Shushí resiste los ataques de Azerbaiyán

06 de noviembre de 2020

El Ejército de Defensa de Artsaj repelió varios intentos de incursiones blindadas azerbaiyanas el 5 y 6 de noviembre, según informó el Ministerio de Defensa de Armenia. En un video publicado por el Ministerio en sus redes sociales, se anunció la destrucción de una columna de vehículos blindados azeríes destruidos, incluido un tanque de batalla T-72, dos BMP-2 y varios SandCat MRAP rodeados por cuerpos de soldados azerbaiyanos. El video fue geolocalizado en el desfiladero al sur de Berdzor, que la portavoz del Ministerio de Defensa armenio, Shushan Stepanyan, apodó “Valle de la Muerte”.

En su conferencia de prensa nocturna, el representante del Ministerio de Defensa de Armenia Artsrun Hovhannisyan anunció que en el transcurso de dos días de combates en Shushí, los asaltos azeríes fueron rechazados de manera decisiva en todas direcciones mediante el uso coordinado de fuego de artillería y puntería precisos. Algunos miembros de la milicia local, formada en las áreas circundantes, también emplearon su conocimiento nativo de la topografía regional para ayudar a perseguir a los rezagados azeríes. “Si el 8 de mayo de 1992 en la historia de Armenia se marcó como el Día de la Liberación de Shushí, estos últimos días se registrarán como los días de la defensa de Shushí”, enfatizó Hovhannisyan.

Hovhannisyan también dijo que la “operación de barrido” en curso había despejado la carretera de Berdzor de cualquier amenaza inmediata el 5 de noviembre, pero la carretera vital permanecía temporalmente cerrada al tráfico civil hasta que los proyectiles azeríes sean empujados hacia atrás lo suficientemente fuera de alcance.

Durante la noche en Stepanakert, Armenia denunció que los misiles azerbaiyanos destruyeron una casa y mataron a tres residentes, una anciana y sus dos nietos, lo que se sumó al creciente número de muertos entre la población civil pacífica. “La comunidad internacional hace la vista gorda ante la situación aquí, la catástrofe humanitaria en Artsaj y los crímenes de guerra perpetrados por Azerbaiyán, Turquía y los terroristas”, dijo el ombudsman de Artsaj, Artak Beglaryan. Beglaryan dice que más de 50 civiles fallecieron hasta ahora y más de 150 personas resultaron heridos. La oficina del Ombudsman de Artsaj también informó que Azerbaiyán bombardeó el campamento arqueológico en Tigranakert, otro ejemplo de sus ataques deliberados en lugares de importancia cultural.

Compartir: