Noticias en idioma armenio

Un informe detalla la destrucción de un viejo cementerio armenio en Azerbaidján

Ereván (RFE/RL).- Un informe detallado publicado por una revista de arte estadounidense arrojó más luz sobre la destrucción de un antiguo cementerio armenio en el enclave de Najicheván.

El mismo, ubicado en Djulfa, un pequeño pueblo cerca de la frontera con Irán, solía tener la mayor colección de piedras tradicionales con la cruz armenia o “Jachkar”, que datan de los siglos IX a XVI. Varios videos que aparecieron a fines de 2005 mostraban a militares azeríes rompiendo estas lápidas protegidas por la UNESCO, hecho que llevó a la condena del parlamento europeo y otros organismos.

El gobierno de Azerbaidján negó la destrucción en aquel entonces. Sin embargo, un año más tarde, un artículo de 2006 del London Institute of War and Peace Reporting confirmó la desaparición del cementerio.

Una nota publicada el mes pasado por la revista Hyperallergic.com presentó más detalles de la destrucción de miles de piedras con cruces, inscripciones y patrones armenios. Sus autores, el profesor de ciencias políticas nacido en Armenia, Simón Maghakyan, y la académica de la Universidad de Yale, Sarah Pickman, comparan este “borrado de la cultura armenia indígena” con la destrucción de Palmira en Siria a manos del ISIS.

Maghakyan, quien reside en Denver, insistió en que el gobierno azerbaiyano cometió un “genocidio cultural” y un crimen de lesa humanidad. “No se trata solo de los Jachkar de Djulfa. Estamos hablando de la completa destrucción de la herencia armenia de en Najicheván”.

También afirmó que 89 iglesias armenias, 5.800 Jachkar y 22.000 lápidas fueron destruidas en esta provincia desde 1997 hasta 2006. “Incluso en Armenia occidental, donde las autoridades turcas eliminaron alrededor de 3.000 iglesias armenias, todavía podemos encontrar restos ellas, y algunas incluso fueron renovadas. Pero en Najicheván no se han dejado rastros de la cultura armenia”.

A su vez el profesor agregó: “Estoy muy contento de que muchos azeríes, que nos ayudaron con nuestra investigación, también condenen esto”. En este sentido destacó a Arif Yunus, un defensor exiliado de derechos humanos, y Akram Aylisli, un autor que ha soportado años de intimidación después de escribir sobre las masacres de armenios en Azerbaidján.

Las autoridades de este país islámico se han negado a permitir que los inspectores internacionales visiten el sitio del cementerio. En 2011, el entonces embajador de Estados Unidos en Bakú, Matthew Bryza, viajó a la región, pero se le prohibió inspeccionar el lugar.

“Tal obstáculo hace que la verificación independiente sea difícil, pero la gran cantidad de evidencia forense que Maghakyan y Pickman presentan hace un caso sólido al menos para no ser pasado por alto”, escribió el periódico británico “The Guardian” en un artículo del 1º de marzo sobre dicho informe.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora