María Eugenia Vidal se reunió con la dirigencia de la comunidad armenia

27 de octubre de 2021

María Eugenia Vidal, candidata a diputada nacional por la Ciudad de Buenos Aires se reunió el 26 de octubre con la dirigencia de la comunidad armenia de Argentina, en un encuentro en el que se habló de la guerra de Artsaj (Nagorno Karabaj), el proyecto del museo del Genocidio Armenio, la posibilidad de una ley contra el negacionismo y el caso de Arshak Karhanyan.

María Eugenia Vidal comenzó el encuentro presentando a la lista que conformó su espacio de cara a las elecciones legislativas del próximo 14 de noviembre, junto con la presencia del candidato y legislador de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Hernán Reyes. “Creo que esta elección no se trata de nombres, sino de un equipo y de un bloque consistente en el Congreso que logre definir el quórum y a partir de eso tener capacidad para frenar el tratamiento de leyes que nos parecen graves, con las que no estamos de acuerdo y que hasta ahora si no lograron aprobarse fue porque hubo un equilibrio muy precario con partidos menores, con pocos representantes”, planteó Vidal. Vienen dos años muy difíciles para los argentinos y se necesita un Congreso equilibrado, que tenga experiencia, que haya atravesado crisis, que haya aprendido y que haya gobernado, que tenga la tranquilidad y la firmeza para frenar la improvisación que lamentablemente vemos y que empiece a ayudar a definir un rumbo para la Argentina”.

Hernán Reyes, por su parte, agradeció el recibimiento y posteriormente calificó a IARA como “un ejemplo de lucha, respeto y defensa de los derechos humanos”.

Rubén Kedikian, presidente de la Unión General Armenia de Benefiencia (UGAB), abrió el encuentro al presentar el espacio de las Instituciones Armenias de la República Argentina (IARA) y explicó que la idea era “escuchar las distintas propuestas y hacer un intercambio que sea provechoso para todos”.

Adriana Kasbarian, presidenta de IARA, agradeció la visita en nombre de todas las instituciones y remarcó que “seguramente habrá otros encuentros más adelante en calidad de diputada”.

Del encuentro participaron el arzobispo Kissag Mouradian, Primado de la Iglesia Apostólica Armenia en Argentina y Chile, el hair surp Aren Shahinian, Adriana Kasbarian (Presidenta de IARA), Rubén Kedikian, Rubén Kechichian, Juan Balian, Susana Dergarabedian, José Tabakian, Daniel Tchilinguirian y Mihran Dicranian (UGAB), Daniel Rizian (Cámara Argentino Armenia), Nechan Ichkhanian (Logia Ararat 404), Nélida Boulgourdjian y Cristina Tchintian (Fundación Memoria del Genocidio Armenio), Verónica Avakian y Milva Chorbadjian (HOM), Sergio Nahabetian y Fabiana Bojosian (Asociación Cultural Tekeyan), Leonardo Hekimian (Marash), Juan Kassargian (Asociación Cultural Armenia), Carlos Manoukian y Juan Sarrafian (Institución Administrativa de la Iglesia Armenia), Miguel Harutiunian (Cámara Argentino Armenia y Agrupación Representativa de los Armenios Migrantes en Argentina – ARAMA) y Vahram Ambartsoumian (ARAMA), Ricardo Gizirian (Hadjin Dun).

El museo del Genocidio Armenio

Rubén Kechichian, representante de UGAB, relató la actualidad del proyecto de la Fundación Memoria del Genocidio Armenio para construir un museo en un predio que fue cedido por la Ciudad de Buenos Aires a tal efecto: “Queremos que nos ayuden porque esto es importante, más para una ciudad como Buenos Aires que tiene tantas comunidades. La comunidad armenia se instaló acá por el genocidio”.

Hernán Reyes explicó que la ciudad tiene museos que retratan la vida de los inmigrantes y propuso “compartir esa experiencia” a través de una mesa de trabajo para “ver de qué manera podemos trabajar”.

Un Centro Tumo en Buenos Aires

Miguel Harutiunian, representante de la Cámara Argentino Armenia y de ARAMA, contó la experiencia del Centro Tumo en Armenia, el centro educativo gratuito para adolescentes de 12 a 18 años especializado en tecnología y diseño.

Al recordar que existían centros en ciudades como París, Beirut, Moscú, Tirana y Berlín, Harutiunian propuso la conformación de un Centro Tumo en Buenos Aires.

“Me gusta la idea y además nosotros tenemos el Distrito Tecnológico orientado a eso”, dijo María Eugenia Vidal. “Me gustaría conocer el proyecto y cómo funciona para presentarlo a la Ministra de Educación y que pueda tener un encuentro con ustedes”, fue el mensaje de la ex Gobernadora de la provincia de Buenos Aires.

La guerra de Artsaj

Sergio Nahabetian, representante de la Asociación Cultural Tekeyan, explicó la situación de la guerra de Artsaj en 2020 desatada por Azerbaiyán y Turquía y manifestó su preocupación por los prisioneros de guerra armenios, muchos de ellos todavía cautivos por el Gobierno azerbaiyano. “Hace tiempo que la política de Azerbaiyán es muy agresiva contra los armenios”, dijo Nahabetian, al tiempo que observó que muchos legisladores aceptaron viajes a Azerbaiyán. Por este motivo, propuso a María Eugenia Vidal que integre el Grupo Parlamentario de Amistad de Argentina-Armenia, una sugerencia que la candidata prometió analizar.

“Cuando uno defiende una causa como hacen ustedes, además del compromiso con el país, es fundamental tener voces de dirigentes políticos, diputados, senadores, representantes en las legislaturas y una voz en los espacios políticos. Más allá de los vínculos o las amistades que podamos construir desde la política hacia la comunidad, nada reemplaza tener un dirigente propio que represente sus valores e intereses. Otras comunidades lo han hecho”, fue el mensaje de Vidal.

Una ley contra el negacionismo

Juan Kassargian, representante de la Asociación Cultural Armenia, habló de la posibilidad de la presentación de una ley contra el negacionismo en Argentina: “En otros países que han cometido genocidios -como Alemania-, hay leyes que establecen como medida reparatoria la condena de la última etapa del genocidio, que es su negación”, detalló el abogado. En ese sentido, sugirió que la posible legislación pueda afectar solo a funcionarios del Estado.

“Me gustaría consultarlo con los diputados que son abogados y quienes han trabajado el código penal. Más allá de que esté de acuerdo con el concepto, mi duda es si esto no va a oponerse constitucionalmente a la libertad de expresión”, fue la opinión de María Eugenia Vidal. “Conceptualmente me parece bien que los funcionarios estén obligados a respetar la ley, si la ley reconoce el genocidio, y estén obligados a no negarlo. Pero me gustaría estudiar si eso se podría penalizar”.

El caso de Arshak Karhanyan

Por último, Juan Kassargian, quien también representa a la familia del policía de origen armenio Arshak Karhanyan desaparecido desde hace más de dos años, consultó a la candidata por su posición acerca del caso.

“Es muy terrible que una persona no aparezca en Argentina. Lo hemos vivido con Julio López, afortunadamente Santiago Maldonado y Facundo Astudillo Castro aparecieron pero fallecidos”, manifestó la candidata. “Cualquier desaparición me preocupa, pero más si es parte del Gobierno de la Ciudad y de la fuerza policial. Me preocupa también que haya pasado tanto tiempo sin saber qué pasó y entiendo que la familia tiene legítimo derecho de saber la verdad”, marcó Vidal, quien se mostró dispuesta a reunirse con la familia pero “de manera reservada” y sin que se saquen fotografías.

Compartir: