Putin reveló que Aliyev había aceptado detener la guerra en octubre si regresaban los refugiados a Shushí y Pashinyan se opuso

17 de noviembre de 2020

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, dio fuertes declaraciones sobre la guerra de Artsaj el 17 de noviembre durante una entrevista con el canal de televisión Rusia 24. Putin afirmó que entre el 19 y 20 de octubre, convenció al presidente azerbaiyano Ilham Aliyev para que pusiera fin a las hostilidades en Artsaj (Nagorno Karabaj) con la condición de que los refugiados azerbaiyanos regresaran a la ciudad de Shushí, pero que el primer ministro de Armenia, Nikol Pashinyan, se opuso. “Pashinyan me dijo directamente que veía esto como una amenaza para los intereses de Armenia y Karabaj”, dijo Putin, según informó la agencia RIA.

En ese sentido, Putin afirmó que “la cuestión de la transferencia de Shushí nunca se planteó”, desmintiendo la afirmación de Pashinyan, quien aseguró que la única forma de terminar la guerra en ese momento era entregando las zonas adyacentes y Shushí. La propia Cancillería de Armenia había desmentido esa declaración de Pashinyan, luego de que el canciller Zohrab Mnatsakanyan renunciara al puesto.

Además, remarcó que era imposible mantener negociaciones en el marco del Grupo de Minsk de la OSCE por falta de tiempo. “Las fuerzas armadas de Azerbaiyán tomaron el control de Shushí. Y, como Pashinyan dijo honestamente, la situación era crítica para la parte armenia. Era posible que Stepanakert fuera capturado y hubiera más movimientos militares. En estas condiciones, a la parte armenia le interesaba detener de inmediato las hostilidades”, agregó, por lo que “las acusaciones de traición contra Pashinyan no tienen fundamento”.

Más adelante, dijo que “el estatus final de Karabaj no ha sido resuelto. Acordamos que por ahora mantendremos el ‘statu quo’, la situación actual”. Vladimir Putin luego opinó que Rusia no podía intervenir porque “según el derecho internacional, Karabaj siempre ha sido parte integral de Azerbaiyán”, y que “nadie invadió a Armenia, miembro de la OTSC”, mientras que “ni siquiera Armenia reconoció a Karabaj”.

“La cuestión de devolver a Azerbaiyán cinco, y luego otros dos distritos, que en realidad estaban bajo el control de Armenia, se ha planteado durante mucho tiempo”, dijo Putin y explicó que en 2013, en el marco del Grupo de Minsk de la OSCE, “Rusia formuló condiciones que podrían iniciar un proceso de paz”. “Y con esto, por cierto, todos los participantes en el proceso de Minsk, entre ellos los copresidentes -Rusia, Francia y Estados Unidos- estaban de acuerdo y mostraron su apoyo”.

Por último, dijo que “no se puede acusar a Turquía de violar la legislación internacional” por su participación en el conflicto, mientras que afirmó que “Erdogan entendió que la presencia de soldados turcos en la línea de contacto en Karabaj era una provocación”.

Compartir: