Kinesiología para los residentes del Hogar de Ancianos de HOM: Un servicio que mejora la calidad de vida de los adultos mayores

11 de febrero de 2020

Surgido en 2004 como un refuerzo para la atención brindada por las obras sociales, el servicio de Kinesiología del Hogar O. Bodourian – O. Diarbekirian se convirtió gradualmente en el principal vínculo entre sus residentes y la actividad física.

Equipado con una rampa, escaleras, bicicletas fijas, andadores, steps, equipos de fisioterapia y varios elementos para el fortalecimiento de miembros superiores y miembros inferiores, desde este servicio se trabaja en la búsqueda de poder otorgar a los pacientes la mayor independencia posible para las actividades de la vida diaria.

“Sabemos que ningún tratamiento es efectivo si se hace en forma aislada y creemos en la importancia del trabajo multidisciplinario por lo que consideramos a las enfermeras y a los médicos parte activa de la atención” dicen los responsables del Hogar de Ancianos en diálogo con Diario ARMENIA.

“Con más de treinta residentes del hogar atendidos por semana, nos ocupamos no solo de la parte física sino también de la contención emocional y buscamos generar vínculos entre ellos para que disfruten más su estadía y se motiven a seguir realizando actividad física con la mayor frecuencia posible” . “Esta idea se ve reforzada con la realización de clases grupales de gimnasia donde se busca un clima distendido que fomenta la charla y la integración y también con la organización de la principal actividad fuera del Hogar que es la salida al Club de Campo Armenio, un punto de reencuentro con la naturaleza y con las costumbres de la comunidad gracias a su gastronomía típica”, continúan.

Desde el servicio de Kinesiología se encargan también de la rehabilitación de aquellos residentes que sufren diversas patologías, desde fracturas y reemplazos de cadera hasta pacientes con distintos niveles de artrosis, atención que se presta no solamente en el S.U.M. sino también en la habitación de aquellos que no pueden desplazarse hasta el mismo.

Este importante servicio se sostiene mediante el aporte desinteresado de Boghós y Drini Ekserciyan, una familia totalmente comprometida con el bienestar de los adultos mayores de la comunidad.

“Arrancamos este 2020 firmes en nuestro compromiso de seguir mejorando la calidad de vida de todas las personas que podamos atender y con la esperanza de que cada vez sean más los que entienden la importancia de la actividad física como el camino para un envejecimiento saludable”, finalizan los directivos y responsables de la Casa de Descanso de HOM.

Compartir:

Comentarios