Noticias en idioma armenio

Francia y Armenia despidieron como un héroe a Charles Aznavour

Tristeza y dolor por la pérdidad del gran cantante

Aznavour-5PARIS,(ANSA, AFP, EFE y otras).- “En Francia los poetas no mueren jamás”, dijo el presidente francés Emmanuel Macron en el último elogio fúnebre dirigido a “la voz de Francia”, el cantante Charles Aznavour, el hijo de la diáspora armenia, fallecido el lunes 1° de octubre con 94 años de edad. Por expreso deseo de su familia, la ceremonia no tuvo el carácter popular que en diciembre pasado se le dio a la de Johnny Hallyday, otro mito de la música francesa, cuyo féretro recorrió calles del centro de París rodeado por cientos de miles de fans.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron y el primer ministro armenio, Nigol Pashinian, pasaron revista a las tropas y escucharon los himnos de Armenia y Francia, antes de que el féretro del cantante entrara en el patio de armas de los Inválidos arropado por la bandera francesa, seguido de una ofrenda floral con los colores patrios armenios y con la música de “Dle Yaman”, una melodía tradicional del país de sus antepasados tocada con el instrumento local duduk.

Emocionado mensaje del presidente Macron

Aznavour-7Macron habló ante dos mil personas en la explanada de Los Inválidos, el complejo militar histórico más simbólico del país, cerca de la inmensa cúpula napoleónica centelleante bajo el sol de París, en la postrera ceremonia de despedida del gigante de la música francesa conocido en todo el planeta. “Charles Aznavour se transformó naturalmente, unánimemente, en uno de los rostros de Francia”, dijo el presidente, agregando que el “francés se volvió también a través de la lengua. Y fue a través de ella que Aznavour se volvió tan francés y también, como decía, parisino”. “Para millones de personas sus canciones fueron un bálsamo, un remedio, un confort”, agregó Macron.

El presidente francés elogió la figura del cantante, su ejemplo de integración en Francia, donde nació después de que sus padres huyeran de su país. También se refirió a cómo a través de la canción “se convirtió en uno de los rostros del país”. Cada francés tiene su Aznavour íntimo, que nos habla de forma personal”, afirmó Macron, que señaló que “mientras unos se convierten en franceses por la sangre derramada por la patria, otros lo hacen por encumbrar el idioma francés”.

Siempre dijo tener una deuda con Francia pero, por pudor, nunca dijo todo lo que gracias a él Armenia aportó a Francia”, agregó. Con trabajo y voluntad impuso a todos su inmenso talento y hoy impone a todos su ejemplo, no solo de determinación, también de amor y de pasión, por los demás, por las palabras, por Francia”, subrayó Macron, que señaló que “en Francia los poetas no mueren nunca”.

También habló Pashinian

El jefe del gobierno armenio elogió la abnegación de Aznavour para triunfar en “una vocación en la que solo él creía”. Igualmente destacó su compromiso con su país, en particular por la cuestión del genocidio hace un siglo de los armenios que vivían en el imperio otomano y que Francia reconoció como tal hace unos años. Pese a que no lo conoció personalmente, Pashinian dijo considerarlo, al igual que sus compatriotas, “un pariente cercano” porque “los problemas de Armenia eran los suyos”. Lamentó que no pudiera cumplir su deseo de conocer “la nueva Armenia”, algo que tenía pensado hacer la semana próxima, cuando iba a acompañar a Macron a la Cumbre de la Francofonía que tendrá lugar en Ereván.

En el lugar estuvieron presentes, entre otros, el primer ministro de Armenia, Nigol Pashinian, junto a los afectos de Aznavour, comenzando por su mujer Ulla, con la que convivió por medio siglo, sus hijos y otros miembros de la familia, que al principio se habían opuesto a una ceremonia pública. También se hallaba el presidente armenio Armén Sarkissian, el Católicos de Todos los Armenios Karekín II; el embajador de Armenia en Francia y otros importantes dirigentes comunitarios armenios del país.

Concurrieron expresidentes como François Hollande y Nicolás Sarkozy, acompañado por su mujer Carla Bruni, la líder de Agrupación Nacional, Marine Le Pen, y artistas como Jean-Paul Belmondo, Dany Boon, Eddy Mitchell, Mireille Mathieu, Grand Corps Malade y Enrico Macías, entre otros.

El saludo fúnebre estuvo abierto al público con los límites reducidos del espacio disponible y se transmitió en directo en dos pantallas gigantes, una en el exterior de Los Inválidos para los que no lograron ingresar, y otra, a mil kilómetros de distancia, en Ereván, la capital de Armenia, donde Aznavour era muy popular y amado.

El féretro de Aznavour fue luego sacado de la explanada bajo las notas de “Emmenez-moi” (“Llévame”), uno de sus temas más célebres, cantado a coro por los presentes en medio de una enorme emoción y solemnidad.

Último homenaje a Charles Aznavour en la iglesia armenia de París

Las exequias del cantante francés Charles Aznavour, fallecido a los 94 años de edad, se celebraron el sábado 6 del corriente en la catedral armenia Saint-Jean-Baptiste, cerca de la avenida de los Campos Elíseos de París. La ceremonia se llevó a cabo en la intimidad, con la asistencia de sus familiares y amigos más cercanos, sin acceso a la prensa en el templo religioso.

Luego, el cortejo fúnebre se dirigió hacia la comuna de Montfort-l’Amaury (a unos 45 km al oeste de París), donde Charles Aznavour fue inhumado. Sus restos descansarán en el panteón familiar, junto a sus padres y su hijo Patrick, que falleció a los 25 años. En Armenia se decretó el sábado como día de duelo nacional. Las banderas del país permanecieron a media asta y las iglesias celebraron misas de responso por la memoria del célebre cantante fallecido.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora