Noticias en idioma armenio

Reacciones comunitarias por la arremetida del Embajador turco contra el intendente de Bariloche

Luego de que el Diario ARMENIA diera a conocer la noticia de que el embajador de Turquía en Argentina Sefik Vural Altay había enviado una carta contra el intendente de San Carlos de Bariloche Gustavo Gennuso por haber participado del acto de conmemoración del Genocidio Armenio el pasado 24 de abril, Altay visitó Bariloche y se reunió con Gennuso.

El 31 de mayo, el Embajador turco se reunió con el intendente Gennuso y con el presidente del Concejo Deliberante Diego Benítez en el Centro Cívico Bariloche. Un mes atrás, Altay le había enviado una carta e la que acusaba a la comunidad armenia de “obstruir el camino a futuras iniciativas bienintencionadas” en un “momento en el cual observamos un rápido crecimiento en las relaciones entre Turquía y la Argentina”. “Debemos realizar esfuerzos conjuntos para evitar que la diáspora armenia, con la intención de crear una actitud hostil hacia Turquía y el pueblo turco de manera provocadora, sabotee la cooperación bilateral que tiene un potencial enorme a favor de ambos países y sus respectivos pueblos”, rezaba la carta del diplomático turco, dando a entender que la cooperación con el INVAP podría correr riesgos si los políticos argentinos se solidarizaban con el reclamo por el Genocidio Armenio.

Durante su visita a Bariloche, Altay visitó las instalaciones del INVAP, una empresa argentina estatal de alta tecnología. A principios de mayo, INVAP había anunciado una “asociación estratégica” con la empresa Turkish Aerospace Industries para desarrollar “una nueva serie de satélites para ingresar en forma competitiva en el mercado internacional de los satélites para telecomunicaciones de bajo peso y alto rendimiento”. Ambas empresas crearon GSATCOM, “una nueva empresa que tiene como meta el diseño y fabricación de satélites de telecomunicaciones geoestacionarios de nueva generación”. Altay se reunió con las autoridades del INVAP con quienes “mantuvo una reunión fructífera con sus autoridades donde intercambiaron opiniones sobre diversas áreas de cooperación”, según informó la Embajada turca.

“Le pediría a la Cancillería argentina que efectúe algún tipo de queja ante la injerencia manifiesta de una potencia extranjera ejerciendo presión contra los ciudadanos argentinos por el solo hecho de conmemorar una fecha reconocida por nuestro país mediante ley”, reclamó Carlos Margossian, presidente de IARA – Instituciones Armenias de la República Argentina. “¿Cuál es el límite que tiene un funcionario extranjero en la argentina? ¿La presión de un funcionario extranjero es más importante que las políticas nacionales o el interés de los propios ciudadanos?”, se preguntó Alfonso Tabakian, director del Consejo Nacional Armenio de Sudamérica, al ser consultado por el Diario ARMENIA.

“Es una clara intromisión del Embajador turco en cuestiones internas del país. Como ciudadanos repudiamos este tipo de presiones”, remarcó Bartolomé Ketchian, representante del Comité Central de la FRA-Tashnagtsutiún de Sudamérica, en el mismo sentido. “Argentina reconoce el Genocidio Armenio por ley nacional y hay que hacerla cumplir”, agregó Alfonso Tabakian.

Si bien Altay opinó que “el delito de genocidio está claramente definido por el derecho internacional y se requiere una investigación exhaustiva, además de una decisión judicial para el uso de esta palabra”, en Argentina el Genocidio Armenio está reconocido por los tres poderes del Estado. La Ley 26.199, que fue sancionada por el Poder Legislativo el 13 de diciembre de 2006 y promulgada por el Poder Ejecutivo el 11 de enero de 2007, declara el día 24 de abril de todos los años como “Día de acción por la tolerancia y el respeto entre los pueblos”, en conmemoración del genocidio del que fue víctima el pueblo armenio. En el ámbito del Poder Judicial, en 2011 el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 5, declaró con entidad de sentencia definitiva que “el Estado turco ha cometido delito de genocidio en perjuicio del pueblo armenio, en el período comprendido entre los años 1915 y 1923”.

“El embajador turco se mueve con absoluta soltura y desparpajo, entrometiéndose y cuestionando decisiones que tienen que ver con la libertad de expresión y que se ajustan a una ley nacional y provincial en relación al genocidio de los armenios. Me pregunto si en su país es posible este tipo de intromisiones y descaro. La comunidad armenia no tiene una actitud hostil hacia el pueblo turco sino hacia la política negacionista de su Estado”, opinó Hugo Kuyumdjian, presidente de la Asociación Cultural Armenia. Nélida Boulgourdjian, de la Fundación Memoria del Genocidio Armenio, señaló que era un tema que tenía que ver con la política de derechos humanos de Argentina “algo que está muy alejado de Turquía”. “Los políticos, que son quienes nos representan a nosotros como argentinos, tienen que frenar esto. Es un tema que incumbe a toda la sociedad argentina”, puntualizó Boulgourdjian.

Agustín Analian, miembro del Gomidé Aram Manukian de la FRA-Tashnagtsutiún, planteó que “condenar cualquier manifestación negacionista y totalitaria del Estado turco en territorio argentino constituiría un acto de coherencia por parte de la Cancillería argentina para con la normativa vigente. Al embajador hay que explicarle que en un Estado de derecho toda acción social y estatal encuentra sustento en la norma, previamente aprobada y de conocimiento público”. “El pueblo argentino ya tomó una decisión respecto al reconocimiento del Genocidio Armenio. Si busca una experiencia nueva que lo aleje de la mecánica de la autocracia no hay inconveniente alguno, lo invitamos a adoptar nuestro genuino modo de vivir en democracia”, destacó. El expresidente de la colectividad armenia de Córdoba Eduardo Torosian reflexionó que “como argentino descendiente de armenios masacrados por Turquía, deberíamos exigir a la Cancillería argentina un urgente pedido de disculpas por parte de este embajador representante de un país genocida y negacionista”. “Me pregunto qué actitud tomaría el Ministro de Relaciones Exteriores de nuestro país si el Embajador alemán enviara una nota similar reprochando a algún intendente el haber participado de un acto de recordación y homenaje a las víctimas de la Shoá”, cerró.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora