Noticias en idioma armenio

La pileta, un salón de clases especial

jrimian-1La pileta de natación es mucho más que un espacio en el que, durante las vacaciones o el tiempo libre, las personas se entregan al descanso o la diversión. Aunque quizás no sea percibida de ese modo, también constituye una suerte de salón de clases en el cual el alumno puede recoger enseñanzas tan válidas como las que recibe en un recinto tradicional dedicado a la educación. Precisamente contemplando esa idea, en el Colegio Jrimian se brinda desde una edad muy temprana Natación como una materia más de las que contribuyen a la formación integral de los alumnos.jrimian-2

Ya desde los 4 años, en el Nivel  Inicial, los alumnos empiezan a recibir nociones de esta actividad. Así, a partir del desafío de hacer burbujas en la superficie del agua o de sumergir la cabeza por primera vez, los niños van incorporando, tal vez sin darse cuenta, conceptos y habilidades en un medio tan particular como es el acuático.

Con el paso del tiempo, desarrollarán herramientas más avanzadas para expresarse en el agua. Aprenderán los diferentes estilos y mejorarán su técnica en un proceso constante y sostenido. Pero no se trata sólo de nadar bien, porque en realidad se les está brindando una serie de elementos que van mucho más allá de eso. Mejorarán su capacidad física, incrementarán su fuerza, sortearán desafíos que forjarán su personalidad y ganarán en autonomía personal, pues hasta el acto de aprender a cambiarse en el vestuario sin ayuda de ningún adulto representa un paso adelante en la construcción de su individualidad como ser humano.

jrimian-3Cada patada, cada brazada y cada zambullida tienen una finalidad. Incluso los juegos que se plantean para transmitir conocimientos de una manera más amena están contenidos en estrategias que se asocian perfectamente con lo que se conoce como educación convencional. La formación intelectual que se imparte desde las asignaturas básicas y fundamentales se enlaza con la que se forja desde la pileta. Cuerpo y mente estimulados simultáneamente para edificar en los niños y niñas una estructura personal que le da tanta importancia al saber como al hacer.

En el Colegio Jrimian la pileta tiene andariveles que bien pueden ser vistos como pizarrones o pupitres. Los alumnos y alumnas nadan con la misma naturalidad con la que leen, escriben, suman, restan y conocen la historia y la geografía de nuestro país. Porque, aunque no lo sepan, ingresan en un aula diferente, porque aunque en ella chapoteen y se divierten como si estuviesen de vacaciones, en realidad están aprendiendo a ser mejores hombres y mujeres.

Viviana Marra

Coordinadora de Natación del Colegio Jrimian

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora