Noticias en idioma armenio

Sarkissian celebra el 30° aniversario del movimiento popular de Karabagh

artsaj-30-qEreván (RFE/RL).- El presidente Serge Sarkissian celebró el martes 20 de febrero el 30º aniversario del comienzo del movimiento popular para lograr la unificación de Nagorno Karabagh con Armenia. En este sentido expresó que el mismo marcó el “resurgimiento del pueblo armenio”.

En aquella fecha, la asamblea legislativa de Karabagh, por entonces una región autónoma de la Azerbaidján soviética, votó a favor de la unificación del territorio con Armenia. La decisión se tomó en medio de grandes manifestaciones que tuvieron lugar en Stepanakert y que rápidamente desencadenaron grandes concentraciones en Ereván.

Sin embargo, en ese momento, tanto las autoridades soviéticas como las azeríes rechazaron tales demandas, realizándose contramanifestaciones y pogromos antiarmenios en el país islámico en 1988. Cuando la Unión Soviética cayó en 1991, el conflicto se convirtió finalmente en guerra.

Alrededor de siete mil combatientes armenios y más de mil doscientos civiles -en su mayoría de Artsaj- murieron durante la guerra, que finalmente fue interrumpida mediante una tregua mediada por Rusia en mayo de 1994. En 2014, Azerbaidján publicó una lista incompleta que hablaba de la muerte de 11.500 combatientes. A su vez, su difunto expresidente Heydar Aliev había hecho referencia de unos 21.000 fallecidos entre militares y civiles. Ambas partes sufrieron muchas más bajas  en las violaciones del cese al fuego que han ocurrido desde 1994.

Tras los casi tres años de feroces combates, Armenia quedó con el control casi completo de Karabagh y los siete distritos que lo rodean. Además, los esfuerzos internacionales para detener el conflicto aún no han alcanzado éxito.

Sarkissian afirmó que los armenios de Artsaj hubieran enfrentado el “exterminio físico” si no hubiesen tomado las armas y ganado la guerra. “Ahora, tres décadas después, podemos afirmar con confianza que el Movimiento Karabagh salvó cientos de miles de vidas”, continuó en su declaración.

El presidente también dijo que la población sigue enfrentando las mismas amenazas hacia su seguridad que en 1988, en clara alusión a retórica belicista de los dirigentes azeríes que dicen que van a reconquistar por la fuerza el territorio en disputa.

Recientemente, en una reunión realizada el lunes con un enviado de la Unión Europea, el líder azerí Ilham Aliev condenó nuevamente la “ocupación armenia” de Karabagh. En la misma dijo que la “posición hipócrita y poco constructiva” de Ereván es el principal obstáculo para la resolución del conflicto. Más temprano, Sarkissian insistió que las demandas “maximalistas” de Bakú son las responsables de la falta de progreso en las conversaciones de paz entre ambos países.

Nacido y criado en Stepanakert, el actual presidente fue un miembro activo del movimiento de 1988 y comandó las fuerzas armenias entre 1991 y 1992. Además, luego se convirtió en ministro de Defensa de Armenia y ocupó otros puestos de alto nivel en Ereván.

Las celebraciones oficiales del 30º aniversario realizadas a principios de la semana contaron las presencia de miles de personas.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora