Noticias en idioma armenio

Otra valiosa pérdida para nuestra comunidad

Opinión

Madleine-1Todavía no repuestas de la dolorosa ausencia de nuestro fallecido compañero Carlos Luis Hassassian, nuestra comunidad e instituciones deben lamentar hoy la desaparición física de la Prof. Madeleine Arissian, quien supo ser maestra de idioma armenio del Colegio Jrimian, editora de la sección armenia del Diario ARMENIA y además tener diferentes responsabilidades en las estructuras de la FRA-Tashnagtsutiún.

Dueña de una envidiable cultura, la Profesora Arissian había llegado a la Argentina hace varias décadas proveniente de Egipto, donde había nacido. Apenas arribada al país comenzó su tarea docente en el Colegio Jrimian donde pronto supo ganarse el respeto de sus alumnos y pares por su capacidad docente y don de gentes, agigantado por su enorme desarrollo cultural que la facultaba para hablar correctamente cinco idiomas.

El Diario ARMENIA la tuvo en su redacción por muchos años. Allí Arissian no sólo escribió o tradujo noticias de varios idiomas, sino que a través de su autorizada pluma se refirió a diversos temas culturales armenios y universales a través de la publicación de numerosas notas de opinión en nuestras columnas.

No fue fácil su vida a partir de la decisión de separarse de su entorno familiar y radicarse en nuestra comunidad, donde se dedicó únicamente a su vocación de enseñanza y a su tarea periodística y cultural. Vivió frugalmente con sus magros ingresos y en los últimos años, ya cuando su salud comenzó a debilitarse, la Casa de Descanso de HOM le abrió sus puertas para cobijarla y devolverle algo del cariño y dedicación que ella supo prodigar a sus alumnos y compañeros.

Puede decirse que Arissian, al igual que otras maestras y maestros armenios priorizaron su pasión por la docencia dedicándose por completo a su apostolado en pro de la defensa de nuestra identidad armenia, dejando atrás la idea de su desarrollo económico personal. Lamentablemente, no parece que la comunidad haya tomado siempre la decisión correcta en dirección a asegurar a estos esforzados defensores de la educación armenia, un futuro económico acorde a sus merecimientos.

Madeleine era una persona muy especial con la que compartimos algunos años la tarea semanal de hacer el Diario ARMENIA. Era alguien firme en sus ideas y decidida a hacer que la cultura y literatura armenias tuvieran mayor difusión, aunque más no fuera en idioma español. Arissian fue columnista además de numerosos medios de prensa y revistas armenias de todo el mundo.

Su personalidad en extremo conservadora y poco amiga de mostrarse en público hizo que se dificultara formularle el reconocimiento que verdaderamente se merecía. Pero podemos dar fe que muchos de sus alumnos y compañeros concurrieron emocionados a darle el último saludo en el día de su inhumación.

Madeleine Arissian fue una destacada protagonista de la historia del Colegio Jrimian, del Diario ARMENIA y de la causa política que abrazó desde su juventud la FRA-Tashnagtsutiún.

Desde estas humildes líneas vaya nuestro homenaje a quien ofreció a la cultura e identidad armenia lo mejor de sí. Su militancia por la armenidad fue envidiable y digna de ejemplo para todos los que tuvimos el honor de conocerla.

Jorge Rubén Kazandjian

 

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora