismos de consultas políticas entre las cancillerías siempre son instrumentos que aumentan la comprensión entre las partes. El reconocimiento del Genocidio Armenio es un tema de la agenda de nuestra política exterior. Siempre el diálogo directo contribuye al logro de los objetivos de las partes.

—Viene al caso consultarle sobre los numerosos armamentos utilizados por las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán de fabricación israelí. Casualmente, esta semana el Ministerio de Defensa de Artsaj informó que se derribó un avión no tripulado de ese origen.

—El conflicto de Nagorno Karabaj es complicado. Desde hace más de un cuarto de siglo los Copresidentes del Grupo de Minsk encabezan el proceso de negociaciones con mandato internacional. La solución definitiva debe armonizar principios que en otros casos parecerían contradictorios. Nuestras misiones diplomáticas contribuyen en gran medida al esclarecimiento del tema. El comercio de armas es un tema muy delicado dentro del contexto del mundo actual. La fabricación y venta de armamentos ocupa en algunos casos una parte importante del comercio de los países donde se producen. Consideramos que el conocimiento cabal y profundo de la situación de Artsaj redundará en beneficio de su seguridad.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora