Noticias en idioma armenio

Resumen semanal: La mira en Artsaj

STATU QUO. Reunión cumbre entre Pashinyan y Aliyev rodeados de intermediarios internacionales.

La cuestión de Artsaj (Nagorno Karabaj) fue la protagonista de los últimos días. Apenas entrada la semana, la frontera armenio-azerí fue sede de ejercicios de ingeniería por parte del Ejército de Azerbaiyán, que intentó acercar sus posiciones hacia el pueblo Berdavan. Una vez más, la parte azerí abrió fuego en dirección a las posiciones armenias. Sin embargo, el ataque fue bloqueado y los ejercicios de ingeriería de los vecinos fueron suspendidos.

A pesar de que no hubo víctimas directas del lado armenio, ese mismo día el Ministerio de Defensa de Artsaj expresó sus condolencias a la familia de un joven de 19 años que fue herido de bala en una de las unidades militares. El caso se encuentra bajo investigación y las circunstancias del hecho no son claras. Pero lo claro es la falsa atmósfera de paz que garantiza un cese de fuego inexitente. La comunidad internacional es testigo de ello; por lo que intenta tomar cartas en el asunto aunque su accionar no asegure la vida de los jóvenes cumpliendo el servicio militar.

En este sentido, la semana pasada la OSCE llevó adelante un monitoreo del alto al fuego en la linea de contacto entre Artsaj y Azerbaiyán en Mardakert. El auxiliar de campo del representante del presidente activo de la OSCE, Mikhail Olarun y el asistente personal del representante Simon Tiller realizaron el trabajo de observación de las posiciones del ejército de defensa, guiados por miembros del Ministerio de Relaciones Exteriores y Defensa de Artsaj.

En relación a la cuestión de Artsaj, el hecho esperado de la semana fue el encuentro entre el primer ministro de Armenia Nikol Pashinyan y el presidente de Azerbaiyán Ihlam Aliyev en Viena, convocado por la copresidencia del Grupo Minsk. Nuevamente frente a frente, después de algunos meses desde la última vez que se cruzaron en Davos. Esta vez los mandatarios se sentaron en sus sillones, donde permanecieron más de tres horas rodeados de intermediarios internacionales. Al parecer los avances en las negociaciones en torno al conflicto tuvieron colores tibios como ya es costumbre. Los comunicados acerca del encuentro destacaron el ambiente constructivo, la consolidación del régimen de alto al fuego y la optimización de los mecanismos de comunicación directa. Por supuesto, los deseos de solución pacífica del conflicto nunca están ausentes en las conversaciones, e incluso las partes llegaron al acuerdo de implementar actividades humanitarias en la región. Dicho esto, la pelota pasó para los ministros de Relaciones Exteriores de ambos países, a los que se ha designado a continuar el diálogo con los copresidentes del Grupo de Minsk. Desde el punto de vista del Primer Ministro armenio, el encuentro fue positivo, aunque asumió que no hubo ningún giro revolucionario en las relaciones. Por su parte, Aliyev se jactó de su pequeña victoria al manifestar que las negociaciones son y continuarán siendo entre Armenia y Azerbaiyán, haciendo caso omiso al pedido de Pashinyan de incluir a las autoridades de Artsaj en el diálogo. La posición agresiva del mandatario azerí contempla incluso las intenciones de pasar por encima los tratados de estabilización del conflicto firmados hace unos años en Viena y San Petersburgo.

Pashinyan no regresó a Armenia sin antes reunirse con el canciller austríaco Sebastian Kurz y el presidente Alexander Van der Bellen con quienes discutió sobre el fortalecimiento de la relación bilateral, especialmente por medio de una cooperación económica. A su vez, subrayaron la importancia del acuerdo de Asociación Exhaustiva y Ampliada firmado por la Unión Europea y Armenia, y su ratificación por parte de los estados miembros del bloque.

Algunos días antes de este viaje de trabajo, tuvo lugar un encuentro con los protagonistas de la defensa de territorios armenios, es decir las autoridades operativas de las Fuerzas Armadas. El ministro de Defensa Davit Tonoyan hizo referencia a la situación política y militar de la región, como así también las consecuencias que pueden derivar de ella. De la mano del Ministro el cuerpo militar se informó sobre los principales retos en torno a la seguridad de Armenia y Artsaj, las amenazas existentes y cuestiones vinculadas a la solución del conflicto.

Nikol Pashinyan también apareció en escena abordando la situación económica actual y su anhelada revolución económica en el país. Según él, su modelo económico incluye también soluciones a las problemáticas de los miembros de las Fuerzas Armadas. Frente a decenas de oficiales uniformados presentó las reformas con condiciones favorables a resolver sus problemas sociales.

Puertas adentro: políticas domésticas

Una de las reformas implementadas de la era Pashinyan es la modificación del Código Tributario. Los déficits presupuestarios crónicos, la acumulación de deudas y un marcado desequilibrio entre producción nacional y consumo es la herencia del gobierno anterior que las nuevas autoridades intentan erradicar de su legado.

Algunas de las propuestas preliminares giran en torno a introducir un sistema impositivo unificado para microempresas que no superen la facturación anual de 20 millones de tram a partir del 2020. A su vez, se propone eliminar el sistema de tributación de patentes y hacerlo de acuerdo a principios generales, incrementar  los impuestos a las abscisas en la producción de tabaco y alcohol, reducir la tasa impositiva de empresas armenias no residentes y particularmente imponer un sistema de tasa única de impuestos a las ganancias fijado en 23% y reducirlo al 20% hasta el 2023. De este modo se intenta implementar un sistema equitativo de participación tributaria para todos los ciudadanos.

La carroza de reformas pasó el umbral del neoliberalismo y perdió el enfoque de justicia social al que hacen referencia las autoridades del nuevo gobierno con frecuencia. Las personas individuales o jurídicas que gozan de mayores ganancias se enriquecen a costas de quienes este sistema los empuja aún más a permanecer en los niveles de pobreza. En el marco de discusiones sobre estas reformas por parte de diferentes sectores, la reciente Comisión de Asuntos Económicos de la Federación Revolucionaria Armenia- quien ha constituido once comisiones especializadas sobre diferentes asuntos a los fines de construir política en ámbitos fuera de la Asamblea Nacional- llevó adelante un espacio de discusión que giró en torno a las reformas del código tributario. Por supuesto, a los ojos del socialismo la propuesta de una base impositiva unificada para todos no promueve valores de equidad entre los ciudadanos. Probablemente, advirtiendo estos cuestionamientos hacia las reformas, los miembros de diferentes bloques del Parlamento y del Ministerio de Finanzas que fueron invitados a la reunión dejaron sus sillas vacías.

En este sentido, las reformas tributarias supondrían un efecto en los niveles de consumo. Efecto negativo para los ciudadanos con menor poder adquisitivo que deben atarse de manos mientras recorren las góndolas de los supermercados. Al respecto, el Comité de Estadísticas de Armenia informó sobre el aumento de productos de necesidades básicas en un 4,6%. Entre los productos que sufrieron incrementos están el trigo, la harina, los lácteos y la carne de aves; alimentos que, según el Ministerio de Salud, deben estar incluidos en una dieta saludable.

Sin embargo, quien no goza de buena salud es precisamente este Ministerio. Hace sólo algunos días uno de sus viceministros fue arrestado por sospechas de soborno. Arsen Davityan fue asignado a su función de viceministro del Ministerio de Salud por parte de Nikol Pashinyan el año pasado. La situación aún no es clara y se espera desenredar la trama durante la semana entrante.

El mundo en campo local

El primer ministro Nikol Pashinyan se reunió con la presidente de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa Liliane Moury Pasquier, a quien incluyó como socia en su accionar hacia el desarrollo de la democracia y el fortalcimiento de la sociedad civil. El mandatario se jactó de su agenda de reformas en diferentes órdenes, considerando la cooperacion activa de las estructuras europeas. Por su parte, Moury Pasquier expresó que sigue los pasos de Armenia de cerca y no dudó en manifestarle sus halagos al cambio democrático de forma pacífica que lograron los ciudadanos bajo su liderazgo. Luego Pashinyan continuó su usual discurso a favor del fortalecimiento de las instituciones políticas y judiciales,  específicamente sobre el establecimiento de un poder judicial intependiente.

Los vínculos con el mundo occidental se profundizan. Esta vez de la mano del ministro de Defensa de Armenia Davit Tonoyan quien realizó una visita de trabajo a Estados Unidos. Allí se reunió con autoridades del Gobierno del Estado de Kansas con quien discutió sobre la cooperación de ambas regiones en la esfera de defensa, salud, agricultura y comercio. Días más tarde, Tonoyan tuvo su presentación en la Conferencia de Paz de la ONU en Nueva York, donde reafirmó el compromiso de Armenia de contribuir con los esfuerzos internacionales para asegurar la paz mundial. También formó parte de su agenda el encuentro con la comunidad armenia de Nueva York, frente a quienes negó rotundamente las posibilidades de ceder territorios armenios. Por el contrario, asumió que Armenia incrementará el número de unidades de combate y se inclinará hacia el principio de “una nueva lucha por nuevos territorios”. Ante estas declaraciones, el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Minsiterio de Defensa de Azerbaiyán protestaron por su tono agresivo. El colmo del Estado azerí; quien dispersa declaraciones amenazantes diariamente – véase como evidencia la cuenta personal de Twitter de su presidente.

La estrategia del nuevo gobierno son los lances para distintos frentes. La semana pasada se aprobó en la Asamblea Nacional la creación de una zona de libre comercio entre Irán y los países miembros de la Unión Económica Eurasiática. Por medio del documento aprobado, se reducirán temporalmente los impuestos aduaneros de exportación de varios bienes durante un plazo de tres años.

¿Supondría un riesgo para sectores económicos de Armenia, como la agricultura, de modo que arriben productos con menor costo que los producidos en el país? Según el primer ministro Nikol Pashinyan, este acuerdo no sólo tiene que ver con la importación desde Irán a Armenia, sino también la exportación de productos armenios al país vecino.

Seguramente un día antes de esta sesión, Pashinyan estaba pensando en colocar las 100.000 toneladas de papas que produce anualmente el país en Irán, mientras saludaba en el estadio a los hinchas de la selección de fútbol de Armenia. Su presencia ya es un ícono en los partidos de la selección y en esta oportunidad, más de uno prefirió la tradicional selfie con el Primer Ministro, antes que ver la derrota contra Finlandia en el marco de la Eurocopa 2020.

 

Betty Arslanian
Corresponsal en Ereván
beatrizarslanian@gmail.com

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora