Noticias en idioma armenio

Los desafíos del sistema educativo en Armenia

Ensayo

Ereván (Hayk Daveyan para EVNReport).- Todos los tipos de evaluación educativa tienen un objetivo fundamental: medir y documentar lo que los estudiantes han aprendido y asegurar un feedback con los profesionales involucrados en los diferentes niveles del sistema.

Dependiendo del problema y la necesidad, el objetivo de las evaluaciones se ajusta. Por ejemplo, los exámenes de ingreso para la universidad comparan a los aspirantes entre sí, mientras que el objetivo de un sistema nacional de evaluación es aclarar las capacidades del país en general y el contexto en el que se desarrollan.

Desafíos

Sin embargo, cualquiera que sea el objetivo, la esencia de las evaluaciones educativas sigue siendo la misma. La implementación de este sistema está directamente relacionada con el objetivo de asegurar el crecimiento económico y la reducción de la pobreza. Esto es debido a que cambia el énfasis de las pruebas al solo recopilar y registrar datos sin procesar para determinar los resultados de aprendizaje. Este énfasis es importante desde el punto de vista del desarrollo del capital humano porque en la sociedad contemporánea, el conocimiento y las habilidades están reemplazando a las materias primas y las fuerzas laborales.

Para que un país pueda administrar y guiar adecuadamente su modelo educativo, así como los conocimientos y habilidades desarrollados, necesita información y datos confiables. Con este objetivo en mente, la aplicación de herramientas estandarizadas debe dirigirse no solo hacia el individuo, sino hacia toda la población.

Evaluación educativa en Armenia

La República de Armenia adquirió experiencia práctica en el uso de herramientas de este estilo a partir de 2003, cuando participó por primera vez en el Estudio de Tendencias Internacionales en Matemáticas y Ciencias (TIMSS), un programa internacional de evaluación comparativa. Esta fue establecida por la Asociación Internacional para la Evaluación del Rendimiento Educativo (IEA) y se aplica una vez cada cuatro años, con presencia armenia en todas las ediciones desde 2003. TIMSS está organizado a nivel nacional y, al ser una prueba comparativa internacional de rendimiento estudiantil en matemática y ciencias, se lleva a cabo a través de un muestreo representativo de todas las regiones, con alrededor de 150 escuelas, más de cinco mil estudiantes de 4º y 8º grado, sus padres y maestros.

A pesar de la importancia de la revisión que permite a los países participantes tomar decisiones -basadas en los resultados-, para mejorar la política educativa, Armenia no los utiliza en su propia agenda. De hecho, ni las evaluaciones nacionales ni las internacionales se llevan a cabo adecuadamente. El desarrollo de capacidades es fundamental en el diseño de las pruebas, el muestreo y análisis de datos. En última instancia, con los análisis adecuados, los resultados podrían y deberían usarse para el desarrollo del plan de estudios y la formulación de nuevas políticas educativas.

Calidad de las pruebas

La tarea de desarrollar distintos ítems en las pruebas para un sistema a gran escala se discutió por primera vez en Armenia en 2004, cuando se creó el Centro Nacional de Evaluación y Pruebas (ATC). Este tenía la facultad de organizar e implementar exámenes de ingreso universitario. Por esta razón, dicho departamento creó modelos que evalúan la capacidad del solicitante de memorización, lógica que viene de la tradición soviética.

Comparativamente, las preguntas más difíciles continuaban dependiendo del conocimiento, en lugar de la capacidad para sacar conclusiones. Los ejercicios ligados al “saber” también se incluyen en el Sistema Nacional de Evaluación.

Otro enfoque de ejercicios es el basado en competencias y habilidades. A partir de este se pueden extraer conclusiones sobre las capacidades de los evaluadores. Sin embargo este modelo no puede servir como base para valorar el nivel educativo del país.

Por otro lado no hay duda de que crear un sistema de pruebas de calidad es una tarea difícil y todos los países -que trabajan para desarrollar sus propios sistemas- enfrentan desafíos similares. Para garantizar la calidad de los exámenes se necesita capital humano serio.

Resultados

Las pruebas de evaluación nacional se han implementado con elementos de los test descritos anteriormente. Con igual éxito, se han llevado a cabo cuatro exámenes TIMSS en Armenia. Ahora bien, lo que necesitan aquellos que implementan esta política es un análisis apropiado de los resultados.

Para garantizar que las conclusiones sobre los resultados se incluyan en la agenda política, es necesario que existan mecanismos de feedback formulados de forma clara y efectiva. Los mismos, aún si existen en el país, no se implementan. En ausencia de una tradición de políticas educativas, de voluntad por parte del gobierno y de estudios confiables a nivel educativo, no ha sido posible incluirlos en la agenda nacional.

Mejorar la calidad de las pruebas y cambiar el alcance del enfoque es una tarea relativamente más fácil de realizar, debido a que los métodos y las herramientas están disponibles, incluidas las prácticas internacionales más destacadas. Sin dudas el mayor desafío es traducir estos resultados en políticas.

Bajo la situación política actual, hay un terreno fértil para mejorar el sistema educativo. En este sentido se resalta la necesidad de una política educacional basada en la evidencia. Por lo tanto, el tema de crear un sistema nacional de evaluación, o mejorar el existente debe ser incluido en los planes gubernamentales.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora