Familiares de los soldados caídos en la guerra indignados por la decisión del Gobierno de Armenia de celebrar el Día de la Independencia

10 de septiembre de 2021

Las familias de los soldados armenios caídos en la guerra de Artsaj (Nagorno Karabaj) se mostraron indignados por la celebración “a gran escala y festiva” del próximo Día de la Independencia de Armenia prometida por el primer ministro Nikol Pashinyan.

Pashinyan anunció el 8 de septiembre que las festividades se llevarán a cabo en la Plaza de la República en el centro de Ereván el 21 de septiembre para celebrar el 30º aniversario de la declaración de independencia armenia de la Unión Soviética. “Estará dedicada principalmente a nuestros mártires que sacrificaron sus vidas por la independencia, seguridad y soberanía de Armenia”, declaró Pashinyan durante una reunión de gabinete.

Pero el anuncio hizo indignar a los familiares de las víctimas del conflicto: según un relevamiento en redes sociales del medio Azatutyun, hubo una gran crítica por la decisión e incluso algunos amenazaron con interrumpir el evento planeado. Dijeron que cualquier celebración pomposa sería inapropiada en un país que todavía está de luto por los muertos en la guerra y aún no encontró, identificó ni enterró a todos sus soldados caídos.

Según cifras oficiales, unos 3.800 soldados armenios murieron y más de 200 desaparecieron o fueron hechos prisioneros durante las hostilidades interrumpidas por el alto el fuego negociado por Rusia en noviembre pasado. Los equipos de búsqueda armenios de Karabaj todavía recuperan, prácticamente a diario, restos de soldados de antiguos campos de batalla ahora controlados por las fuerzas azerbaiyanas. Algunos políticos de la oposición y figuras públicas se sumaron al boicot y exigieron que el Gobierno reduzca los eventos del Día de la Independencia.

Compartir: