Noticias en idioma armenio

¿Turkish Airlines sponsor de River Plate?

Opiniones y repercusiones dentro de la comunidad armenia
Camiseta de River con Turkish Airlines

Imagen no oficial. Retocada digitalmente.

La dirigencia de River viene barajando desde hace meses la posibilidad de aceptar la propuesta de la aerolínea de bandera de Turquía, Turkish Airlines, para ser el main sponsor de la camiseta millonaria. Lo cierto es que pocas veces hubo tanta resistencia a un auspiciante.

Fuentes muy cercanas al club millonario explicaron al Diario ARMENIA que la negociación se encuentra muy avanzada aunque no está confirmada en un 100%. El acercamiento que se había producido a fines de 2018 gracias a la gestión del vicepresidente del club y dueño del Banco Macro, Jorge Brito, volvió a tomar impulso luego de meses en los que River no recibió ninguna otra propuesta.

Según la misma fuente, Gustavo Balabanian, miembro de la comisión directiva, no fue consultado ni tenido en cuenta para la eventual decisión. En este sentido, el periodista Agustín Colombo sostuvo en el diario Perfil que «Turkish Airlines ofreció 5 millones y medio de dólares por temporada durante tres años. River aceptará la propuesta a pesar de la resistencia de Matías Patanian (ex vicepresidente) y del vocal Gustavo Balabanian, ambos de origen armenio, una comunidad que le exige al Estado turco el reconocimiento del genocidio perpetrado durante la Primera Guerra Mundial. La aerolínea pertenece en un 49% al Estado turco, y en un 51% a capitales privados». Por su parte, el diario Clarín dio cuenta de que el embajador de Turquía en Argentina, Sefik Vural Altay, estuvo presente en el Monumental para ver el partido entre River e Independiente el 17 de marzo.

El periodista Pablo Carrozza indicó que «se vivieron momentos de muchísima tensión» y que «la dirigencia de River hoy está partida por este tema». En el programa Fútbol al horno por Canal 26, Carrozza señaló que la comunidad armenia «es muy importante no solo en la dirigencia de River: hay muchos hinchas que son armenios».

 

 

En una encuesta realizada entre los seguidores del Diario ARMENIA, un 88% indicó que le molestaba esa situación, mientras que un 12% se mostró indiferente, dentro de un total de 238 votos, mientras que algunos lectores hicieron sus comentarios sobre el tema. «Como Armenio e hincha de River, me duele. Una pena que los intereses económicos prevalezcan por sobre un hecho histórico tan doloroso para el pueblo armenio. Parece que importa más la plata que la historia. No la compraría jamás», opinó Leandro Parsechian. «Si digo que en la República de Armenia se venden productos envasados de Turquía que consume el pueblo, ¿de qué me van a calificar?», dijo, por su parte, Miguel Nalpatian, haciendo referencia a la inexistencia de un boicot generalizado a empresas turcas por parte del pueblo armenio. «Cualquier institución necesita fondos para sostenerse y progresar. Sin embargo, la aerolínea de bandera turca representa mucho más que un negocio, está ligada a un Estado que constantemente viola los derechos humanos; asimismo, no respeta las minorías kurdas y mantiene una política estatal negacionista del Genocidio Armenio», resaltó Lucas Koussikian.

La información sobre la negociación, que circula desde septiembre de 2018, generó una breve campaña desde Instituciones Armenias de la República Argentina (IARA), el espacio de coordinación de todas las instituciones comunitarias, con el slogan «No a Turkish Airlines en el fútbol argentino».

«Turkish Airlines, como empresa estatal de Turquía, representa los intereses del régimen de Recep Tayyip Erdogan, un gobierno negacionista, autoritario, que persigue y encarcela a opositores y periodistas, con especial énfasis en los kurdos y armenios», denunciaba el comunicado, que pedía «a los dirigentes del fútbol argentino que no permitan que se usen los colores que aman para lavar la imagen de un régimen denunciado por los más importantes organismos de derechos humanos de todo el mundo, como Amnistía Internacional, Human Rights Watch y Reporteros Sin Fronteras».

En marzo de 2018, dos universidades argentinas intentaron llevar adelante unas conferencias patrocinadas por Turkish Airlines y tituladas «1915, el año más largo del Imperio Otomano», denunciadas por la comunidad armenia como actividades negacionistas. Tras la movilización comunitaria y el pedido de explicaciones hacia los organizadores por parte del Consejo Nacional Armenio, ambas universidades cancelaron las conferencias. La actividad tuvo que realizarse finalmente en un ámbito privado, en el Centro Islámico de la República Argentina, que fue finalmente sede de la actividad negacionista.

Intervención sobre el afiche de Turkish Airlines por parte de los jóvenes de la comunidad. Año 2010.

Intervención sobre el afiche de Turkish Airlines por parte de los jóvenes de la comunidad. Año 2010.

La aerolínea había intentado acercarse a Racing en 2015, pero en ese momento se encontró con el rechazo del presidente Víctor Blanco. Un año antes, en 2014, Matías Lammens rechazó el sponsoreo de Azerbaiyán a la camiseta de San Lorenzo. Según se conoció luego, los funcionarios azerbaiyanos exigían que no hubiera armenios en la comisión directiva del club. Lammens, quien fue criado por su tío de origen armenio, recibió un reconocimiento por parte de la Unión General Armenia de Beneficencia por su decisión meses después.

El periodista Maximiliano Benozzi del diario Clarín escribió el sábado 23 de marzo que «otra complicación que había surgido tuvo que ver con el rechazo de la comunidad armenia que tiene la Argentina, dado el encono hacia el gobierno turco por el denominado ‘genocidio armenio'». El director del Consejo Nacional Armenio de Argentina (CNA), Nicolás Sabuncuyan, le escribió en Twitter al periodista de Clarín manifestando su preocupación por la desafortunada frase. Benozzi reconoció el error y terminó cambiando el texto «el denominado ‘genocidio armenio'», usado generalmente por los representantes del lobby de Turquía y Azerbaiyán para poner en duda el hecho, por «el histórico reclamo hacia el Estado turco por el Genocidio Armenio».

 


Sobre este intercambio, Nicolás Sabuncuyan explicó: «Esporádicamente en la prensa local emergen expresiones que relativizan el Genocidio Armenio, contribuyendo así al negacionismo. A pesar de que el Genocidio Armenio fue reconocido por los tres poderes del Estado argentino, todavía queda un largo camino para que esta temática sea comprendida e incorporada plenamente a los distintos estamentos de la sociedad, especialmente en los medios masivos. Desde nuestra institución intentamos no incentivar el encono hacia aquellos que involuntariamente puedan expresarse de esta manera, sino que apostamos al trabajo en educación y al contacto permanente con los medios». 

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora