Se cumplen 30 años de la independencia de la República de Artsaj

10 de diciembre de 2021

Hace 30 años, el 10 de diciembre de 1991, se realizó un referéndum nacional en el Óblast Autónomo de Nagorno Karabaj en el cual el 99,89% votó por la independencia.

El referéndum constituyó la base para la conformación de la República de Artsaj (Nagorno Karabaj), actualmente sin reconocimiento internacional y bajo ocupación y amenaza de una nueva guerra por parte de Azerbaiyán.

La Cancillería de Artsaj emitió un comunicado en la fecha en la que recordó que “el referéndum se llevó a cabo en pleno cumplimiento de la legislación nacional vigente en ese momento, los procedimientos democráticos y las normas del derecho internacional. Se crearon todas las condiciones necesarias para la realización de un referéndum en todo el territorio de la República. El 82% de los ciudadanos con derecho a voto participó en la votación”. Fue por ese referéndum que Azerbaiyán desató “una guerra a gran escala contra Artsaj y su pueblo”, recordó la Cancillería.

“El referéndum sobre la independencia en Artsaj fue otro intento de la parte de Artsaj de prevenir la guerra inminente y de trasladar la resolución del conflicto entre Azerbaiyán y Karabaj al plano legal y político. Sin embargo, Azerbaiyán ignoró las medidas tomadas por Artsaj para resolver el conflicto por medios pacíficos y democráticos y el día de las elecciones sometió a Stepanakert, la capital de la República, a un bombardeo masivo de artillería, como resultado de lo cual decenas de civiles resultaron muertos y heridos”, rememoró la diplomacia de Artsaj.

“El pueblo de Artsaj ha reafirmado en repetidas ocasiones su determinación de fortalecer y desarrollar la condición de Estado soberano en posteriores referendos constitucionales. El 10 de diciembre de 2006, la primera Constitución del país fue adoptada en Artsaj en un referéndum nacional. El 20 de febrero de 2017, el pueblo de Artsaj votó a favor de la nueva Constitución en un referéndum regular, confirmando así sus decisiones anteriores y su voluntad de continuar el camino de la construcción de un estado independiente. Lamentablemente, las expresiones de la voluntad del pueblo de Artsaj y sus aspiraciones democráticas se convirtieron en una oportunidad perdida para la comunidad internacional que, de ser reconocida, podría haber evitado las guerras desatadas por Azerbaiyán contra nuestro país y salvado miles de vidas inocentes”, marcó la Cancillería de Artsaj.

“Azerbaiyán fue el iniciador de tres guerras desatadas con el objetivo de destruir Artsaj en 1991-94, 2016 y 2020. En los años de entreguerras, socavó deliberada y sistemáticamente los esfuerzos de mantenimiento de la paz de los mediadores internacionales al adoptar una posición extremadamente intransigente y destructiva en todos los asuntos durante las negociaciones. La continuación de esta política agresiva ha sido la negativa de Bakú a llevar a cabo negociaciones sustantivas después de la guerra de 44 días en 2020 para excluir la posibilidad de lograr una solución integral del conflicto. La evolución de las propuestas de los mediadores internacionales demuestra su comprensión de la imposibilidad de que Artsaj sea parte de Azerbaiyán y el reconocimiento del papel clave del pueblo de Artsaj en la determinación de su estatus político. En particular, al negarse a negociar, Bakú, contrariamente a los esfuerzos y propuestas de los Copresidentes del Grupo de Minsk de la OSCE, está tratando de imponer los resultados del uso ilegal de la fuerza como un hecho consumado”, marcó el comunicado.

“Recalcamos una vez más que el reconocimiento del derecho inalienable a la libre determinación realizado por el pueblo de Artsaj es la única forma de poner fin al conflicto entre Azerbaiyán y Karabaj y crear las condiciones para eliminar sus consecuencias, incluida la liberación de todos los territorios ocupados. y encontrar una solución a largo plazo, justa y sostenible al problema de los refugiados y otras cuestiones pendientes”.

“El referéndum sobre la independencia es una base legal sólida para la condición de Estado de Artsaj, creado con el objetivo de salvar al pueblo de Artsaj de la amenaza de la aniquilación total, que emanó y sigue emanando de la política militante de Azerbaiyán, donde el odio contra los armenios y la ideología genocida son la base de la construcción del Estado”, denunció Artsaj.

“Fortalecer el estado de Artsaj y lograr su reconocimiento internacional son una prioridad absoluta para las autoridades y el pueblo de Artsaj, ya que tener un estado nacional con un estatus de sujeto legal internacional es la condición clave y el medio para preservar y desarrollar a las personas. La lucha del pueblo de Artsaj por su condición de Estado independiente es una lucha por la libertad, los derechos fundamentales y la paz, así como por un futuro seguro y digno”, finalizó el texto.

Compartir: