Noticias en idioma armenio

Un tesoro de valiosos recuerdos llamado Houshamadyan

Familia armenia en Arapkir, de identidad desconocida (fuente: Archivo Nacional de Armenia, Ereván).

¿Qué canciones se cantaban en Arapkir, cuáles eran las comidas tradicionales de Mush, en qué consistían los remedios caseros de Jarpert, cómo eran las iglesias de Van, cómo se celebraban los festivales en Sasún? Limitado era lo que conocíamos hasta ahora sobre la vida de los armenios en la Armenia occidental, Cilicia y otras zonas de Asia Menor durante la época otomana. Nos referimos a todo el espectro cultural relacionado con la vida cotidiana: música, canciones, festivales, danzas, cocina, tradiciones, oficios, medicina casera, arquitectura civil y religiosa, etc.

Eran escasas, hasta hace una década, las fuentes armenias que detallaran todo aquello. Y las fuentes turco-otomanas, accesibles sólo en ese idioma, no reflejaban el punto de vista armenio sobre el quehacer cotidiano. Un vacío histórico y cultural que desde 2010 viene llenando Houshamadyan, un encomiable proyecto destinado a “reconstruir la vida de ciudades y pueblos armenios en el período otomano”.

Asociación sin fines de lucro con sede en Berlín, Houshamadyan hace honor a su nombre compuesto: antiguo libro manuscrito (madyan) lleno de recuerdos (housher). Y tal como su nombre lo indica, es una recopilación de datos históricos hasta ahora desconocidos o muy poco difundidos de lo que fue la vida, obra y costumbres de los armenios durante siglos -en la Armenia occidental y en el resto de Anatolia- hasta el annus horribilis de 1915.

Cabe aclarar que no se trata de un sitio donde se investiga sobre el Genocidio. De esos hay muchos. Houshamadyan es un sitio que nos cuenta cómo vivían los armenios antes del Genocidio. Fotografías familiares, datos autobiográficos, grabaciones musicales, correspondencia epistolar, mapas, datos demográficos, descripción de pueblos, ciudades, vestimentas, comidas y juegos infantiles, forman parte del vasto repertorio de documentos ofrecidos al lector e investigador.

En los últimos años, la realización de proyectos conjuntos con colegios e instituciones en diversos sitios de la diáspora armenia, han permitido que Houshamadyan saliera de su sede habitual para recopilar elementos históricos en posesión de familias armenias dispersas en todo el mundo. Fotos, documentos antiguos y hasta objetos de uso cotidiano que han podido ser rescatados de la destrucción y el saqueo del patrimonio colectivo e individual de los armenios, podrán ser apreciados de ahora en más en una colección de archivos de incalculable valor, gracias al trabajo de hormigas de Houshamadyan.

Esta iniciativa que crece desde el primer día y que se mantiene gracias a donaciones de particulares y la colaboración de varias instituciones armenias, lleva a cabo también convenciones científicas, conferencias y presentación de material de archivo. Pero sin duda, lo fundamental es el llamado que hace a todos los armenios de la diáspora a prestar todo documento histórico valioso para ser archivado y digitalizado.

¿Qué habrán redescubierto esta vez? es la pregunta que me hago en cada ocasión, al recibir una notificación de correo electrónico de Houshamadyan. De suscripción gratuita para todos aquellos que estén interesados, este innovador proyecto www.houshamadyan.org nos ofrece en idioma armenio, inglés y turco, una valiosa colección de recuerdos locales de la patria que nos fue arrebatada.

El exterminio de la población autóctona de la Armenia occidental durante el Genocidio marcó también el fin de una civilización milenaria en su lugar de origen. Es muy difícil de imaginar, en su conjunto, todo aquello que el crimen de lesa humanidad dejó allí definitivamente trunco. Pero nada está perdido cuando proyectos como Houshamadyan se encargan de reconstruir la vida de nuestros ancestros en su patria histórica. De mantener viva la memoria de quienes tuvieron que dejarlo todo y de permitirnos revivir ese pasado, aunque más no sea, a través de nuestras pantallas.

Dr. Ricardo Yerganian
Exdirector del Diario ARMENIA
ryerganian@diarioarmenia.org.ar

Escena de Izmit (colección Michel Paboudjian).
Boda tradicional en Mush, pintura de Garabed Nichanian, 1890 (fuente: Biblioteca Nubarián, París).

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora