Noticias en idioma armenio

Karekín II pidió por una “familia fuerte” en su discurso de Navidad

Catolicós de Todos los Armenios

Karek-2Ereván (RFE/RL).- El líder supremo de la Iglesia Apostólica Armenia, el Católicos Karekín II, instó a los armenios a atenerse a sus tradicionales valores familiares frente al «pseudoliberalismo», mientras celebraba la Misa de Navidad el domingo 6 de enero.

“En la escena llena de milagros de la Santa Natividad, vemos que el camino de la salvación comenzó en la familia. Es de ella de donde surgió el camino iluminado», dijo en un sermón que leyó en la Catedral de San Gregorio el Iluminador en Ereván.

Durante la liturgia, a la que asistieron el primer ministro Nigol Pashinian y otros importantes funcionarios del gobierno, el líder religioso oró además por «nuestros fieles hermanos y hermanas de la gran familia mundial que transitan este día sagrado en aflicción y sufrimiento». También se refirió a las víctimas de los conflictos armados, a los abusos de derechos humanos y al «insaciable deseo de poder absoluto» en todo el mundo.

«Los caminos impíos del pseudoliberalismo, que desvían a las personas de la vida que el Señor nos ordenó vivir, de la vida espiritual, conducen a un callejón sin salida, que socavan los cimientos de una sociedad saludable y una familia fuerte», continuó Karekín II.

«El primer lugar para criar hijos e hijas dignos para la patria y para educar a un ciudadano es la familia», aseguró. “En ella es que se forja el futuro de una nación, que se establecen los cimientos de un país poderoso. Es bajo sus techos, que las semillas sembradas de la palabra de Dios dan sus frutos en las almas de los niños y de la que se nutren sus valores espirituales y morales. Es por todo esto que en la familia se inculca el amor, la confianza y el cuidado mutuo».

A su vez agregó: “Sigamos dedicados al fortalecimiento de la familia. Conservemos la idea de la familia ordenada por Dios, su santidad, y las tradiciones nacionales»,

Karekin-IIEn consecuencia, Karekín declaró el 2019 como «Año de la Familia», expresando que la iglesia armenia y sus clérigos deberían lanzar «proyectos y eventos centrados en la familia». También alentó a organizar más peregrinaciones a los lugares sagrados de Armenia, con el fin de encender la llama del amor hacia la patria.

Ya había expresado su preocupación por «la crisis de la familia» en muchas naciones cristianas, en una declaración en conjunto con el Papa Francisco, emitida durante su última visita de junio de 2016 a Armenia. Ambos líderes religiosos reafirmaron su oposición al matrimonio entre personas del mismo sexo.

El Papa rindió homenaje en repetidas ocasiones a la herencia cristiana de Armenia durante este viaje histórico. «Para Armenia, la fe en Cristo no ha sido como ponerse o quitarse una prenda de vestir, sino una parte esencial de su identidad», declaró el pontífice en la catedral principal de la Iglesia Apostólica Armenia en Echmiadzín.

Pashinian también elogió a la antigua iglesia y reconoció su «significado especial» para muchos armenios cuando se reunió con Karekín en noviembre. Esta fue su primera reunión desde que el premier llegó al poder. Este último había sido muy crítico con el Catolicós en el pasado.

Poco después del éxito de la «Revolución de terciopelo», Karekín recibió una fuerte presión de un grupo que lo acusaba de corrupción y de estrechos vínculos con el anterior gobierno y que exigía su renuncia. Decenas de manifestantes tomaron sus oficinas en Echmiadzín en julio. La policía tuvo que esperar varios días antes de obligarlos a salir de las instalaciones.

La lenta reacción de las fuerzas de seguridad provocó fuertes críticas de los líderes del Partido Republicano y de otros opositores al gobierno de Pashinian. Estos lo describieron como una prueba más del “desprecio del gobierno por los valores tradicionales armenios».

En su mensaje de Navidad, Karekín no hizo ninguna mención de la revolución liderada por Pashinian. Solo se refirió a “cambios de nuestra vida que han aumentado la esperanza y el optimismo para nuevos logros, éxitos y victorias».

La Iglesia Apostólica Armenia, a la cual pertenece la gran mayoría de los armenios, festeja la navidad el 6 de enero y las celebraciones comienzan la tarde del 5. Esta fecha se convirtió en un día festivo en el país después de la caída de la Unión Soviética.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora