Noticias en idioma armenio

Familia libanesa-armenia recibe una casa en Artsaj

Nuevo año en un nuevo hogar

Casa-Kashatagh-2Stepanakert (Armenian Weekly).- Vahé Askaryan, un libanés-armenio que vive junto a sus cuatro hijos, se estableció en Artsaj en 2015 y hoy celebra el estreno de su nueva vivienda en la aldea de Ishkhanadzor en la región de Kashatagh.

La reconstrucción, llevada a cabo por la Fundación Tufenkian, forma parte de la iniciativa “Reasentamiento de Kashatagh”, proyecto que brinda apoyo a los que se trasladan a esa zona desde Siria y Líbano.

El jefe de personal de administración de esta región, Davit Davtyan; el director ejecutivo de la Fundación Tufenkian, Raffi Doudaklian; y representantes del Ministerio de Salud de Artsaj, el Hospital Berdzor y la comunidad de Ishkhanadzor asistieron al evento inaugural.

Casa-Kashatagh-1Kashatagh (anteriormente Lachin) es el puente terrestre vital que conecta a Nagorno Karabagh con Armenia. Esta zona garantiza la existencia de Artsaj y tiene un gran significado estratégico para la paz y la seguridad de los armenios en la región. Después de setenta años bajo dominio azerí, la histórica provincia armenia fue liberada durante la guerra y está siendo reasentada activamente.

La región sufrió enormemente el conflicto y desde entonces ha estado enfrentando una crisis de vivienda e infraestructura.

Para abordar este problema la fundación antes nombrada comenzó un proyecto piloto en 2008 para renovar casas en las diferentes aldeas. Durante 2008-2010, más de cuarenta proyectos de renovación fueron implementados por brigadas de trabajo dedicadas bajo la supervisión de esta organización. Desde 2010 continúan con la renovación de hogares, pero centrándose en las necesidades especiales: provisiones de apoyo a la vivienda para las familias armenias de Siria y Líbano.

Casa-KashataghVahé Askaryan es el segundo poblador de Medio Oriente que recibió un hogar de la Fundación Tufenkian en 2017. A principios de junio, la familia de Haig Khatcho, un médico sirio-armenio que escapó de la persecución del ISIS y se instaló en Artsaj hace un par de años, inauguró su casa en el mismo pueblo.

Para proporcionar un hogar a la familia se convirtieron algunas de las ruinas devastadas por la guerra de Ishkhanadzor en un nuevo lugar grande y seguro. Los esfuerzos de construcción fueron llevados a cabo por trabajadores locales y duraron más de cinco meses.

Dirigiéndose a los invitados a la ceremonia, Askaryan expresó: “Reubicarme en Artsaj, este hogar ancestral de todos los armenios, es la mejor decisión que podría tomar para mi familia. Me complace experimentar el apoyo tan generoso de mis compatriotas y la promesa de dedicar todas mis habilidades para la prosperidad de esta región”.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora